Skip to Navigation

Vuelve a salir Sol

 

Amanece en Madrid al calor de las informaciones de la madrugada pasada. Las imágenes de las agresiones, ocurridas frente al Ministerio del Interior, viajan por las redes sociales. También lo hace la convocatoria para la manifestación que saldrá desde Atocha, dirección Paseo del Prado, con parada en el Ministerio del Interior y final en la Puerta del Sol. Este recorrido, consensuado en la Plaza de Jacinto Benavente dos horas después de las cargas de los antidisturbios, es con el que se convoca a la ciudadanía para salir a la calle en señal de repulsa.



Pasan quince minutos de las ocho de la tarde. Los manifestantes van llegando. Cruzan el paso de peatón del Paseo del Prado y se suman a la mayoría que espera en la Cuesta del Moyano. Otros se arremolinan en la acera del Museo Reina Sofía, a la espera de tomar la calle. El clima es festivo. Globos, confeti. Hay alegría. Y expectación. Se sabe que la Puerta del Sol ha dejado de estar sellada por la policía. El metro funciona con normalidad y los ciudadanos pasean por la plaza sin problema. La ilusión es grande. Después de tres días de resistencia, la vuelta al origen, al símbolo, inspira los pasos de los convocados.

La manifestación se activa, invadiendo la calzada y frenando el tráfico de la glorieta. Desde los márgenes no dejan de aparecer ciudadanos que se suman a la marcha. Rodean la llamada Fuente de la Alcachofa y toman el Paseo del Prado, cortando ambas direcciones. Con paso ligero, y entre consignas, todas ellas políticas, los marchantes transitan Neptuno sin apenas reparar en el Congreso de los Diputados y su dispositivo policial a la espalda. Manifestantes corean: “¡Si tocan a una, nos tocan a todas!”. Se suceden Cibeles y Colón en el itinerario hasta llegar a la primera y única parada programada de la marcha: el Ministerio del Interior.

(Foto: gbl)

Furgonetas de policía y antidisturbios enmarcan el recorrido al Ministerio. Un cordón policial protege la fachada. Los manifestantes rodean el edificio, respetando el cordón. Uno los agredidos la noche anterior ofrece una flor a la policía que custodia el edificio. Minuto de silencio y estruendo posterior. Gritos, aplausos. “¡El pueblo, unido, jamás será vencido!”. Y, entre el bullicio, algunos proponen reanudar la marcha. “¡A Sol!”. Son cerca de las diez y aproximadamente cuatro mil personas caminan por el Paseo de Recoletos con destino el Kilómetro 0.

En Cibeles, la marcha deja atrás el Ayuntamiento iluminado y escala la calle Alcalá. Hay esperanza. “¡Esta noche sale el sol!” formulan en un rugido emocionante. Algunos no pueden contenerse, mantener el paso. Corren. Otros hacen vibrar el metal de las vayas metálicas que protegen la obra del antiguo Hotel París y entran en la Puerta del Sol entonando al unísono “¡Libertad, libertad!”. La policía observa desde los laterales. Abrazos. Lágrimas. La plaza se llena de ciudadanos, de mensajes reivindicativos.

Celebran una Asamblea después de las once y deciden, por consenso directo, devolverle a la plaza el mensaje que hace tres días podía leerse a los pies de la estatua ecuestre de Carlos III: “Dormíamos. Despertamos. Plaza tomada”. Las propuestas se suceden y, antes del grito mudo, pasando la medianoche, uno de los heridos por los antidisturbios es recibido con una ovación. “¡Tú sí nos representas!”, se oye. “Estoy convencido del movimiento”, dice. “Hay que seguir la lucha”. También se hace mención en la Asamblea a los detenidos la noche anterior. “¡Si tocan a una, nos tocan a todas!”.

Ya de madrugada, colocan una mesa donde estaba el antiguo punto de información y recuerdan que el movimiento sigue -en los barrios, en los pueblos, en las plazas-. Queda mucho trabajo por hacer, precisan desde el megáfono, pero a partir de mañana. Esta noche es para celebrar que Sol sigue vivo.

(Foto: gbl)

 

 

 

 

Air Jordan IV 4 Retro Snake Skin

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.