Skip to Navigation

Grecia

Grecia · Asamblea General de los Trabajador@s de VIOME · 15.01.2018

Pueden solidarizarse con nuestra lucha firmando y difundiendo la carta adjunta o mandando un mensaje de solidaridad al correo electrónico: viomesynergatiki@yahoo.gr

Migrantes, Grecia · 16.04.2016

De Lesbos, témoignage sur la situation des migrants

vendredi 15 avril 2016, par Natalie

Mytilène est la capitale de l’île de Lesbos d’où les premières déportations de réfugiés ont commencé lundi 4 avril vers la Turquie, la deuxième ayant eu lieu vendredi.

Mytilène es la capital de laisla de Lesbos. Desde allí comenzaron las deportaciones de refugiados hacia Turquía, el lunes 4 de abril y otra nueva este pasado viernes.

Dans les environs immédiats de Mytilène se trouvent cinq camps, dont trois autogérés : Better Days for Moria, Pikpa, No Border Kitchen. Le premier est maintenant vide, les deux suivants sont menacés d’expulsion.

En el entorno inmediato de Mytilène existen 5 campos de los que 3 son autogestionados: Better Days of Moria, Pikpa, No Border Kitchen. El primero está ahora mismo vacío y los otros dos amenazados de cierre.

Reste les deux camps officiels qui sont, d’une part, le fameux camp de Moria, le hotspot de Lesbos où tout le monde doit aller se faire enregistrer et faire éventuellement sa demande d’asile. Ce camp, fermé (d’où on ne peut sortir) depuis quelques semaines, est constitué de containers alignés derrière trois rangées de barbelés avec des miradors à chaque coin, une prison en somme, qui, même lorsque l’on a vu de près les centres de rétention français, glace le sang ; d’autre part Kara Tepe (tout le confort moderne à la façon HCR, des tentes en dur avec chauffage à l’intérieur, jardin d’enfants, aires de jeux de ballon...) qui est géré par la municipalité de Mytilène appuyée par des ONG, et qui serait ouvert, ce qui reste à vérifier.

Quedan los dos campos oficiales que son, por una parte, el famoso campo de Moria, el hotspot de Lesbos en el cual todo el mundo debe ir para regisrarse y hacerse acreedor como demandante de asilo. Este campo cerrado desde hace semanas (del que no se puede salir), está constituido por contenedores alineados detrás de hileras de alambre de púas con torres de vigilancia en cada esquina, en suma una prisión que, incluso para quienes vimos de cerca los centros de detención franceses, nos deja la sangre helada; en segundo lugar, Kara Tepe (todas las comodidades modernas a la forma ACNUR, tiendas con calefacción, cubierta dura, jardín de niños, juegos de pelota áreas ...) que es administrado por el municipio de Mitilene apoyado por las ONG y que, afalta de verificar, parece permanecerá abierto.

Migrantes, Grecia · 21.03.2016

La cosificación. O esas cosas que hacemos con los migrantes forzados

Reciproka Subteno      marzo 21, 2016


 “Theodor Adorno, entre otros, afirmaba que la sociedad y la conciencia han sido casi completamente cosificadas. A través de este proceso, las prácticas y las relaciones humanas llegan a ser vistas como objetos externos. Lo que está vivo termina siendo tratado como una cosa inerte o abstracción. Se trata de un cambio de los acontecimientos que se experimenta como natural, normal, inmutable.”

John Zerzan, “Esas cosas que hacemos”


Desde la madrugada de este domingo, Europa aplicará sobre los migrantes forzados un ‘acuerdo’ (¿quién está de acuerdo?) que incluye la fórmula de que por cada sirio “devuelto” de las islas griegas (¿y el resto de personas de otras nacionalidades?), los estados miembros acogerán a otro sirio directamente procedente de territorio turco, priorizando aquellos que no hayan intentado entrar de “forma irregular” en la UE. Parecen las enrevesadas instrucciones de un juego de rol, de un juego de mesa. De oca a oca y tiro porque me toca; te lo cambio, que este lo tengo repe. Y siempre que el total no sume mas de 72.000 personas. Números, mercancías con derecho a devolución.

Es lo mismo que ocurre al etiquetar, afirmando que una persona es “indocumentada”, “sin papeles”, “ilegal”… los seres humanos no pueden ser ilegales o no tener papeles (como si faltase las instrucciones de uso del aparato o la garantía o la factura). Sólo las cosas pueden tener esa adjetivación. La cosificación permite y sustenta la existencia de fronteras y la insolidaridad.

No entraré en puntos como “devolver a un país seguro”, entendiendo sorpresivamente que puede serlo Turquía, que actualmente bombardea y asesina a su propia población en Kurdistán, como ya hizo con los armenios en el pasado. Tampoco entraré en la ingente cantidad de recursos que se emplean para hacerlo mal, cuando se puede hacer infinitamente mejor con muchísimos menos medios.

La desafección por sentirse perteneciente a una comunidad, como la creada por la UE, no hace mas que aumentar. No nos representan, no hablan en nuestro nombre, no actúan por nosotros, no somos esa gentuza capaz de negar el mínimo aliento a una población desesperada. Y eso sin tener en cuenta que su sufrimiento actual viene originado de la explotación de intereses de corporaciones eurousamericanas en la zona, por lo que deberíamos ser, al menos, corresponsables en el acogimiento del desastre humanitario producido por nuestras políticas internacionales.

Este sentimiento lo genera la postura moral (inmoral) que la reducción a la condición de cosa de las personas hacen los gobernantes occidentales, mecanismo deshumanizador inherente al capitalismo, puesto en marcha una vez mas. Por eso el zapatismo lo identificamos rápidamente como revolucionario, porque rompió con la cosificación, rehumanizó a las personas posicionándolas en el centro de la acción. Algo que solo podía venir de una nueva mirada, la animista mirada indígena, en ese caso de los mayas chiapanecos. No hablaban de Derechos Humanos, hablaban de dignidad (para nosotros puede ser similar, pero vemos lo fácil que es burlar el concepto de Derecho Humano). Reducir a la condición de cosa a una persona es indigno y no lo abarca la declaración de los derechos humanos.

.

guantesymascarillasCosificando. Voluntarios con chaleco identificativo, guantes de latex y mascarilla… no mezclar, no manchar.
http://dom.cat/t28

difunde CGT rr.ii.

Grecia · 19.03.2016

Sinergias y entropías en la Grecia en movimiento

Lesvos, Idomeni, Atenas… tres puntos neurálgicos en los que estamos actuando por la acumulación y estancamiento de personas en tránsito que huyen de la guerra (a los que se van uniendo otros puntos intermedios como Kavala, Drama, etc). Nosotros, los que vamos a intentar dar apoyo, también lo convertimos en lugares de relación, de actuación de voluntarios y organizaciones no gubernamentales (además de las gubernamentales).

 

La Sinergia: unión de fuerzas o energías que se constituye en un todo mayor a la suma algebraica de las partes.

Pequeñas organizaciones, abiertas, horizontales y descentralizadas, colaboran entre sí, adaptándose rápidamente a las demandas contínuamente cambiantes de esta situación de emergencia.

Dirty girls, No border kitchen, Fotomovimiento, Reciproka Subteno, Betters days for Moria, Refugee Care, Sra. Wake Up, y también individualidades como Joe o Beatriz y Dani (expatriados en Bristol que vinieron con sus mochilas cargadas de crowdfunding y, especialmente, de habilidad en el trato con menores), son capaces de responder a necesidades concretas en lugares diversos, uniéndo y multiplicando capacidades y recursos sobre la marcha.

 

Original: http://reciprokasubteno.org/     difunde: CGT rr.ii.

Grecia · 29.12.2015

Penalización de las luchas obreras: La nueva contribución de la librería Ianós a la cultura

En esta entrada publicamos una breve información y un comunicado de la Asociación sindical de trabajadores en librerías, papelerías y editoriales del Ática sobre una concentración de protesta fuera de la librería Ianós en el centro de Atenas, con motivo de la condena de unos trabajadores por su participación en esta concentración, el 28 de diciembre de 2014, y sobre el papel de la patronal de esta cadena de librerías.

 

http://verba-volant.info/es/penalizacion-de-las-luchas-obreras-la-nueva-contribucion-de-la-libreria-ianos-a-la-cultura/