Skip to Navigation

Social

Social, El Mundo · 09.12.2015

Viene al pelo esta noticia para aprovechar y comentar que no sólo existen las monedas oficiales emitidas por los bancos estatales y reguladas por las entidades creadas al efecto.

Existe vida más allá de todos los "aparatos" "institucuones" "formalidad" "legalidades"...

existe vida que construyen las personas con sus propias ideas, intereses y capacidades.

Algunos ejemplos:

¿pero qué es el bitcoin?

http://elbitcoin.org/

u otras monedas virtuales:

http://criptomonedas.org/

 

pero sobretodo, las monedas SOCIALES:

http://www.deotramanera.co/ayudar/economicamente-dinero/monedas-sociales...

¿Por qué utilizar las monedas sociales?

Los recursos – productos, servicios y saberes – son en muchos casos ignorados por la economía formal. De la misma manera le sucede al trabajo doméstico, a la reutilización y el reciclaje de todo tipo de enseres o al trabajo que puede denominarse voluntario o de ayuda mutua. Estos recursos, una vez convertidos en moneda social, crean riqueza y bienestar social en las comunidades donde se implementan.

 

http://cooperativa.cat/es/otro-sistema-economico/la-moneda-social/

La moneda social es una forma de poner el dinero al servicio de las personas, permitiéndo continuar compartiendo sus capacidades cuando la moneda convencional se estanca.

El dinero convencional, en nuestro caso el euro, está fundamentado en la deuda que los bancos nos otorgan y que nos ata debido a la escasez y dificultad de generar euros. Éstos tienden a acumularse en manos de un grupo reducido de personas, ya que del dinero se crean beneficios monetarios, promoviendo la falta de honestidad y la corrupción; destruyendo las economías locales que escapan a los grandes centros financieros; fomentando la competitividad, la creación de pobreza y provocando una degradación cultural y social creciente.

El objetivo esencial de una moneda social no es otro que facilitar los intercambios entre las personas, como unidad contable, es decir, dando un valor a las cosas, y actuando como instrumento de pago. Su existencia depende únicamente de un acuerdo comunitario para otorgarle un valor determinado; no creado por un banco o un gobierno, sino determinado por las mismas personas que hacen el intercambio. De esta forma, la economía que se genera es totalmente real, sin ningún aspecto especulativo.

para cgt.es, portada01, Social, Social, Contra la crisis, Granada · CGT Granada · 04.03.2010

7 marzo, Granada : Cumbre alternativa contra la UE del capital y su crisis

CUMBRE ALTERNATIVA GRANADA MARZO 2010

La Federación Provincial de Sindicatos de CGT Granada convoca junto con el resto de organizaciones alternativas de nuestra ciudad una serie de actos para denunciar la situación del Magreb y las políticas antosociales de la Unión Europea.

Invitamos a toda la afiliación a participar en los mismos y sobre todo en la manifestación convocada el día 7 de marzo. Os esperamos a todos/as. Salud

Inmigracion, para cgt.es, portada01, Social · CGT Catalunya · 02.03.2010

Ante los hechos de Vic y Salt, no nos confundamos : Derechos Sociales para todxs YA

Durante estas últimas semanas hemos estado observando nuevos episodios en la vinculación entre inmigración e inseguridad. Paralelamente hemos visto también cómo desde varias instituciones y partidos políticos parlamentarios se ha insistido en la necesidad de aplicar medidas que, bajo la excusa de términos tan ambiguos como ’seguridad’ y ’convivencia’, restringen derechos de las personas y criminalizan a los y las trabajadoras recién llegadas.
portada03, Social, Social · FVI · 26.02.2010

Extremadura dice NO a la educación inclusiva

Silvia, una niña de 12 años que padece un importante déficit atencional (TDA) lleva más de un año sin acudir al colegio al negársele los apoyos educativos que precisa y ser víctima del acoso escolar sufrido.
Dchos Humanos01, Social, Social · 25.02.2010

Otorgan la libertad condicional a Franki de Terrassa por el ’caso de la bandera’

A finales de enero de este 2010 otorgaron la libertad condicional, tras cumplir más de dos años de prisión en 3er grado, a Franki de Terrassa por el "caso de la bandera".