Skip to Navigation

En memoria de Joan Gelabert Munar, primer secretario general de CGT Illes Balears

 

En memoria de Joan Gelabert Munar, primer secretario general de la CGT de las Islas Baleares fallecido a los 61 años. Por  Llorenç Buades Castell.-

Me afilié personalmente a la CGT al final del año 1993, tras dar por acabada mi colaboración en unas Comisiones Obreras de las cuales había participado en su fundación como sindicato en el sector de seguros y en un momento en que todavía disfrutaba de algunos títulos confederales.

Llorenç Buades Castell


Pasé a la CGT, una organización sindical sin recursos, desde un sindicato que acababa de hacer un congreso en la sala de  convenciones de la sede central de Unión y el Fènix al Paseo de Castellana cedida por los gestores de Mario Conde, después de que consiguieran del aparato de CCOO de Seguros la derrota de las CCOO de la UFE en un convenio vergonzoso. El coste de un día de uso a precio de mercado de aquella sala de convenciones era próximo en medio millón de pesetas.

 A causa de aquel mal convenio una buena parte de los activos de CCOO en UFE pasaron a la CGT. En las Islas yo era miembro del consejo confederal de CCOO y me despedí a la francesa porque consideraba no merecían ninguna explicación.

Me encontré con Joan Gelabert Munar, que entonces era representante sindical electo de la CGT en Correos y con Antonio Peña, representante del sindicato de telefónica en un pequeño despacho del entresuelo del 18 de la calle de sant Miquel de Palma . Era todo lo que podía pagar la escasa militancia sindical de la CGT en Mallorca, porque nunca hubo ni un céntimo, ni un local, ni del patrimonio histórico ni del acumulado, para la CGT, aun cuando  Joan Gelabert había hecho las gestiones burocráticas posibles para conseguirlo, obteniendo siempre excusas de la administración política que no tuvo reparo en ceder locales sindicales a la policia o a la administración de justícia.

La CGT de Mallorca no se fundó a partir de la rupturade la CNT, como en otros lugares del estado, aun cuando algunos militantes activos de la CGT en Telefónica, como Manuel Magro provenían  de CNT y por ello la CGT no heredó ningún local ni en derecho de uso  ni en alquiler. En el mes de febrero de 1994, el Sindicato de Telefónica de la CGT en Mallorca tenía unas 40 personas afiliadas pero su ámbito de funcionamiento estaba muy centrado en la empresa y sólo Antonio Peña se dedicaba al ámbito de representación confederal. Era Joan Gelabert , que provenía de la CSUT (Confederación de Sindicatos Unitario de Trabajadores) próxima al maoïsta Partido del Trabajo quien básicamente intentaba la expansión del sindicato a nivel confederal a partir de la Sección de CGT a Correos que disponía de poco más de 30 personas afiliadas.

Este mismo mes de febrero de 1994 se formó por adhesiones personales la Sección Sindical de la CGT en Axa, a la que escalonadamente se incorporó la mayor parte de la afiliación de CCOO hasta el punto de tener un 40% de los asalariados y asalariadas de Axa en nuestra sección. En CGT también contábamos con afiliación en el sector de Químicas (Will-Kill), algunos afiliados y afiliadas a bancos y cajas que no formaban parte del SABEI y en el sector de la limpieza. Más tarde se incorporaría a la CGT un grupo de trabajadores de la sección de Iberia LAE de USO y Manel Pizà fue el más activo en la dedicación confederal.

En aquellos momentos solamente disponíamos de delegados sindicales activos a nivel confederal y con horas sindicales en Correos y Axa y no podíamos disfrutar de una estructura confederal mínima que nos permitiera la gestión y presencia social más allá de las empresas, de forma que Joan Gelabert asumió la labor más importante, porque también era el que disponía de más crédito horario. Pero Joan era un activista más allá de las horas sindicales y participaba de las luchas por Chiapas, por el 0,7%, por la lengua, o por la memória histórica. Un hombre honesto y un luchador reconocido que luchaba contra la precariedad de recursos de que disponía el sindicato, aportando mesas y sillas procedentes de las renovaciones de mobiliario de los centros escolares, o pintando los locales en días festivos, porque con el crecimiento bien pronto ampliamos el local del entresuelo de sant Miquel, y más tarde con la incorporación de otras personas afiliadas en Correos procedentes en buena parte de CCOO nos trasladamos a un nuevo local de alquiler en la calle de Colom.

A 30 de noviembre de 1994 empezamos la publicación de "a lloure"  que en castellano seria "libremente o por libre " .Fue la primera publicación de ámbito confederal de la CGT en Mallorca, que editábamos de manera rudimentaria, a partir de fotocopias en A3. Nos posicionábamos contra la reforma laboral i nois referíamos  a la incorporación de nuevos compañeros en el Ayuntamiento de Ciutat  (Palma) (Martí y Tomeu Mulet), Hacienda (Fornés) y Justicia (Joan Canyelles) y a la dificultad que tenían sindicatos como la CGT para acceder de manera legal a las empresas a causa de una ley que aseguraba el oligopolio sindical de CCOO y UGT con el apoyo de Izquierda Unida.

 A final del año 1994 la CGT participaba activamente de las luchas por el 0,7% , y de una acampada, tal y como reflejaba la revista "A lloure" del mes de febrero de 1995 .

El 9 de marzo de 1996 con el crecimiento modesto experimentado decidimos establecer una articulación más estable de los diversos sectores que formábamos la CGT mediante la celebración de un Plenario Constituyente de la Federación Insular de Mallorca y decidimos elegir en la secretaría general a Joan Gelabert Munar (Correos), en la de finanzas a Antonio Peña (Telefónica) aun cuando de hecho eran controladas por el propio secretario general porque Peña estaba en contra de las horas sindicales, en Acción Sindical a Martín Cacho, hasta el momento militante del PCE (Correos), en Acción Social a Joan Canyelles (SOV Justicia), en la secretaría de Organización a Manel Pizà (Ibèria) y en Prensa y Propaganda el que esto escribe. En este Plenario nos imponíamos la necesidad de que cada delegado con crédito sindical dedicara al menos un 20% de su crédito horario al ámbito confederal más allá de su empresa (sin demasiado éxito).

 En el Plenario la CGT disponía de 190 personas afiliadas (45 de Iberia LAE, 90 de Correos, 35 de Telefónica, 20 de Oficios Varios/Axa y 10 de la Administración Pública-Inserso (entre ellos Guillem Duran, Mercedes Olmo).

 La incorporación de nuevos militantes y nuevas secciones fue seguida casi siempre de conflictos internos por los recursos económicos, porque se debían hacer gastos imprescindibles para la acción sindical en un ámbito de precariedad que generaba un cainismo destructivo y que se expresaba en enfrentamientos personales que imposibilitaban un mayor avance. Las secciones más numerosas o las nuevas incorporaciones aportaban nuevas mayorías, de forma que con la incorporación de un sector de bomberos proveniente de CCOO, Pere López accedió  a la secretaría general de la CGT en sustitución de Joan Gelabert y Martin Cacho accedió a la secretaría de Organización con el apoyo del mismo Joan Gelabert que pasó a finanzas. A partir del momento se imponía una nueva mayoría formada básicamente por los sectores de Correos y de los Bomberos que no fue bien aceptada por los sectores de Oficios Varios y de Transportes y Telecomunicaciones.

 El 22 de junio de 1999 la asamblea general de afiliados y afiliadas del Sindicato Autónomo de Banca y Ahorro de las Islas (SABEI) decidió incorporarse a FESIBAC-CGT y en consecuencia a la CGT de Baleares, hecho que no fue bien aceptado por el Secretariado Permanente existente en el momento y fundamentado en la mayoría de los sectores de Correos y Bomberos . En cambio otras sectores de la CGT (entre ellos Ibèria, Axa y Telefónica optaron por la incorporación del Sabei a la CGT. Este momento significó la ruptura de Joan Gelabert y prácticamente de las secciones de Correos y bomberos con la CGT. Aun cuando la relación de Joan Gelabert Munar con la CGT acabó en ruptura, es justo hacerle el reconocimiento que merece como amigo y compañero de luchas, por su aportación y dedicación hecha al sindicato sin obtener ningún beneficio personal, y porque al fin es y será para siempre nuestro primer secretario general, por decisión colectiva. Acaba de morir un hombre honesto, luchador, con el que he vivido muchos buenos momentos de conversaciones entre cervezas (más de las necesarias) que nadie nos podrá quitar, y de todo lo vivido deberíamos de aprender  aquello que no hemos de olvidar nunca:que si luchamos colectivamente es por hacer este mundo más feliz (mal proyecto es el nuestro si nos tiramos los trastos a la cabeza) , empezando por nosotros mismos. En este sentido todos y todas tenemos mucho por reflexionar y por enmendar.

Joan: que la tierra té sea leve y que descanses en paz.

Hasta la victoria siempre estarás con nosotros, porque tu aportación a la causa es impagable.

Llorenç Buades Castell.

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Llorenç, cuánta razón tienes al enumerar las cualidades de nuestro gran amigo Joan, pero quiero ampliarlas. Como bien dices, ofrecía su tiempo libre en beneficio del Sindicato que empezaba a crecer, pero también ofrecía su calor humano, su casa, su familia y su entorno para que militantes como yo, que debíamos acudir desde Menorca para realizar asambleas, Congresos, etc, no gastáramos un dinero que no teníamos. Una gran persona, un gran compañero, un gran defensor de los derechos sociales y las igualdades.

Salud a todos y en especial a su familia de parte de, como ellos me llamaban, el Jesulín

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.