Skip to Navigation

Salud

para cgt.es, portada02, Salud, Salud, Limpiezas, Málaga · CGT Málaga · 07.01.2011
Bochornoso, vergonzoso, aberrante,… todos los calificativos son insuficientes para calificar la actitud de los responsables de personal de EMMSA que han denegado el auxilio médico a un trabajador que sufrió en el trabajo un cólico nefrítico y al que se le instó a “buscarse la vida” tras comunicar a la empresa su dolencia y malestar general.
Agenda, Salud, Madrid · 12.05.2010

14 mayo, Madrid : Presentación del libro "El rapto de Higea"

Higea, la diosa de la salud, raptada, secuestrada, violada. Es lo que propone que ocurre en nuestros días con la salud humana, Jesús García Blanca, en su libro El rapto de Higea.
Editoriales, para cgt.es, Salud · Secretariado Permanente - CGT · 25.04.2010

Que no nos maten en el puesto de trabajo. La Salud no se vende.

28 de abril, Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo
El año 2009, en cifras de muertes por “accidentes laborales”, dio un resultado “tramposo” y a la vez de alivio, al morir menos personas que el año anterior. En términos cuantitativos murieron 826 personas. Durante el tiempo de trabajo murieron 626 y de camino al trabajo o vuelta del mismo (in itinere) fallecieron 194.
para cgt.es, portada02, Salud, Salud, Navarra · CGT Nafarroa · 11.04.2010

Pamplona : Charla "Nos jugamos la salud. Juegan con nuestra salud"

Miguel Jara (http://www.migueljara.com/), visitó Pamplona el 9 de abril, invitado por AFINA (asociación de afectad*s por fibromialgia en Navarra), ASANACEM (asociación de afectad*s por campos electromagnéticos de Navarra), y la sección sindical en Osasunbidea del sindicato CGT, dentro de una pequeña campaña impusada por estas organizaciones bajo el título de "Nos jugamos la salud. Juegan con nuestra salud".
CGT, portada03, Salud, Sanidad, Valladolid · 21.02.2010

¿Dificultades de financiación en la Sanidad Pública o gestión catastrófica ?

Una vez consolidados los nuevos puestos de responsabilidad dentro del Servicio Sanitario de Castilla y León y establecida, de hecho, una política sanitaria privatizadora a través de las derivaciones y externalizaciones de servicios y desechada la idea de racionalizar el gasto en farmacia, la financiación de la Sanidad Pública se nos muestra como insuficiente y las autoridades sanitarias públicas –que están y seguirán estando dentro del sistema aunque se privatice- pergeñan soluciones drásticas que entrarán en conflicto con los derechos de la ciudadanía y con el mantenimiento y mejora del sistema sanitario público, que hasta ahora funcionaba.