Skip to Navigation

Génova, 10 años después

 

Declaración a 10 años de los sucesos de la cumbre del G8 en Génova y del asesinato de Carlo Giuliani. [Italiano

Han pasado diez años. Desde el día posterior a los trágicos acontecimientos de julio de 2001, junto a los familiares de Carlo, estuvimos exigiendo verdad y justicia para aquel cuerpo yaciendo sobre el suelo de la Plaza Alimondi, para aquella joven vida ultimada por dos disparos efectuados por aquellos que se supone que defienden “la ley y el orden”.


También exigimos verdad y justicia para los cientos de hombres y mujeres que, durante aquellos días, fueron maltratados, golpeados y humillados por esos mismos.

Han pasado diez años, pero seguimos esperando la verdad, y lo poco que sabemos es gracias a los medios alternativos. Aún no hemos visto nada de justicia.

Es triste, aunque no una sorpresa, pensar que en este país (conocido en todo el mundo por sus masacres sin resolver) servidores públicos hallados culpables de abuso contra ciudadanos indefensos no hayan respondido por ello y sigan vistiendo sus uniformes e incluso, en muchos casos, hayan sido ascendidos. Eso nos llena de indignación, pero no nos sorprende que en este desafortunado país un asesinato en la calle a plena luz del día a manos de las fuerzas de la ley y el orden pase de puntillas sin ni siquiera juicio. Tampoco sorprende que el responsable político de las actividades de las fuerzas armadas durante esos días continúe siendo miembro del parlamento y ocupe una de las más altas posiciones en el Estado ¡alguien en quien confían incluso ciertos sectores de la “izquierda” como aliado político!

Italia es un país donde cada vez mayor parte del presupuesto se le roba a los pobres y se le asigna a los ricos, un país donde ya ha dejado de ser noticia la muerte en accidente laboral, donde hay muchas posibilidades de pasar tu vida laboral pasando de un contrato temporal a otro contrato temporal y que encima un Ministro de la República te eche la culpa por ello, un país donde que los extranjeros lleguen en busca de una vida mejor es un crimen y supone la expulsión (o peor aún, ser disparados cuando todavía están en el mar), donde los bienes públicos (aquellos que pertenecen a todos) se venden a precio de saldo o simplemente se regalan al Capital. Un país cuya clase política ha adoptado plenamente la ideología neoliberal y la colorea con tonos racistas y xenófobos.

La Italia que acogió la cumbre del G8 en Génova hace 10 años no es muy diferente de la actual, o de la del pasado. Frente a decenas de miles de personas de todo el mundo que querían expresar que otro mundo es posible, debatir asuntos de interés público y manifestar su oposición a las políticas económicas neoliberales, el Estado hizo lo que siempre: ofrecer vehículos blindados, provocaciones, represión, alambradas y una zona de acceso restringido creada al efecto. En otras palabras, quiso reducir a un mero asunto de orden público las demandas de un movimiento popular amplio, variado, inteligente y decidido.

Pero ese movimiento global y visionario que murió en 2001 en Génova junto a Carlo dejó su testamento social y político, asumido una vez más por quienes luchan contra la destrucción del medio y la privatización de los bienes públicos, por el derecho al libre movimiento de las personas, contra la guerra y el gasto militar, contra el racismo y la xenofobia, por la dignidad y la seguridad en el empleo, por el derecho al trabajo y contra la precarización, por la emancipación de todos los Sures del mundo.

Nosotros, los comunistas libertarios, estuvimos en 2001 en Génova tal y como hemos estado siempre presentes allí donde es necesario defender a la humanidad y permitir su progreso frente a la barbarie. Estamos aún aquí todavía hoy y lo estaremos mañana, en las luchas laborales, sociales y políticas, llevando con nosotros nuestras ideas, ideales y puntos de vista.

"Llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones"

Federazione dei Comunisti Anarchici

21 de julio 2011

jordan shoes for sale outlet USA

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.