Skip to Navigation

Entrevista : Cecilio Gordillo, Coordinador del Grupo de Trabajo “Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía”

 

¿Por qué un Grupo de Trabajo ?

Porque la estructura de grupo da un margen de libertad que no lo da una asociación, tanto en su composición (dependiendo de la iniciativa, así serán los miembros que lo compongan, que los unirá no solo la metodología de trabajo, sino también, y fundamental, su interés personal en un asunto concreto) como en la elección del tema a investigar y divulgar, y aunque hay un “pequeño” núcleo que se mantiene desde el principio, en algunas iniciativas ese grupo ha sido de varias decenas de personas de todas las edades, disciplinas académicas, profesiones e incluso ideas.

En Memoria Libertaria



¿RMHSA de CGT Andalucía se creó en 1998 respondiendo a una demanda social o más bien a una necesidad de la organización ?

La demanda social fue una sorpresa para nosotros tras los primeros trabajos que realizamos (Dr. Pedro Vallina, el Convenio de la Construcción de las 36 horas en la Sevilla del 36, BAMSA) y que estaban, en principio, centrados más de cara al interior de la organización y en dar a conocer a la opinión pública la otra cara de los anarcosindicalistas “de la guerra”. La demanda social sobre lo que se ha dado en llamar “memoria histórica” la detectamos cuando empezamos con los trabajos de investigación en torno a los presos esclavos del franquismo, centrados en la experiencia de la construcción de El Canal de los Presos, a finales del año 2000. Por primera vez entraban en una sede de CGT viejos comunistas y socialistas animándonos a seguir y ofreciéndonos sus testimonios y experiencias de lucha durante el franquismo, ya que en sus organizaciones nadie les echaba cuenta y menos aún estaban dispuestos en dar a conocer, en la calle, lo ocurrido desde 1936 a miles de familias.

Pero la investigación sobre El Canal de los Presos no sale a la calle hasta el año 2004 cuando se publican sus resultados…

Ni mucho menos… El proceso de investigación fue desde el principio un proceso social abierto y participativo. con manifiestos de recogida de apoyos, iniciativas parlamentarias, acuerdos de ayuntamientos, charlas, participaciones en jornadas y congresos, homenajes y exposiciones por “casi” toda España y que aún hoy se nos siguen pidiendo esos materiales que elaboramos entre 2001 y 2004 por parte de colegios, organizaciones, asociaciones, etc. Las próximas serán en varios centros cívicos de Sevilla capital y en el pueblo de Casariche (Sevilla). En total se habrán celebrado más de 400 actos por toda España, se han filmado varios documentales, se montó una chirigota de carnavales en Huelva y desde hace más de un año hay una obra de teatro que se sigue representando, incluso fuera de España.

Pero eso vale una pasta, ¿no ?

Sí, si lo hubiera montado la administración o “sus amigos”. El total de las subvenciones a este tema ha sido de risa, si tenemos en cuenta lo desarrollado y sobre todo sus resultados. Muchas instituciones no pagan ni la gasolina cuando vamos a dar una charla a 200 Km. No queremos que ése sea el argumento para no celebrar un acto, bastante trabajo les cuesta invitar a CGT y eso que en muchas ocasiones ni ponen el nombre.

Mauthausen, la cárcel de Ranilla, Casas Viejas y el famoso hotel, Memorial-Merinales, Melchor Rodríguez, www.todoslosnombres.org

Cada uno de esos temas ha sido una aventura con distintas suertes, pero cada una de esas iniciativas ha incitado a muchas personas y entidades a iniciar sus trabajos propios. Ahora se pide salvar de la piqueta a más de una cárcel (Madrid, Málaga, Granada…), hacer más de un Memorial donde se encontraban los campos de concentración del franquismo (Castuera, Alicante…). En cierta manera hemos y estamos siendo pioneros –como en otros muchos asuntos-, como siempre lo ha sido el anarcosindicalismo. Cuando esto no se dé, habremos desaparecido.

Y ahora le metéis mano al tema de los registros civiles pidiendo una modificación de la Ley existente.

Bueno, ahora no : hace años que venimos trabajando en este asunto. Ahora lo que hemos conseguido es “convencer” a varias asociaciones para que unidos podamos decirle a los miembros de las Cortes (diputados y senadores) que hagan su trabajo, ya que el poder judicial –que era quien lo debía de hacer- ha jugado con nosotros y por ende con las familias de miles de asesinados que se encuentran en el “limbo”, al no figurar su muerte en los Registros Civiles y por lo tanto adjudicarle, a la dictadura, miles de asesinados menos de los que fueron en realidad, como hemos demostrado a la Audiencia Nacional cuando se presentaron los estudios elaborados por el movimiento social (asociaciones, historiadores, investigadores, etc.) y no por las instituciones del Estado como debiera ser, y que ahora, además, pretenden apropiarse (robar) de nuestro trabajo.

Pero también seguimos teniendo abiertos los frentes del Memorial-Merinales, del que pronto, espero, se ponga en marcha la Fundación y editemos una pequeña publicación, al igual que sobre Melchor Rodríguez, pero sobre todo dedicamos un especial esfuerzo a uno de nuestros principales –y del que estamos muy orgullosos-, trabajos, como es la web www.todoslosnombres.org, que llevamos adelante –día a día- como promotores con la AMHyJA y la colaboración activa de más de 250 personas, entidades y asociaciones de toda España, y, en este caso con el patrocinio del Ministerio de la Presidencia, ya que la Junta de Andalucía, como en otros casos, se ha quitado de “enmedio”. A pesar de ello fuimos (www.todoslosnombres.org) los que más represaliados del franquismo identificamos, documentamos y pusimos sobre la mesa del poder judicial (22.400), y seguimos, pero dudo que volvamos a cometer el mismo fallo, a pesar de que ese número ha superado ya los 25.000. Nosotros estamos para informar a la sociedad y no a los jueces y “otros” poderes.

¿Algún otro proyecto en mente ?

Muchos. Ahora mismo estamos en plena investigación sobre la represión del anarcosindicalismo en Andalucía, del que los próximos 8 y 9 de Mayo estamos preparando un Seminario en Sevilla, pero también tenemos “espinitas” clavadas, como es el hecho del escaso, o nulo, reconocimiento a las mujeres que sufrieron la represión del franquismo (violación, rapado, aceite de ricino…), el no “reconocimiento jurídico” del preso en trabajos forzados, el campo de concentración nazi de Jersey, etcétera.