Skip to Navigation

Continúan las movilizaciones en Telefónica

 

Se desconvocan los paros de 3h 30m los jueves alternos. La baja participación de la plantilla en las movilizaciones y las nuevas noticias aparecidas en los medios nos obligan a cambiar de estrategia.

Preocupante que sean los medios de comunicación quienes nos tengan que informar a los sindicatos y a la propia plantilla de Telefónica de cuales serán las medidas a negociar tras la constitución hoy del Comité Intercentros.



Nos hablan estos medios de la reducción de plantilla, nada menos que un 20%, que se conseguiría no sólo como lo venía haciendo la operadora hasta el momento, mediante ERE y bajas incentivadas, sino también con segregaciones: en este caso la del área de operaciones en las actividades de supervisión y operación de red y su mantenimiento, cediendo actividad y personal a empresas chinas como Huawei o la francesa Alcatel: ¿Tendremos que irnos a la China o a Francia a trabajar? Han sido los propios medios los que se han rasgado las vestiduras frente al anuncio de la reducción de personal a la vez que la empresa anunciaba el reparto de dividendos más alto de los últimos años entre el accionariado (casi 7.000 millones de Euros) y 450 millones de Euros entre los 1.900 directivos.

La sociedad también ha respondido con su indignación y las redes sociales echan «bits» con campañas de bajas masivas de los servicios de nuestra compañía por la voracidad y la falta de sensibilidad social de una multinacional que, con la medida, pondrá en el paro a casi 6.000 empleadas y empleados precisamente ahora que caminamos hacia los cinco millones de parados en un pais que no es capaz de remontar la crisis económica. Desde luego que medidas como esta más que ayudar lo que hacen es dar la puntilla.

El gobierno ha tomado cartas en el asunto y se ha apresurado a mostrar su malestar frente al anuncio, y el ministro de trabajo, D. Valeriano, ya busca apoyos parlamentarios para endurecer la ley que permite a empresas con beneficios deshacerse de personal.

También se anuncia en los medios que los sindicatos se preparan para una inminente negociación de convenio en la que la operadora desvinculará el incremento salarial del IPC que pasará a referenciarse a la consecución de objetivos.

Mientras, en la France Telecom, ejemplo de a donde nos quieren llevar los actuales directivos, ayer por la mañana se quemaba a lo bonzo en el parking de su centro de trabajo de la localidad francesa de Mérignac un trabajador de 57 años que no soportó la presión laboral de una empresa modernizada con programas de incentivos por objetivos (inalcanzables) y políticas de movilidad geográfica. Andan preocupados por el número de suicidios que suman casi sesenta desde el comienzo de la crisis en 2008; ni el cese de su director general hace unos meses ni la campaña anti estrés parecen dar resultados.

La CGT asiste entre sorprendida y esperanzada ante este revuelo mediático, en el que se replica una y otra vez nuestro discurso: estamos en contra de la destrucción de empleo y, al contrario, debe ser Telefónica motor de crecimiento en esta dura crisis. Y lo es desde hace años y aunque se informó a los medios de comunicación en febrero y diciembre del año pasado cuando UGT y empresa, respectivamente, informaron de las intenciones de este nuevo ERE, ninguno se hizo eco de nuestra información.

No tenemos duda de que las elecciones municipales y autonómicas son las causantes de esta transparencia informativa.

Mientras, la multinacional urde una campaña que contrarreste su bajada de popularidad, intentando confundir sobre quien pagará tanto despido y poniendo falaces argumentos sobre la mesa de la necesidad de las medidas a adoptar.

Tendrá que ser la plantilla de Telefónica la que se conciencie de cual es su situación que, sin duda, es dispar según las edades y las áreas en las que se trabaje. De ahí que la empresa haya puesto en marcha este paquete de medidas dirigido a dividirnos, sabiendo el grado de conformismo de quienes siempre tienen razones para pensar que el ataque nunca irá contra quienes no protesten.
Pero la CGT no tiene ninguna duda de que hay que seguir con las movilizaciones. La semana que viene acudiremos a las tiendas Movistar para informar a las y los usuarios de que no estamos de acuerdo con esta política destructiva del Sr. Alierta y de que iremos a la Junta de Accionistas (17 y 18 de Mayo) para exigirle un cambio de rumbo hacia una empresa mucho más responsable con una sociedad que pide a gritos su implicación en la recuperación económica de un pais que ve como muchos de sus ciudadanas y ciudadanos ya están deshauciados sin vivienda o buscan comida en los contenedores de las puertas de los grandes almacenes o de los mercados.

Salud y Libertad

Air Jordan 3 Katrina White Cement Grey Black Fire Red 136064 116

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.