Skip to Navigation

CGT no firma la paz social con el Ayuntamiento de Zaragoza

 

El pasado viernes, 23 de marzo del 2012, se procedió a la firma del nuevo pacto-convenio que regula las condiciones laborales del personal funcionario y laboral del Ayuntamiento de Zaragoza. La Sección Sindical de CGT, tras asamblea de afiliados y afiliadas convocada al efecto decidió no suscribir los textos.

CGT Ayto. Zaragoza


En la sección sindical de CGT hemos trabajado duro en este pacto-convenio y desde el inicio hemos demostrado al Ayuntamiento nuestro interés en firmar dichos textos, sobre todo ante la posibilidad de frenar posibles despidos de personal laboral provocado por los cambios normativos (reforma laboral) introducidos a nivel estatal por el PP, por la obligación de presentación del plan de viabilidad ante la petición de fondos ICO, y por la política desmanteladora y empobrecedora de servicios públicos del PSOE y PP para rescatar al sistema financiero.

Sin embargo, tras la última reunión mantenida con la concejal Lola Ranera se nos remiten los textos definitivos y nos encontramos que con menos de 24 horas para su firma se añaden párrafos que no han sido negociados previamente, al menos con CGT, porque al resto de sindicatos firmantes no pareció extrañarles la aparición de dichos textos.

Nos referimos concretamente a la disposición adicional tercera en donde el Ayuntamiento se reserva la aplicación unilateral de reorganización administrativa utilizando, sin necesidad de acuerdo sindical, los mecanismos de movilidad, redistribución y polivalencia que las últimas reformas laborales potencian con el afán de seguir disminuyendo el ya barato coste de la mano de obra para re-inyectarlo al mismo sistema financiero que ha provocado la crisis económica y persiste en empobrecer las condiciones de la clase trabajadora. Con casi 5 millones de parados es insultante cargar sobre la clase trabajadora las pérdidas generadas por la especulación financiera.

Debe de conocerse que previamente a la firma de este pacto-convenio existía un acuerdo entre los sindicatos cgt, ccoo y csif con el Ayuntamiento que requería del consenso sindical para crear nuevas estructuras. Es decir, tras la firma del pacto convenio el Ayuntamiento se libera de este acuerdo y puede decidir sin precisar el acuerdo sindical.

El citado acuerdo de cgt, ccoo y csif con el Ayuntamiento también obligaba al desarrollo de las ofertas de empleo público anunciadas en la firma del nuevo pacto-convenio, es decir, no se he mejorada o avanzado nada en ese sentido.

Tampoco puede tildarse de conquista la funcionarización del 0,96 % del personal laboral dentro de la plantilla municipal tras un proceso de funcionarización continuado en este Ayuntamiento desde hace años que ha funcionarizado previamente al 50% del personal y que ya estaba recogida en una oferta de empleo público anterior. Máxime cuando se deja totalmente desamparados de esta medida al personal laboral de los organismos autónomos, lo cual provocará cuando no exista personal laboral propio del Ayuntamiento la desaparición de la posibilidad de adhesión al convenio colectivo.

También debemos estar vigilantes en el positivo hecho de reducción de jefaturas de servicio o superiores, ya que nada especifica que esto no implique también la reducción –o eliminación- del servicio público objeto de dicha jefatura.

En definitiva desde CGT nos congratulamos que dentro del pacto-convenio se incluya el mantenimiento de empleo público, hecho que hubiera promovido nuestra firma de no ser la inclusión, con malas artes, de nuevas cláusulas que nunca fueron negociadas y que chocan frontalmente con acuerdos plenarios del propio Ayuntamiento de Zaragoza que no dejan de ser un brindis al sol suscritos por el grupo municipal del PSOE ante mociones presentadas por CHA ó IU, un teatrillo en esencia. Como aquella de que el Ayuntamiento se manifiesta en contra de reforma de la negociación colectiva (RDL 7/2011) para luego introducirlo en el pacto-convenio (flexibilidad, polivalencia, etc.).

También debe señalarse que lo poco bueno que se podía utilizar de dicha reforma de la negociación colectiva (RDL 7/2011) que realizó el PSOE a nivel estatal, no ha querido aplicarla la concejal Lola Ranera. Nos referimos a la posibilidad de englobar al personal de los distintos patronatos y sociedades municipales al ámbito funcional del convenio colectivo. Posibilidad que fue solicitada formalmente por CGT a la Comisión Negociadora del convenio colectivo y que fue rechazada por la concejal y no asumida por el resto de sindicatos.

Por todo ello CGT no suscribió el nuevo pacto-convenio y por ello el Ayuntamiento debe de saber que CGT no tiene la obligación de mantener la paz social y estará vigilante ante los posibles abusos en la aplicación de esas cláusulas adicionales que aparecieron de la noche a la mañana y que no extrañaron a los sindicatos firmantes.

Nike Phantom Vision

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.