Skip to Navigation

Audio: Los y las jóvenes, motores del cambio en el mundo

 

Este año se ha caracterizado, sin duda, por la emergencia mundial de un movimiento protagonizado por hombres y mujeres jóvenes que, ante el tamaño de la crisis económica actual y el atropello a sus derechos más elementales, provocados por un sistema neoliberal que los excluye, han dicho Basta al desempleo, la precariedad, a la falta de educación y de cultura. Basta de no ser tomados en cuenta y de ver, impávidos, como les arrebatan sus sueños y futuro.

Desinforménomos


You are missing some Flash content that should appear here! Perhaps your browser cannot display it, or maybe it did not initialize correctly.

La primavera árabe, el movimiento de los indignados que inició en España e Italia y se ha propagado a decenas de países en el mundo, incluyendo Estados Unidos; el surgimiento del movimiento estudiantil en Chile, el más importante después del fin de la dictadura pinochetista; el movimiento contra la guerra en México; la participación de los jóvenes contra los megaproyectos que quieren imponerse en Bolivia; el activismo de la juventud en Venezuela; las nuevas generaciones zapatistas en territorio rebelde de Chiapas; el uso de las redes sociales y los nuevos bríos de los jóvenes en Cuba; las exitosas movilizaciones contra las altas tarifas del transporte en Brasil; la resistencia dentro de las cárceles en Argentina; la vida de las nuevas generaciones en Rusia, a 20 años de la caída de la Unión Soviética; el peligroso camino que enfrentan los jóvenes migrantes centroamericanos en su recorrido a Estados Unidos; la sobrevivencia y resistencia de los jóvenes en Gaza. Todo esto y más es un pequeño mosaico que demuestra que ésta no es una generación perdida, no es la generación “X”, como algunos escépticos, o cínicos, la quieren nombrar.

Los jóvenes en el mundo están demostrando que son ellos los motores del cambio, pues son los que viven cotidianamente las sinrazones de un sistema absurdo que no los contempla más que para el trabajo precario o esclavo, las cárceles y las calles.

Pero ellos se reinventan con creatividad y dignidad. No sólo llenan las calles y las plazas, sino que buscan nuevas formas de organizarse ante el enorme abismo que existe entre ellos y la clase política. Los partidos, las esferas de poder, las estructuras verticales, con muchos sindicatos incluidos, están fuera de sus referentes. Buscan y organizan otra cosa, como formas alternas de educación en Colombia, Ecuador y México, entre muchos otros. Asombra su optimismo, luego de que los tunden a palos en cualquiera de sus manifestaciones, lo mismo en Santiago de Chile que en Barcelona, en la ciudad de México o en Túnez. Pero se levantan una y otra vez y, desafiantes, vuelven a poner el cuerpo.

“La esperanza es mucha, porque se ve que Chile ya no es el mismo de antes, que a partir de esto hay un despertar pero también un cambio o el inicio de un cambio en la estructura mental”, señala en entrevista con Desinformémonos la dirigente estudiantil Camila Vallejo, una digna representante de lo que en este momento se mueve en el mundo de los jóvenes de abajo: los indígenas, los estudiantes, los trabajadores y desempleados, los migrantes, los presos, las trabajadores sexuales, los y las excluidas de la Tierra

Ellos y ellas, sin duda, enarbolan la esperanza.

http://desinformemonos.org/2011/10/audio-editorial-prueba/

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.