Skip to Navigation

Túnez: victoria parcial de las trabajadoras de Latelec

 

Firmado un acuerdo entre las obreras despedidas, la UGTT y la dirección de la empresa: readmisión de dos de las obreras despedidas (una de ellas se encontraba en huelga de hambre) y se mantiene el despido de las dos delegadas de la UGTT en la empresa (una de ellas también en huelga de hambre), aumentando considerablemente la indemnización por despido. La huelga de hambre ha cesado inmediatamente tras la firma del acuerdo.

Comité de apoyo a las sindicalistas de Latelec-Fouchana


Pasamos a traducir parte del último comunicado del comité de apoyo (anexo en francés)

TÚNEZ: ¡VICTORIA PARA LAS LATELEC!

La determinación, el coraje y el espíritu de lucha de las trabajadoras de la filial tunecina de la multinacional francesa Latécoère- Latelec han terminado por triunfar.

Sobre las diez trabajadoras despedidas en marzo de 2013, siete están ya reintegradas a su puesto de trabajo, las dos últimas tras la huelga de hanmbre de 27 días que ha llevado a cabo una de ellas Houda Thalji, acompañada por la delegada sindical de la UGTT Sonia Jebali.

Una delegada sindical de la UGTT a quien se había propuesto su readmisión en marzo de 2014, renunció entonces volver al trabajo aceptando las indemnizaciones propuestas.

Solamente para dos delegadas de la UGTT no ha sido posible la readmisión el 15 de julio, pero sí han conseguido una indemnización por despido bastante más elevada.

¡Para conseguir esto, han sido necesarios casi dos años de lucha y 27 días de huelga de hambre!

Para recordar, Latelec es la filial tunecina de la multinacional francesa Latécoère- Latelec que proporciona equipos para los grandes fabricantes de aviones del mundo como Airbus y Dassault. Emplea a más del 80% de mujeres.

Cuando en 2005, Latécoère y Latelec habían trasladado parte de su producción de cableado a las afueras de Túnez capital, esperaba encontrar una mano de obra calificada, sensata y obediente, femenina. Así deseaba mantener una exigencia de calidad, reduciendo significativamente sus costos de producción mediante un salario mensual de unos 150 euros. …… Tras meses de lucha, la dirección de Latelec concedió en marzo de 2014 una primera conquista: parte de las trabajadoras despedidas eran readmitidas, salvo cuatro, entre ellas dos delegadas de la UGTT, Monia Dridi y Sonia Jebali.

No resignándose a ver pisoteado su derecho al trabajo y las leyes tunecinas por la multinacional, Houda y Sonia emprenden el 19 de junio de 2014 una huelga de hambre para que todas las trabajadoras injustamente despedidas sean readmitidas. Apoyadas por las trabajadoras de la empresa que organizaron paros parciales y huelgas, las trabajadoras en lucha han conseguido el apoyo firme de numerosas asociaciones tunecinas.

Activistas, especialmente de la Unión de diplomadxs en paro (UDC), del sindicato estudiantil UGET, de la Asociación Tunecina de mujeres democráticas (ATFD), del Foro tunecino por los derechos económicos y sociales (FTDES), de Moussawet y Horra, etc..., se han agrupado en Túnez en un Comité de apoyo que ha acompañado diariamente en su valiente lucha. ………. Pero a pesar de la readmisión de dos trabajadoras, la lucha no ha terminado. Manteniendo el despido de las dos principales delegadas, la dirección ha dado un grave golpe al sindicato UGTT y puede estar tentada de volver a intentar lo que buscaba anteriormente: acabar con el sindicato.

Las trabajadoras de Latelec-Túnez seguirán necesitando el apoyo del movimiento sindical y asociativo. Como lo hemos hecho desde hace casi dos años, continuaremos estando pendientes de sus reivindicaciones.

Lo que han demostrado estas trabajadoras es formidable:

- una determinación inquebrantable puede hacer retroceder a la patronal, incluso poderosa, en un país donde la tasa de desempleo es alta y la tasa de actividad de las mujeres es baja.

- Los patronos, esp0ecialmente las empresas multinacionales que se aprovechan de los salarios muy bajos en el sur y que en Túnez se benefician de ventajas fiscales considerables, ahora deben aceptar que hay que cambiar de página. Ya no pueden comportarse como en ltiempos de las colonias, o como bajo una dictadura benevolente hacia ellas como lo era la de Ben Ali.

- Esta lucha es también un ejemplo de lo que puede permitir la solidaridad internacional, entre otras cosas para denunciar las prácticas de otra época de una empresa francesa a través de una filial.

- Por último, esta lucha demuestra la determinación y la capacidad de las mujeres para movilizarse cuando se ven afectados en su dignidad y cuando reclaman sus justos derechos.

16 de julio de 2014

Comité de apoyo a las sindicalistas de Latelec-Fouchana

https://www.facebook.com/ComiteSout...

Equipo de trabajo para el norte de África de la S. de RR. II. de la CGT

http://www.cgtandalucia.org/Tunez-victoria-parcial-de-las

nike air max 2019 hyperfuse

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.