Skip to Navigation

Ferroviarios malienses: ¿Cuántos muertos serán necesarios?

 

¡El Estado maliense debe pagar los 11 meses de salarios robados! Los huelguistas entierran a sus muertos: Moussa Sissoko, conductor de handcar en Kita; Siaka Sidibe, conductor de trenes en Toukouto; Seydou Sidibe, guardagujas en Kayes; Sekouba Bagayoko, jefe de sección en Bamako; Mariam Doumbia, trabajadora de la salud en Bamako.

Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas


Desde el inicio del movimiento, cinco ferroviarios han muerto. Han muerto también recién nacidos y esposas de ferroviarios por falta de atención médica, ya que los ferroviarios no tienen más dinero. Varias familias han sido expulsadas de sus viviendas por no haber podido pagar el alquiler al no recibir el salario, los niños ya no pueden ir a la escuela. Otros ferroviarios, en huelga de hambre, han sido hospitalizados en estado grave: Souleymane Bagayoko, Souleymane Monson Traore, Sekou Keita, Bolidiandian Keita, Mathurin Keita, Sekouba Niare, Abdoulaye Diarra, Bassirou Diakite…

Las organizaciones integrantes de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y Luchas, así como la Red Raíl Sin Fronteras, llaman a protestar ante las representaciones malienses (embajadas, consulados). Exigimos que nuestros camaradas ferroviarios de Malí reciban los salarios que se les deben.

El 23 de enero, el Estado pagó, a través de un giro a los bancos, 2 meses de salario. Pero los bancos absorbieron todo el dinero: ¡son 11 meses de salario que debe el Estado maliense a los ferroviarios!

Rendimos un homenaje a aquellas y aquellos que han fallecido, presentamos nuestro pésame a sus familias y allegados y saludamos el coraje de todas y de todos.

Comunicado del 12 de enero de 2019-02-25

En Malí y en el Senegal, la privatización de las vías férreas ha sido una catástrofe: para el conjunto de la población, ya que el abandono de la línea Dakar/Bamako ha tenido consecuencias dramáticas para todos los pueblos que quedaron abandonados; para los ferroviarios, dejados en manos de compradores cuya única prisa es la de hacer dinero a expensas de los trabajadores. El balance fue tan execrable que los gobiernos senegaleses y malienses, que habían decidido la privatización, rescindieron la convención con Advens en 2015. Había 22 locomotoras en 2003, en 2015, solo quedaban 3. El conjunto de las infraestructuras ha sufrido un enorme déficit de mantenimiento, ¡y no hablemos de renovación o de modernización! Los sindicatos malienses y senegaleses habían explicado lo que significaba la privatización. No fueron escuchados. Nuestros camaradas de SYTRAIL/UNTM de Malí y de SUTRAIL/CNTS-FC de Senegal no cesaron de llamar la atención sobre la degradación de la situación. Mahamane Thienta, secretario del sindicato SYTRAIL/UNTM fue despedido por esa razón y luego fue reintegrado al cabo de un año. Otros fueron presionados o fueron objeto de traslados arbitrarios…

Desde 2015, muchos son los problemas que subsisten. Los ministros de transporte de los dos países asumieron un compromiso el 7 de diciembre de 2015: “Los Estados de Malí y de Senegal informan que todas las disposiciones han sido tomadas para asegurar la continuidad de las actividades de la línea ferroviaria Dakar-Bamako. Igualmente, las medidas adecuadas han sido tomadas para preservar los empleos de los trabajadores y para pagar los salarios durante la fase transitoria.”

En Senegal, la situación transcurrió como previsto, no así en Malí. ¡Hace diez meses que los ferroviarios malienses no han recibido sus sueldos! Pese a las repetidas intervenciones del sindicato SYTRAIL/UNTM, miembro de la Red Raíl Sin Fronteras y de la Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas, el gobierno no ha respetado ningún compromiso. Desde el 18 de diciembre, varias decenas de trabajadores comenzaron una huelga de hambre. Se instalaron cerca de los rieles de la capital maliense, recibiendo el apoyo de sus familias. Muchos huelguistas de hambre son de cierta edad, su salud es frágil, varios de ellos debieron ser hospitalizados.

Las organizaciones integrantes de la Red Internacional de Solidaridad y de Luchas, así como de la Red Raíl Sin Fronteras, afirman nuevamente su solidaridad con los camaradas de Malí. Esta solidaridad se expresa a través de la información sobre su lucha, pero también por acciones directas de solidaridad:

Así, en Senegal, las organizaciones miembros de la Red Raíl Sin Fronteras y de la Red Internacional de Solidaridad y de Luchas (SUTRAIL/CNTS-FC et SNTPTB) organizaron una huelga de 7 días; bloquearon los pasos a nivel de Thiès, principal sitio ferroviario del país. 7 ferroviarios fueron arrestados, entre los cuales El Hadji Mambaye Tounkara, secretario del sindicato SUTRAIL/CNTS-FC. La intersindical de ferroviarios de Senegal expresó su apoyo a los camaradas de Malí y también su exigencia de que todos los compromisos asumidos por ambos Estados sean respetados.

En Francia, la federación de sindicatos de SUD-Rail [Solidaires] lanzó una campaña de solidaridad financiera para apoyar a los ferroviarios malienses.

Las organizaciones de la Red Internacional de Solidaridad y de Luchas y de la Red Raíl Sin Fronteras apoyan a los ferroviarios malienses: ¡no hacen más que reclamar sus salarios no pagados desde hace diez meses poniendo para ello sus vidas en juego! ¡La recuperación total del tráfico ferroviario en la línea Dakar/ Bamako es una necesidad!

Red Sindical Internacional de Solidaridad y de Luchas

ACE 17 Purecontrol TF

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.