Skip to Navigation

Entrevista a Agriflor cooperativa de trabajadores del campo de Dos hermanas

 
Desde Alasbarricadas.org entrevistamos a los compañeros y agricultores de la Cooperativa Agrifor, que actualmente están llevando a cabo una lucha contra la especulacion urbanistica en Dos Hermanas.
alasbarricadas.org


ALB- Explica a nuestros lectores los orígenes del conflicto.

PACO- En la década de los ochenta del siglo pasado, la crisis del campo llevó a muchos jornaleros al paro. En 1984 animados sobre todo por Enrique Cano, un viejo militante de la CNT que era jornalero, un grupo de obreros en paro ocupamos unas tierras que eran propiedad del Ayuntamiento de Dos Hermanas formando una cooperativa. Desde ese día hemos desarrollado en esos terrenos diversos tipos de cultivos, en primer lugar en extensivo, y luego ante la bajada de precios de los productos del campo en intensivo plantas ornamentales. En la actualidad, pasados 25 años, el Ayuntamiento recalifica los terrenos y en una operación especulativa planea la edificación de un polígono industrial, eliminando nuestro puesto de trabajo.

ALB- ¿El Ayuntamiento por qué ha consentido tantos años esta ocupación ?

PACO- No solo la ha consentido, sino que nos ha animado siempre diciéndonos que p’alante. El alcalde nos dio su palabra de permitirnos mantener el terreno incluso por escrito, las instalaciones, las mejoras que realizásemos y nuestros puestos de trabajo. La consintió porque estos terrenos provenían de una expropiación forzosa, tenían planes de hacer instalaciones en ellos. Pasaron los años y como no hacían nada vieron bien que trabajadores en paro nos buscásemos la vida dándole una utilidad a unas tierras que ellos no usaban para nada. Como ya os digo, el cambio de opinión proviene de la recalificación de los terrenos y de una maniobra especulativa que les reportará dinero.

ALB- Aparte de palabras, ¿habéis recibido ayudas en forma de subvenciones ?

PACO- No. Todas las instalaciones las hemos levantado los trabajadores de la cooperativa hipotecándonos con préstamos bancarios que hemos ido pagando poco a poco. Ten en cuenta que crear un puesto de trabajo es algo muy costoso para personas que partimos de cero, con un oficio y un saber pero sin capital de ningún tipo. Como la tierra no era nuestra tuvimos que hipotecar nuestras casas. Nunca tuvimos acceso a las ayudas públicas para creación de empleo al no tener una base territorial propia…

ALB- ¿No tienen entonces apoyo los jornaleros de las instituciones o de los bancos ?

PACO- Ninguno. Unos jornaleros que ocupen tierras y estén descapitalizados, están condenados a fracasar a no ser que le echen mucho genio. Y eso es lo que hemos hecho todos estos años.

ALB- ¿Está el Ayuntamiento abierto a negociar ?

PACO- No. El principal intento de negociación lo llevó a cabo en el mes de mayo el Ayuntamiento mandándonos una máquina excavadora para demolerlo todo. Paramos el intento. En la actualidad el alcalde nos elude y nos manda a interlocutores que le sirven de colchón y que carecen de capacidad de resolución. Vista la mala intención del alcalde, hablamos ya muy claro.

ALB- ¿Fue el único intento del Ayuntamiento de echaros ?

PACO- No. Hace unos días sufrimos un atentado. Nos quemaron la puerta y los plásticos del invernadero. Por supuesto que no estamos diciendo que el alcalde lo haya hecho, pero es curioso que hemos sufrido siempre muchos robos en los que se han llevado cosas, y ahora que hay esta tensión alguien venga, prenda fuego y no se lleve nada.

ALB- ¿Qué es lo que pedís ?

PACO- La tierra para trabajarla como hemos hecho hasta ahora. Que se respete nuestro medio de vida y nuestras instalaciones ; o bien que se nos idemnice por el precio real de los invernaderos y se nos garantice un puesto de trabajo hasta la jubilación. Tiene gracia esta gente que se llena la boca con el autoempleo, y luego no ponen más que trabas y problemas al obrero. Por no hablar de los millones recientemente entregados a la banca que podían haber sido entregados a trabajadores para poner en marcha sus proyectos.

ALB- ¿Estáis dispuestos a seguir con esta lucha ?

PACO- Hasta que haga falta. Y si el alcalde consiguiese derribar esto que sepa que ese mismo día todos nos vamos a vivir en su casa con él. De momento nos estamos defendiendo adoptando medidas legales a través del abogado del Sindicato de Obreros del Campo. Nos han quemado mucho, pero todavía tenemos ilusión y podemos conseguir sacar adelante este proyecto. Le hemos dedicado muchos años, mucho esfuerzo, muchos buenos momentos también, lo planteamos con mucha seriedad sobre el papel y podría incluso servir de modelo a muchos otros trabajadores del campo. Para ello es fundamental una cosa, lo repito : la tierra. No la queremos para pasear, ni para hacer piscinas, ni para venderla, ni para hacernos ricos con ella especulando. La queremos para hacer lo que sabemos. Me llama la atención que la Duquesa de Alba reciba anualmente una cantidad de dinero tremendo siendo esa señora una rica, y a nosotros que producimos comida se nos niegue el acceso a los medios de producción.

ALB- ¿Qué cultivos estáis llevando a cabo ahora ?

PACO- Tenemos habas, nabos, cardos, lechugas, zanahorias… sembraremos patatas próximamente. Y tenemos reservada una parte de la tierra que estamos preparando para cultivo ecológico y llevamos preparándola tres años sin sembrar nada. Dentro de un par de años queremos sacar las primeras cosechas de ese tipo. Actualmente, aunque nuestra producción no sea 100% ecológica, sí que es bastante integral, evitando el empleo de productos químicos hasta donde nos deja llegar el mercado, porque si presentas estos nabos con sus caracoles (nos los enseña), la gente no los compra.

ALB- Tienen buena pinta.

PACO- Sí, pero la gente rechaza los bichos que son señal de que no se han empleado tóxicos.

ALB- ¿Qué opinión tenéis de la crisis actual que ha hecho que quede en el pueblo tanta gente en paro ?

PACO- Hace 25 años en medio de una crisis tomamos la tierra que nos pertenece a los trabajadores, porque es el trabajo el que crea la riqueza que disfrutamos. Esta crisis no es más que la misma de siempre. Ahora que os digo una cosa : la gente quiere calle, con que salga alguien llamando se van a juntar miles de personas a conseguir que sea de todos lo que es de todos. Lo estamos viendo en concentraciones a las que antes íbamos quince, y ahora vamos trescientos. Sólo es cuestión de ponerse en marcha. A la gente que vuelva a la tierra, porque es del que la trabaja.