Skip to Navigation

Zapatero anuncia el regreso inmediato de las tropas españolas en Irak

 
EL PAIS | El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha realizado esta tarde su primera comparecencia ante los medios de comunicación, tras prometer ayer su cargo ante el Rey, para anunciar la vuelta inmediata de las tropas españolas destacadas en Irak “en el menor tiempo y con la mayor seguridad”.
El líder socialista prometió antes de las elecciones generales del 14 de marzo que, en caso de acceder a la presidencia del Gobierno, los 1.300 soldados españoles destacados en Irak regresarían el 30 de junio si “las Naciones Unidas no toman las riendas de la situación”. En concreto, Zapatero declaró el 21 de marzo a este periódico : “O hay un cambio radical, a fondo, de la estrategia en Irak, liderado por la ONU y que afecte a las fuerzas ocupantes con un cambio en el mando de esas fuerzas desde una nueva perspectiva, o las tropas se vendrán (…) El regreso de las tropas es una decisión difícilmente evitable”.


”No es previsible”

Flanqueado por el ministro de Defensa, José Bono, y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, Zapatero ha leído una declaración institucional ante los medios, y luego se ha retirado sin admitir preguntas. Durante apenas cinco minutos, el presidente del Gobierno ha justificado su decisión porque “no es previsible” que la ONU acuerde una resolución al respecto, y “las manifestaciones públicas de los principales actores y los contactos realizados por el ministro de Defensa no aportan indicios que permitan prever una variación en la situación política y militar en Irak en los plazos previstos y en el sentido deseado por el pueblo español”.

Zapatero ha avanzado su “deseo de contribuir a los esfuerzos en lucha contra el terrorismo realizados por la comunidad internacional, con respeto a la legalidad internacional”, y ha insistido en que seguirá “apoyando la reconstrucción de Irak” y promoverá “toda las acciones de la ONU y la Unión Europea en pos de un marco de cooperación internacional para que los iraquíes recuperen su soberanía y puedan organizar libre e independientemente sus elecciones para lograr un futuro de paz e independencia”.

Uno o dos meses para el repliegue

A principios del mes de abril, el teniente coronel Pedro Vallejo, jefe del Elemento de Apoyo Logístico Nacional (que se ocupa del abastecimiento, mantenimiento, transporte y asistencia sanitaria de las tropas), estimó que “replegarse llevaría entre uno y dos meses”, de forma que, si la orden se cursa inmediatamente, es probable que la operación concluya más o menos en el plazo prometido por Zapatero.

La decisión de retirar las tropas españolas destacadas en Irak si Naciones Unidas no toma el mando de la situación antes del 30 de junio es respaldada por el 72% de los españoles, mientras que un 15% se opone a ella, según una encuesta realizada por el Instituto Opina para la Cadena SER a partir de 1.000 entrevistas. “El Gobierno no quiere, no puedo y no va a actuar en contra de la voluntad de los españoles. Es su principal obligación y compromiso”, ha señalado hoy Zapatero para justificar su decisión.

Aviso al líder de la oposición

Antes de comparecer ante la prensa, el presidente del Gobierno ha informado a los portavoces de los grupos parlamentarios ; a los presidentes de las comunidades autónomas ; y al secretario general del Partido Popular, Mariano Rajoy ; y al de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares. Además, se ha puesto en contacto con el presidente del Congreso, Manuel Marín, para solicitar la convocatoria de un Pleno en el que se debata su decisión. Así mismo, Estados Unidos también está al tanto de esta decisión.

El nuevo presidente prometió el cargo ayer ante el Rey, y sus 16 ministros lo han hecho esta mañana. Mañana, a las cinco de la tarde, se reunirá por primera vez el Consejo de Ministros, en un acto extraordinario que servirá para convocar las elecciones al Parlamento Europeo. El próximo miércoles se debe producir la transferencia de mando de la Brigada Plus Ultra al general José Muñoz, a la que el nuevo ministro de Defensa, José Bono, podría asistir si viajara como no ha descartado hacer a Irak junto al jefe del Estado Mayor del Ejército, Luis Alejandre.

News

Descargas