Skip to Navigation

Otros dos trabajadores, muertos en el tajo

 
La lista negra de las muertes por accidente laboral se incrementó ayer con dos nuevas tragedias. La primera ocurrió en Arroyomolinos : un trabajador español de 23 años falleció mientras trabajaba en la construcción de un chalé al volcar la máquina excavadora que conducía y caerle encima, informó Emergencias Comunidad de Madrid 112.
J.M.CAMARERO. MADRID.| abc


El accidente laboral se produjo a las 11.15 horas en la calle Mataró de la localidad madrileña. La víctima estaba trabajando en las obras de construcción del edificio con una pequeña pala retroexcavadora. Por circunstancias que todavía se desconocen, la máquina volcó, aplastando y atrapando al obrero.

Acumulación de gas

La segunda muerte del día tuvo lugar en el municipio de Alcalá de Henares. Un trabajador de 46 años fallecía en una empresa dedicada a la fabricación de vigas al estallar una de éstas tras haber acumulado gas en su interior. El accidente tuvo lugar sobre las 17.30 en la empresa Demag, dedicada a la fabricación de vigas y ubicada en la calle Buenos Aires del Polígono Industrial Camporroso de Alcalá de Henares, según confirmaron a Efe fuentes municipales. M.C.S., de 46 años, estaba soldando una viga cuando ésta explotó, al parecer porque se había acumulado gas en su interior, y le lanzó contra una estructura metálica causándole la muerte.

Diez toneladas de peso

Emergencias Comunidad de Madrid 112 detalló que la viga que ha estallado es de las que se colocan en los techos de algunas industrias para colgar en ellas elementos pesados, y tenía capacidad para soportar unas diez toneladas de peso.

Su estructura es hueca y, por causas que se investigan, se había acumulado gas en su interior. Al llegar los servicios de emergencia, la víctima estaba atrapada entre dos vigas de hierro y sufría politraumatismos y fractura de la base del cráneo y de la columna vertebral. Los Bomberos lograron liberar al hombre con una de las grúas de la propia empresa, y los facultativos del Summa intentaron reanimarle durante 30 minutos, sin conseguirlo.

Tras conocer la noticia de ambas muertes, el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, solicitó a la delegada del Gobierno, Soledad Mestre, que su departamento traslade y coordine a una « confabulación colectiva » contra los accidente laborales, implicando a la Policía con formación especializada.