Skip to Navigation

Oaxaca. Presos Xanica : 4 años de impunidad desde la carcel

 
Alzamos nuestra voz, nuestro sentir, nuestra rebeldía, nuestro coraje, desde el reclusorio de San Pedro Pochutla, Oaxaca, desde la universidad del crimen, de la violencia.
Abraham Ramírez Vásquez <br />Reclusorio de San Pedro Pochutla, Oaxaca, 15 de enero del 2009.


Hoy, 15 de enero del 2009, cumplimos 4 años de ser secuestrados por los que actúan bajo el amparo de las leyes otorgándose el derecho de secuestrar, matar, desaparecer a nuestros hermanos que están en contra de sus proyectos, quienes les decimos a los títeres del sistema neoliberal, encabezados por el asesino de Ulises Ruiz Ortiz (URO) y sus perros carroñeros encargados de llevar a la práctica sus crímenes y llenar los reclusorios de gente inocente, que su único delito es reclamar sus derechos porque, como saben, estos corazones rebeldes jamás se quedarán callados ante las injusticias. Ni cadenas ni grietas ni muros podrán callar nuestra voz.

URO no nos puede hablar de un Estado de derecho cuando hay centenares de muertos sin aclarar sus muertes, y está utilizando los medios de comunicación para atacar a nuestro pueblo, a nuestros hijos ; a través de la televisión en sus caricaturas de muertes y sangre los cultivan a ser asesinos. Todo esto lo transmiten a través de un mensaje de violencia de las diferentes armas y luego, en un cinismo y la más vil hipocresía, nos dicen que están actuando contra la delincuencia. Venden nuestros recursos naturales al mejor postor, mientras que nuestro pueblo sufre la peor miseria y luego, con cara de lástima, nos dicen que está dura la crisis económica. Si en verdad sintieran por su pueblo, ¿por qué no destinan la mitad del dinero que ellos se asignan como sueldo para apoyar a la clase más desposeída de nuestro estado ? Pero todo lo contrario, el pueblo les paga todo, hasta la seguridad de sus hijos. Mientras que esto pasa, nos engañan con migajas y nos mandan programas que nos mantienen en la misma pobreza y anuncian que nuestro estado está progresando. Me pregunto, ¿qué tipo de progreso ? Simplemente no hay respuesta, claro.

Y por esta causa alzamos la voz y nos pagan con cárceles, amenazan a nuestras familias por el sólo hecho de estar en contra de esta triste realidad que vive nuestro país, nuestro estado, y esto lo manifestamos a través de un escrito, a través de una manifestación en las oficinas de gobierno, a través de denuncias, de una canción, de una poesía, a través de una pintura. Debemos de tener presente, pueblo, que si nos quedamos sumisos ante esta situación, nuestros hijos pagarán las consecuencias. Nacimos libres. Amamos la libertad. Y por ver a todos estos hombres títeres sin cadena, no daremos tregua a nuestra lucha. Y por todos los caídos, desaparecidos, encarcelados, ni un paso atrás.

Y, por último, si algunos de ustedes se sienten ofendidos por nuestra forma de pensar y expresarnos, porque tal vez somos un poco vulgares, a los hipócritas hay que hablarles con el único lenguaje que ellos entienden. Dijo el gran anarquista mexicano que registró la historia, Ricardo Flores Magón, que para ser diplomático se necesita antes haber sido hipócrita.