Skip to Navigation

Norte de Uganda : una de las crisis olvidadas más graves de la actualidad

 
La Unidad de Alerta de la Escola de Cultura de Pau de la Universitat Autònoma de Barcelona advierte sobre el deterioro de la situación en el norte de Uganda.


El conflicto armado que sufre el norte de Uganda desde 1986 se ha agudizado debido al incremento de los enfrentamientos entre el grupo armado de oposición Lord’s Resistance Army (Ejército de Resistencia del Señor, LRA por sus siglas en inglés) liderado por Joseph Kony -quien pretende instaurar un régimen basado en los Diez Mandamientos de la Biblia-, y el Gobierno de Yoweri Museveni. Dicho conflicto ha provocado hasta el momento decenas de miles de muertos entre la población civil y el incremento de los desplazamientos forzados de población, cuyo número se ha duplicado durante el pasado año alcanzando los 1,3 millones de personas desplazadas. La población civil se ha convertido en el principal objetivo del grupo armado, y los saqueos y el secuestro de menores para engrosar sus filas han pasado a ser prácticas habituales.

Alrededor de 8.500 menores han sido reclutados forzosamente en el último año según UNICEF. En la región las mujeres y los menores sufren constantemente graves violaciones de los derechos humanos. Alrededor de 50.000 adolescentes deben buscar refugio nocturno en los núcleos urbanos para evitar ser secuestrados o asesinados, según la organización de derechos humanos internacional Women’s Commission for Refugee Women and Children. El acuerdo alcanzado entre el gobierno sudanés y su homólogo ugandés por el que las FFAA ugandesas pueden penetrar en territorio sudanés en persecución de los guerrilleros del LRA ha contribuido a este empeoramiento de la situación en el norte de Uganda, donde los miembros del LRA han retornado. Toda esta situación ha sido calificada como una de las crisis olvidadas más graves de la actualidad por el Secretario General Adjunto para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Jan Egeland. El Llamamiento Consolidado de Naciones Unidas pa ! ra 2004 establece que son necesarios 128 millones de dólares para hacer frente a la crisis humanitaria.

La Escola de Cultura de Pau denuncia esta grave situación humanitaria a la que habría que poner fin estableciendo las presiones oportunas sobre el Gobierno ugandés para que 1) se comprometa en la protección de la población civil de los campos de desplazados, 2) garantice el suministro de ayuda humanitaria y 3) continúe explorando la posibilidad de iniciar conversaciones de paz con el LRA, tras la oportunidad frustrada en el primer trimestre de 2003. En este sentido, la Escola destaca como positiva la propuesta de plan de paz que están elaborando la Unión Europea y Naciones Unidas. Los medios de comunicación pueden jugar un papel fundamental denunciando esta crisis que pese a su gravedad pasa desapercibida ante la opinión pública.

ESCOLA DE CULTURA DE PAU DE LA UAB www.pangea.org/unescopau/