Skip to Navigation

Marruecos : Destrucción de las playas de Alhucemas

 
Desde el comienzo de la obras de construcción del hotel Chafarinas Beach en la costa de Tharayoussef y la construcción de otro edificio en la calita de Matadero y la reconstrucción del paseo marítimo Timachdin-Rmoud-Tharayousef, la asociación Azir para la Protección del medio ambiente alertó en su momento a las autoridades e informó a la opinión pública sobre las graves consecuencias ambientales y ecológicos que tendría la implantación de este tipo de infraestructuras en la primera línea de playa.


Desde el comienzo de la obras de construcción del hotel Chafarinas Beach en la costa de Tharayoussef y la construcción de otro edificio en la calita de Matadero y la reconstrucción del paseo marítimo Timachdin-Rmoud-Tharayousef, la asociación Azir para la Protección del medio ambiente alertó en su momento a las autoridades e informó a la opinión pública sobre las graves consecuencias ambientales y ecológicos que tendría la implantación de este tipo de infraestructuras en la primera línea de playa

AZIR denunció también las irregularidades que acompañaron la construcción del paseo marítimo, donde no se tomaron en cuenta la dinámica de las playas ni tampoco los criterios de reconstrucción cerca de la costa, tampoco era difícil predecir las desastrosas consecuencias que este tipo de acciones tendrían sobre el equilibrio ecológico de la costa, advertimos de la inutilidad y dispendio que suponía el mantenimiento de estas infraestructuras.

Inmediatamente después del temporal que azoto Alhucemas durante los últimos días, AZIR observo multitud de grietas que afectaron la parte inferior del paseo marítimo y casi todos los aseos colocados en la playa en verano, fueron resquebrajados a causa del fuerte oleaje, la costa de Thimchdin está totalmente erosionada y la playa de Tharayousef está parcialmente afectada por este fenómeno, por causa de una mala planificación de las actuaciones llevadas a cabo en esta costa y la deficiente previsión de sus efectos.

En realidad las autoridades optaron por eliminar la mitad de la playa y construir muy cerca de la orilla encima de las dunas sin dejar suficiente espacio para que las olas pudieran golpear. Incluso se edificó dentro del dominio público marítimo, prohibido en principio para la construcción.

Este tipo de obras públicas pueden causar o agravar el fenómeno de la erosión de las playas, mas aun las avenidas o paseos marítimos construidos muy cerca de la orilla han tenido en muchas partes del mundo efectos desastrosos.

Una playa amputada su parte alta ; está condenada a sufrir un desequilibrio ecológico irreversible, la presencia de muros verticales sobre los cuales se rompen las olas en época de fuertes temporales, refuerza las turbulencias de las aguas y provoca la retirada de sus arenas y la consecuencia es la ablación total de la playa y incluso su total desaparición.

La misma suerte correrá seguramente la Calita de Matadero a causa de una construcción ilegalmente edificada en el espacio marítimo público y en la desembocadura de una rambla que alimentaba esta playa con sedimentos, Podemos asegurar que la playa de Aghyour Inuaren perderá probablemente sus arenas y sufrirá una fuerte erosión, si no se reconsidera el plan adoptado por las autoridades para la implementación de infraestructuras en apoyo a los pescadores artesanales de la zona.

Se ha observado que durante los últimos días, los vientos que han soplado en Alhucemas eran de componente Oeste, vientos que no suelen causar daños de consideración ; sin embargo los vientos más temidos en la zona, son de componente Nordeste que tienen consecuencia desastrosas sobre la costa ; Sobre todo si coinciden con la temporada de Mareas vivas.

Para atajar el problema y salvaguardar lo que aún queda de costa sin destruir, es importante empezar por el respeto de la ley vigente, sacar a la luz el proyecto de ley de costas que el departamento de medioambiente a depositado en la secretaria general del estado en 2003 y que sigue desde entonces sin ninguna voluntad política de sacarlo adelante y aplicar el protocolo GIZC (Gestión Integrada de Zonas Costeras) que Marruecos ratifico el pasado 21 de enero 2008 como país Contratante del Convenio de Barcelona.

Instamos al desarrollo de estrategias de verdadera sostenibilidad de la Costa y promover medidas para remediar los problemas a los que se enfrentan muchas zonas costeras, del deterioro de sus recursos medioambientales, socio económicos y culturales. A través del fomento de la colaboración en materia de ordenación y gestión de zonas costeras, con una filosofía de integración que incorpore la participación de todas las partes interesadas de la sociedad.

Alhucemas el 10 de Enero de 2010

AZIR pour l`Environnement

Web. www.azirweb.org

Nike Magista Obra

Descargas