Skip to Navigation

Málaga quiere suprimir los policías de las grúas municipales

 
El Ayuntamiento pretende que los operarios envíen fotos de los vehículos infractores a través de PDA, iniciativa que ya sido criticada por la CGT
El Ayuntamiento de Málaga pretende suprimir los policías locales de las grúas municipales que retiran los vehículos que cometan infracción, a la vez que entregar dispositivos informáticos PDA a los operarios del servicio para que envíen fotos del automóvil en cuestión y el agente autorice actuar.
EFE. Foto : CGT Málaga.


Según ha denunciado a Efe la Confederación General del Trabajo (CGT), contraria a establecer este nuevo sistema de trabajo, la iniciativa va acompañada de un "plan de productividad" para "compensar" las diferencias de salario con Barcelona -donde ya está implantado-, aunque para ello deben "remolcar muchos vehículos".

La referida organización advierte de que "se pretende que el operario realice labores propias de la policía local", ve "exclusivamente un fin recaudatorio" y, al alegar que con un sólo operario la mayoría de vehículos que estorban a la circulación no se podrían retirar, afirma que les contestan que no retiren automóviles de sitios "tan complicados", sino que vayan "a lo fácil".

Ante eso, la central sindical replica que en lugares fáciles no suelen estorbar los vehículos aunque cometan alguna infracción y que dada la escasez de grúas es más lógico retirar los que cometen infracción y obstaculizan gravemente la circulación que los que no.

Esta propuesta de aplicación de nuevas tecnologías en la actuación del Servicio de Apoyo a la Circulación (SAC), a la que ha tenido acceso Efe, se quiere llevar a cabo desde 2007 aunque se ha entregado al personal hace unos días y consiste en implantar una aplicación informática que permita retirar vehículos en infracción sin ser necesaria la presencia de un policía local en el lugar.

El operario encargado de la grúa de la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios SA (SMASSA), empresa mixta de capital mayoritario municipal, tras abrir el expediente de orden de retirada, realizaría una fotografía del vehículo y la enviaría -a través de la PDA o pequeño ordenador- junto con los datos de identificación al Grupo de Grúa de Policía Local para comprobarlo.

La Policía se conectará a la aplicación y podrá visualizar las fotos y dar el visto bueno o rechazarlo en una comunicación inmediata porque la grúa esperará a recibir la notificación de actuación, tras lo que se completará la orden y se hace la retirada.

La CGT considera que de esta forma el operario decidiría qué vehículos estorban a la circulación y deben retirarse "sin estar capacitado para ello" y que se obliga a "realizar su trabajo sin la presencia de la autoridad que en un momento dado pueda mediar ante un posible conflicto", además de sentirse "bastante desprotegido".

La central tiene "serias dudas" sobre la legalidad y funcionamiento del sistema, aunque la empresa cuenta con un informe que lo avala como ajustado a Derecho.

La organización sindical advierte de que en Barcelona van dos operarios por grúa y que en la ciudad condal tienen la autoridad que le proporciona la ordenanza municipal y añade que les afirman que con el plan de productividad ganarán mucho dinero.

Explica que con un solo operario no se podrían retirar la mayoría de vehículos que estorban, ya que "el policía local que acompaña además de denunciar el vehículo, cortar el tráfico, asegurar un perímetro de seguridad tanto para peatones como para vehículos y facilitar cuantas maniobras sean necesarias, echa una mano en las tareas propias del enganche del vehículo".

575441-081 Nike Air Jordan 1 Retro High OG GS Crimson Tint