Skip to Navigation

Los jardineros llevan su "lucha" ante Botella

 
Casi un centenar de representantes sindicales de los jardineros del Ayuntamiento de Madrid protagonizaron este miércoles una sonora protesta frente a la sede de la delegación de Medio Ambiente. Piden a Botella que interceda para que las empresas concesionarias negocien con ellos un nuevo acuerdo laboral que incluya subida de salarios y mejoras laborales.
<a href="http://www.madrdidiario.es" class="spip_url spip_out">www.madrdidiario.es</a> | Carmen M. Gutiérrez - Fotografías : Diego Sánchez


Bajo el lema ’Por un Acuerdo Madrid digno’, decenas de representantes sindicales de los jardineros de Madrid protestaron este miércoles por la negativa de las empresas concesionarias de los servicios de jardinería del Ayuntamiento a negociar una nuevas condiciones laborales para los aproximadamente 3.500 jardineros que están en esta situación.

"Tenemos un salario medio que no llega a 900 euros y puede haber hasta una diferencia de 6.000 euros anuales con los jardineros de otras ciudades españolas", resumía el coordinador de jardinería de CGT, José Manuel García. Estas condiciones parten del ’Acuerdo Madrid’ firmado en 2001 dentro del convenio estatal de jardinería.

El responsable de jardinería de CCOO, Cándido Rodríguez, explicó a Madridiario que han intentado reunirse en varias ocasiones con las empresas concesionarias sin éxito, y que la única respuesta que han obtenido ha sido que por la situación de crisis actual las concesionarias no están en condiciones de mejorar las condiciones laborales de sus empleados.

Ante la negativa de las empresas, los sindicatos decidieron solicitar una reunión en noviembre con Ana Botella, la responsable del Área de Medio Ambiente, para que hiciese de intermediaria con las empresas. Pero no hubo respuesta, según Juan Manuel Moncayo Álvarez, de UGT.

Así que con esta ruidosa manifestación -algunos de los sindicalistas incluso llevaban tapones en los oídos- frente a la sede de la concejalía, los jardineros dan por iniciada una campaña de protesta, que podría acabar en huelga, para modificar un acuerdo laboral "obsoleto", como ellos lo definen.

Entre las proclamas lanzadas en la manifestación se podía oír "Botella, escucha, estamos en la lucha" o "Corrupto, pepero, devuélveme el dinero". Por su parte, Medio Ambiente considera que es ante las empresas concesionarias donde deben presentar sus reivindicaciones, según una portavoz.

air max 90 essential black

Descargas