Skip to Navigation

La sanidad pública madrileña no se vende, se defiende

 
La Coordinadora de Trabajadores de Sanidad Pública contra la privatización reitera su posicionamiento por la unidad de todos los trabajadores y usuarios en defensa del bien común, representado en nuestro sector por la Sanidad Pública. La Coordinadora reitera su compromiso público por aunar, sumar y participar conjuntamente con todos los movimientos y sectores ciudadanos que actúen en defensa del patrimonio público y en defensa de la Sanidad Pública. Por ello hemos convocado conjuntamente importantes movilizaciones como la del 13 de noviembre que reunió a más de 20.000 personas y hemos secundado otras como la del 3 de diciembre en defensa de la educación y sanidad públicas. Pero, precisamente porque estamos por la movilización y la lucha, no podemos convocar a la manifestación de CCOO, UGT y CSIT del 16 de diciembre de 2008, al conocer sus consignas confusas y desmovilizadoras, donde no se habla de la privatización ni, siquiera, de defensa de la Sanidad Pública, a la par que se mezcla con reclamaciones negociadoras y retributivas que desvían claramente del principal objetivo actual, que debiera ser, como señalamos, frenar y revertir el proceso de desmantelamiento y privatización de la Sanidad Pública madrileña. Unidad, pero no para retroceder
Coordinadora de Trabajadores de la Sanidad Pública de Madrid Contra la Privatización


Reiteramos nuestro compromiso público de llamar a la unidad de todos los trabajadores y ciudadanos conscientes de la necesidad de luchar contra el rodillo político de la Aguirre y su gobierno regional, en este importante tema, sin otra distinción que la claridad de los programas y objetivos.

El momento en que nos encontramos es extremadamente difícil. La lucha popular, en aumento, ha podido frenar temporalmente parte de la agresión que el Gobierno del PP está decidido a llevar a cabo, pero los intereses de las multinacionales y el pastel económico y político que representa repartirse los recursos públicos, son muy poderosos.

Ante las dificultades no queda sino crecerse : de inmediato, tendremos que afrontar la reducción sustancial de plantillas en la red pública tradicional. Los grandes hospitales y ambulatorios, dejaran de renovar contratos temporales, para hacer efectivo el objetivo político de la derecha de dotar los nuevos centros a costa de los “antiguos”, sin incrementar una plantilla congelada desde hace más de un decenio, frente a un notable incremento de población y necesidades sanitarias públicas. Una chapuza para vestir un santo a costa de otro, sin hacer crecer el servicio, pero sí llevarse los recursos a la privada o privatizada. Afrontaremos, el intento de fragmentar la primaria por empresas y con hospitales privatizados de referencia, con nueva zonificación basada en intereses empresariales. Lo mismo le espera a los laboratorios clínicos, en almoneda (con parte ya en manos de la yanqui Apax-Unilab), y muy diversos servicios externalizables de los hospitales tradicionales, en proceso de reconversión por “planes funcionales”, de los que se desprenderá la entrega de la plantilla “no sanitaria” (administrativos, mantenimiento, celadores, etc) a los mismos especuladores encargados de elaborar los proyectos liquidadores (como es la multinacional norteamericana PriceWaterHouse-Versus, en “La Paz” y “Gregorio Marañón”), o la Gerens Hill, en los privatizados.

La Coordinadora está dispuesta a continuar una lucha que es prolongada, de fondo y resistencia. Buscamos la unidad, con todo tipo de sindicatos, entidades vecinales, organizaciones sociales y políticas que combatan la privatización del patrimonio público, se llamen como se llamen. Creemos que es indispensable asumir la exigencia de derogación de todas las leyes privatizadoras, principalmente la 15/97, porque no podemos confiar, dada la experiencia de privatización en otras Comunidades Autónomas, en que un cambio de color político del Gobierno garantice la paralización de la privatización, y mucho menos la devolución a manos públicas lo ya privatizado

No secundamos la convocatoria del 16 de diciembre porque nos parece indigno tratar de “negociar sobre los muebles, mientras la casa se hunde”, negociar los trienios cuando puede que sea SANITAS quien acabe pagándonos. Mucho menos que los citados sindicatos convoquen concentración el 18 a favor de la permanencia de la empresa privada que es la “colaboradora” que hasta ahora ha prestado asistencia sanitaria (negocio sanitario) en Madrid.

La Coordinadora estará en su puesto, tirando del carro, o empujándolo, en la lucha unitaria contra la privatización, por la Defensa de la Sanidad PÚBLICA. Continuaremos tratando de recabar el más amplio apoyo de todo tipo de organizaciones para movilizar a los trabajadores y trabajadoras de la sanidad, a los de otros sectores que luchan contra las privatizaciones, de empresas que se movilizan contra los despidos y expedientes de regulación de empleo y usuarios en general de la sanidad, por la gestión directa de los servicios sanitarios, devolución a manos públicas de lo privatizado, frente a despidos , cierre de camas , la mercantilización de la sanidad y por derogación de todas las Leyes que amparan la privatización, especialmente la 15/97

La Comisión de la Coordinadora propondrá en su próxima Asamblea la convocatoria de otra gran manifestación, convocada por todos esos sectores y con esos objetivos, en el primer trimestre de 2009. Creemos además que todo ello debe servir para acumular fuerzas de cara a la convocatoria de una Huelga General contra las privatizaciones de los servicios públicos.

Os invitamos a tod@s a participar en la próxima Asamblea de la Coordinadora, el 14 de enero, a las 11 y a las 18 hs. Escuela de Ingenieros Técnicos Industriales, Ronda de Valencia 3, metro Embajadores

Air Jordan IV 4 Running Shoes