Skip to Navigation

La Policía desaloja el centro ’okupa’ más antiguo de Cataluña

 
El ’Ateneu de Korneyà’, en Cornellà de Llobregat, el espacio ’okupado’ más antiguo de Cataluña, hace nada menos que 17 años, ha sido desalojado esta mañana por la Policía Nacional por orden del juzgado número 3 de Cornellà de Llobregat (Barcelona).


Seis furgonetas llegaron sobre las 9.00 horas al lugar, una antigua fábrica situada en el número 23 de la calle Barcelona de Cornellà, para proceder al desalojo del inmueble. Los agentes sorprendieron a cuatro personas en su interior, que abandonaron el edificio sin oponer resistencia ni provocar incidentes, según informaron fuentes policiales.

Sin embargo, según explicó un portavoz del colectivo ’okupa’, uno de los cuatro jóvenes fue detenido y trasladado a la comisaría de Cornellà, donde se han desplazado miembros de la Asociación de Vecinos y de la Coordinadora contra la Marginación para exigir su puesta en libertad.

Los ’okupas’ que vivían en el Ateneu, así como otros jóvenes que guardaban material en la casa para ensayar y realizar actividades lúdicas y sociales, retirarán sus objetos personales del interior de la casa. Posteriormente, se procederá a tapiar el inmueble.

Convocada una manifestación

Jóvenes y vecinos de Cornellà se manifestaban esta mañana por la Rambla de Cornellà para protestar por el desalojo, en un acto reivindicativo que finalizará frente al Ayuntamiento del municipio. Los jóvenes volverán a movilizarse mañana a partir de las 19 horas con una manifestación en la plaza Cataluña de la población.

El Ateneu de Korneyà fue ’okupado’ hace 17 años por un grupo de jóvenes, que reformaron su interior y lo adaptaron para poder llevar a cabo actividades socioculturales. Una parte del inmueble se habilitó para viviendas, por las que han ido pasando diferentes personas desde su ’okupación’. También se construyeron salas de ensayo, una sala de conciertos con capacidad para unas 150 personas y un espacio de reunión y debate.

Durante estos años, el Ateneu ha albergado charlas, debates, conciertos solidarios, teatro, cine-forum y jornadas en favor de los colectivos más desfavorecidos. Los ’okupas’ del Ateneu llevaban cuatro años de luchas judiciales y en las últimas semanas, ante la amenaza de desalojo inminente que pesaba sobre el edificio, habían protagonizado varias movilizaciones para defender este espacio.

EUROPA PRESS