Skip to Navigation

La familia de dos menores pide 7 años de cárcel para un cura acusado de abusos sexuales

 
La Cadena SER ha tenido acceso al sumario del caso del sacerdote de una parroquia de Madrid acusado de abusos sexuales sobre dos niños. En él figura que la familia de los menores pide para el presunto pederasta siete años de cárcel y una indemnización de 60.000 euros. La acusación popular solicita un año más de prisión y que se declare al arzobispado de Madrid dirigido por Rouco Varela responsable civil subsidiario.
Cadena Ser


Los padres de los dos niños afirman en su escrito de acusación que el sacerdote Rafael Sanz se aprovechó de la estrecha relación de amistad con la familia para abusar sexualmente de uno de los menores, que entonces tenía doce años. Aseguran que los abusos sexuales consistieron en tocamientos y en un intento de violación. Éstos se produjeron primero en el domicilio familiar de los chavales y luego en la sede de la vicaria VI de Madrid, según los padres, que dicen que esos abusos se prolongaron durante tres años, desde1998 hasta el 2001.

Los padres añaden que no ha quedado acreditado que el cura abusase de su hijo más pequeño, aunque sospechan que algo pudo haber ocurrido también con él. En el sumario del caso, al que ha tenido acceso la Cadena Ser, solicitan para Rafael Sanz siete años de prisién, tres por un delito continuado de abusos sexuales y cuatro por abusos sexuales en grado de tentativa. Además, creen que concurre la agravante de abuso de confianza y abuso de autoridad.

Mientras, la acusación popular, representada por los catequistas de la parroquia de Aluche, pide ocho años de prisión al incluir también un delito de acoso sexual sobre el chaval de menor edad, y pide además expresamente para el arzobispado de Madrid, cuyo titular es Rouco Varela, la responsabilidad civil subsidiaria, porque entiende que el sacerdote cometió los abusos en el desempeño de sus obligaciones pastorales, e incluso a veces en las propias dependencias eclesiásticas.