Skip to Navigation

La CGT nace en Ceuta tras instalarse en la empresa Obimace

 
Mustafa Hassen, Abdelah Mohamed y Ahmed Mohamed son los responsables de la organización en Ceuta
CGT Andalucía


La Confederación General de Trabajadores (CGT) se ha instalado en la ciudad autónoma a través de la empresa municipal Obimace.

Mustafa Hassen, Abdelah Mohamed y Ahmed Mohamed son los responsables de la organización en Ceuta, siendo este último el secretario de la sección sindical. La página web de la CGT ya anunciaba hace unos días la constitución de la sección sindical del sindicato en Ceuta. Fue el 28 de julio, cuando Ahmed Mohamed entregó en la federación del Campo de Gibraltar 19 fichas de afiliación, todas ellas por nómina. En la actualidad, aseguran que ya son unas 40 las personas que se han unido al sindicato. La sección sindical depende del sindicato de oficios varios del Campo de Gibraltar.

Aunque han comenzado en Obimace, esperan instalarse en distintas empresas de la ciudad, en especial en las del sector de la construcción, donde existe mucho paro y, sobre todo, muchos problemas. Además, pretenden crear un departamento para tratar defender a los trabajadores imnigrantes y transfronterizos.

La CGT llega a Ceuta como un sindicato “de izquierda, de base y que defiende lo que quieren los trabajadores”, destacan los responsables, quienes explican que su forma de gestión se centra en tomas decisiones “asamblearias y por mayoría”, es decir, que los trabajadores sean “los propios interlocutores”. Estos trabajadores pensaron en unirse al proyecto de la CGT al entender que en Ceuta existe un “vacío” dentro del mundo sindical, y que la clase obrera quiere una organización que “la ampare, la instruya y le informe de cosas a las que ella no alcanza”, indican.

Confían en que la central sindical a la que representan va a tener el respaldo de un importante número de trabajadores ceutíes, porque -aseguran- ya hay muchos interesados en formar parte de la organización. “Nosotros hemos puesto la primera piedra de la CGT en Ceuta pero cada vez se va sumando más gente”, explica.

En cuanto a la política de Ceuta que tiene que ver con el mercado laboral, consideran que en la ciudad se lleva la que ellos llaman “política de enchufismo”, es decir, “que se pagan favores en detrimento de muchos parados”. Además, dicen que se crean “puestos inexistentes para pagar favores”, algo que achacan al propio presidente de la Ciudad, Juan Vivas. Para luchar contra ésto es para lo que dicen que se han unido al proyecto de la CGT.

La CGT-Ceuta considera que el Ejecutivo de Vivas está “cometiendo un fallo” con el extinto Pacto Territorial por el Empleo. Para solucionar el problema de las personas que integran este colectivo, proponen “buscar huecos” en las distintas empresas municipales y no sólo en Obimace, ya que consideran que dicha entidad no está preparada para albergar a tantos trabajadores. De esta manera, la CGT se instala en Ceuta, con ilusión y muchas ganas de seguir trabajando “para tapar el vacío que hay en la ciudad”.

Escrito por Juanmi Armuña VIERNES, 07 DE AGOSTO DE 2009 El faro digital

Air Trainer Sc 2