Skip to Navigation

La CGT considera una burda y previsible puesta en escena, de cara a la negociación del XIV Convenio Colectivo, el anuncio de trasladar parte de la producción del Fiesta a Alemania

 
Ford España ha trabajado sábados y festivos durante 2004 y ha realizado más de 650.000 horas extras, lo que demostraría la falta de rigor de cualquier insinuación sobre una crisis, o la poca capacidad previsora de unos ejecutivos con sueldos “galácticos”


Muchos trabajadores de Ford en Almussafes ya venían bromeando en las últimas semanas -sobre todo desde que se comenzaron a elaborar las distintas propuestas sindicales de plataforma reivindicativa para el convenio de 2005- sobre la inminencia de alguna maniobra de la empresa para intentar asustar a la plantilla, de cara a esas negociaciones que se presentan difíciles y arriesgadas para los derechos de los trabajadores. Parece que la trayectoria de Ford se cumple una vez más, y este fin de semana ya ha hecho pública una amenaza de llevarse parte de la producción del Fiesta a Alemania. De esta forma (y si se cumplen el anuncio) la factoría de Valencia reduciría su volumen diario de 2.000 unidades a 1.600 en enero, y a 1.800 desde marzo. Esta posibilidad ya era manejada desde hace meses, por lo que la sorpresa que algunos manifiestan no parece justificada.

Tampoco consideramos serio que durante 2004 se hayan trabajado incluso más sábados de los 10 previstos en el convenio (además de algún domingo y festivo, como el pasado 12 de octubre) o que se firmase por los dos sindicatos mayoritarios el pase a laborables de tres supuestos días de vacaciones pactados en la negociación de año 2000, para a renglón seguido poner en escena la opereta que se representa cada vez que hay convenio, y que consiste en fingir una crisis por la empresa (amenazando con irse a Alemania) y por parte del eterno líder de la UGT en anunciar que van a intentar salvar lo posible.

Al final, unos y otros, están de acuerdo en lo básico y a los trabajadores se les induce a aceptar recortes, porque la situación es muy delicada y sería de irresponsables continuar exigiendo las mejoras de la plataforma conjunta. De esta forma Ford va introduciendo la flexibilidad deseada y su sindicato preferido se consolida como un interlocutor razonable, moderado y muy comprensible con las necesidades de la empresa. No será de extrañar para nadie que las organizaciones que sigan defendiendo mejores condiciones salariales y laborales sean perseguidas por Ford, acosadas y sus afiliados presionados para que se apunten con quienes tan cerca están de los jefes.

Libertad Montesinos

Gabinete de Prensa

CGT-PV

Air Jordan VI High