Skip to Navigation

Jerusalén año cero

 
JERUSALÉN AÑO CERO. Esta canción de nuestro cantautor Silvio Rodríguez, poeta de alto vuelo, me ronda desde hace días y, ahora, tomo estas palabras para tratar de ENTENDER (y mira que una amiga entrañable e importante poeta cubana radicada hace varios años en México me dice que, por idiosincrasia, los cubanos siempre tenemos algo para opinar, pero bueno).
Jorge Bousoño González.


Hay heridas tan antiguas y profundas que, por más que uno las cuide, “todos los golpes van a parar a ellas”, como promulga el viejo refrán ; o siempre hay alguien para trastearla y sacar su tajada.

Hasta una cena de reconciliación puede ver quebrada sus buenas intenciones.

Jerusalén año cero, testamentos ; hebreos, católicos ; va Judas, va Cristo con su cruz. Muy de cerca los musulmanes.

Pasan los siglos y continúa la dispersión. Luthero, además.

De nuestra América uno de sus próceres, el Benemérito Don Benito Juárez, expresa : “EL RESPETO AL DERECHO AJENO ES LA PAZ”.

Sigue el tiempo atravesando senderos, con él los odios continúan su acumulación como capital, y para nada : a la misma canasta van las ansias de poder, conquistas y saqueo.

Nuevo milenio, el más reciente : caen dos torres, gemelas por su semejanza y simbolismo ; y ahora una guerra de exterminio es tan preventiva como una vacuna (“no le tires piedras al tejado de tu vecino, cuando el tuyo es de vidrio”, y a esto nadie es ajeno).

En la segunda guerra mundial las hordas naxifascistas intentaron exterminar de la faz de la tierra a todos los judíos. A manera de amainar tanto dolor y sacrificios (amén de las sumas de tras fondo) : “LA TIERRA PROMETIDA” (¿eh, y Palestina ?).

Y me pregunto ahora, a ver si ENTIENDO, ¿quién arremete contra quien ?, ¿quién trata de exterminar a quien ?, ¿es acaso guerra prevención ante las dudas y/o deudas históricas ?

¡Ah, verdad !, que para estos tiempos los humildes no tenemos derecho ni a defender lo poco que poseemos.

Perdonen mi ignorancia y simplicidad (así me quieren los dueños del mundo para reiterarme los mismos cuentos y recetas). Tal vez y un día podríamos convivir géneros, razas, culturas, credos, con todo el respeto y la armonía que necesitas humanidad.

De momento los misiles toman el lugar de las aves y las lágrimas riegan la tierra rojo púrpura.

desde La Habana, Cuba.


Par : Jorge Bousoño González
Nike Zoom Live 2017