Skip to Navigation

Iveco : la empresa no cumple el acuerdo y se niega a readmitir al compañero despedido

 
Paro y concentración mañana, a las 14:00, en la puerta de la fabrica (crta. Soria Km. 2,5)Hace unos días informábamos de que se había llegado a un acuerdo con la empresa para que nuestro compañero Alberto Suárez, despedido de manera cobarde el pasado julio, fuera readmitido quedando sin efecto dicho despido, asumiendo el trabajador una sanción de 45 días de empleo y sueldo.
CGT Iveco


En una nueva demostración de falta de palabra y de compromiso con los acuerdos adquiridos, la empresa ha roto el acuerdo que se había alcanzado, y ahora se niega a cumplir su compromiso de readmitir a Alberto. Y para tal desvergüenza, parece ser, y decimos parece pues en su línea habitual de cobardía, ni tan siquiera se nos ha facilitado explicación alguna, utiliza la excusa de que uno de los artículos de la ultima cuña, no les ha gustado y que por ese motivo no se llevara a efecto la readmisión, demostrando una vez mas que la empresa desconoce lo que significa la palabra compromiso.

Ya esperábamos una actuación así, ya que conociendo las habituales maneras de actuar de la empresa y de quien ha llevado a cabo este despido, el responsable de RRHH, no nos sorprende ni que no se cumpla lo pactado, ni que no se nos den explicaciones, ni se nos reciba para ello. Lo que no esperábamos es que la excusa presentada fuera tan absurda e injustificable, lo que demuestra que además de malas intenciones ni tan siquiera tienen luces para excusarse en algo serio o minimamente entendible. Ya que ellos son incapaces pensábamos que el asunto lo llevaría alguien capacitado, al parecer como hay crisis no gastan y se conforman con lo que tienen, y lo que tienen se mueve por rabietas y no da para mas.

La verdad es que lo veíamos venir, y mas una vez visto el acuerdo que la empresa pretendía que CGT firmásemos para la readmisión del compañero, en el que no solo no se recogía lo acordado, ya se pretendía que fuesen 60 días de sanción y no los 45 acordados, sino que también se pretendía que CGT se comprometiera a guardar silencio en algunos asuntos, o a mirar para otro lado y a “colaborar” con la empresa en la implantación del sistema MTM de tiempos. Se pretendía por lo tanto que CGT callara y que entre otras cosas permitiera a la empresa actuar a sus anchas en algo tan peligros como que la empresa implante los tiempos que le plazca sin control alguno. En definitiva para conseguir la readmisión, CGT tenía que dejar de ser CGT y dejarnos domesticar, perjudicando a la mayoría de la plantilla para beneficiarse de ello uno de nuestros delgados.

Esto para CGT y en primer lugar para el propio Alberto era inaceptable y en las condiciones presentadas no se iba a firmar, pero ni tan siquiera hemos tenido oportunidad de intentar negociar los términos del acuerdo, ya que dos horas después de ser presentado la empresa lo ha roto unilateralmente y por su cuenta y riesgo.

Claramente había algo detrás del acuerdo alcanzado hace unas semanas, una clara intención de la empresa de hacer pasar el tiempo, para finalmente aprovecharse de la situación actual que se vive en la fabrica para llevar a cabo el despido, creándose un peligros precedente ya que si se despide de manera impune a un miembro del comité, que se hará en el futuro con los demás, aunque algunos mandos ya se encargan de de decirlo por las oficinas sin tapujos entre risas y jolgorios. Arrieros somos…

Desde CGT hemos intentado solucionar el conflicto de la mejor manera posible, pero la empresa ha decidido que sea por las malas, y por las malas va a ser, ya que si bien la empresa juega a favor de viento y con las mejores cartas, peores manos hemos ganado y mas de uno se puede llevar alguna sorpresa de aquí en adelante.

CGT no vamos a permitir chantajes ni coacciones, y pelearemos hasta el final por la readmisión de nuestro compañero, que claramente esta siendo utilizado por la empresa como cabeza de turco para aleccionar e intimidar a la parte de la plantilla que todavía no esta plegada a todas sus pretensiones.

Como ya hemos dicho la empresa juega a favor por la situación en la que nos encontramos pero hay mas actuaciones que se pueden hacer, en lugar de parar la fabrica, y las haremos. En el juzgado nos veremos.

¡¡¡¡DESPEDIDO READMISION !!!!

Descargas