Skip to Navigation

Informe de Amnistía Internacional sobre el Sahara Occidental

 

El último informe de Amnistía Internacional denuncia las violaciones de los derechos humanos por parte de las autoridades marroquíes en el Sahara Occidental.

Tras 35 días en prisión, se permite a los presos saharauis el acceso a las duchas y salir al patio.

RR.II. CGT


La publicación del Informe de Amnistía Internacional sobre los acontecimientos del pasado 8 de noviembre en el Sahara Occidental desvela con claridad las violaciones de los derechos humanos por parte de las autoridades marroquíes en el Sahara Occidental.

El informe de Amnistía Internacional recomienda la creación de una comisión de investigación independiente e imparcial que tenga todas las facilidades para obtener toda la información pertinente, incluida información sobre las torturas y malos tratos sufridos por los detenidos. Asimismo recomienda garantías para la imparcialidad en los juicios y para que civiles no sean juzgados en consejos de guerra, hecho contrario a la legislación internacional. Más abajo reproducimos el informe completo de Amnistía internacional (en castellano y francés)

Asimismo, en un comunicado de CODESA (Colectivo de Defensores de Derechos Humanos Saharauis), se nos informa que hay aproximadamente 140 detenidos saharauis debido a su participación en el Campamento Gdaim Izik recluidos desde hace más de 35 días, privados de todos los derechos garantizados en los Tratados y Pactos internacionales de derechos humanos

Un grupo de mas de setenta reclusos saharauis desde su ingreso en la prisión negra del Aaiun en el Sahara Occidental, fueron aislados en un lugar oculto de la cárcel y custodiados por fuerzas especiales de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias bajo las órdenes directas emitidas por su Director General, Hassan El Haski, que visitó la prisión y supervisó personalmente la distribución de los detenidos, trasladando a decenas de presos a otras cárceles en Marruecos.

Las familias comunicaron que en este lugar de la cárcel los detenidos se encontraban hacinados (33 presos en una celda de 20 metros), sometidos a estricta vigilancia, inspecciones continuas, asilamiento de todo contacto con el exterior, imposibilidad presentar denuncias, sin acceso a tratamientos médicos y medicinas, comida, ropa y productos para la higiene, sometidos a abusos, insultos y malos tratos, llegando Instituciones Penitenciarias al extremo de la adopción de medidas para evitar premeditadamente que las familias pudieran tener contacto directo, sin poder oír a los presos debido al ruido ambiental producido y a su aislamiento con mamparas en el transcurso del corto tiempo de visita permitido en una sala no superior a 21 metros cuadrados.

El 20 de diciembre de 2010 durante una visita a sus hijos las familias conocieron la noticia de que la administración de la prisión por primera vez había permitido a los detenidos el acceso a la ducha, pasear durante 30 minutos al día y acceso a productos de higiene personal y algunos alimentos, que les había sido prohibido con anterioridad sin justificación alguna.

Las familias se muestran preocupadas ya que los detenidos siguen sin tener derecho a comunicación telefónica, correspondencia, lectura de periódicos o libros, escuchar la televisión y la radio, así como a interponer denuncias ante la administración penitenciaria, así como sorprendidas de que el Fiscal General y el Juez de Instrucción del Tribunal de Apelación del Aaiun en el Sahara Occidental no admitieran la presentación de las denuncias interpuestas en las que solicitaban la apertura de una investigación sobre las condiciones y circunstancias de las detenciones, así como las presuntas torturas y malos tratos infringidas a los reclusos, motivo por el que se han visto obligadas a presentarlas a través de correos.

Finalmente, añadir que la Asociación Marroquí de Derechos Humanos ha convocado para el viernes 24 de diciembre una rueda de prensa, a las 10 de la mañana en su sede central de Rabat para informar de las conclusiones de la Comisión de Investigación sobre los incidentes producidos en el Aaiun.

Tras los incidentes producidos en la ciudad de El Aaiún, la junta directiva de la AMDH decidió crear una comisión de investigación que el viernes presentará sus conclusiones. Hay que hacer constar la independencia de la AMDH en este asunto, defendiendo siempre una solución democrática para el problema del Sahara Occidental.

Informa : Mouatamid

Leer la Declaración pública de AMNESTY INTERNATIONAL en : cgtnortedeafrica.org

Nike kyrie 2 Rainbow