Skip to Navigation

Concentración en protesta por la muerte de un obrero en Valladolid

 
De nuevo tristemente nos hemos concentrado por la muerte de un trabajador, esta vez ocurrida en la fábrica que la multinacional francesa Michelín tiene en Valladolid.


Es más que frecuente observar el doble rasero a la hora de controlar las medidas de seguridad en los trabajos que realizan las contratas y subcontratas que se emplean en las grandes empresas. Las personas trabajadoras de estas subcontratas son utilizadas para la realización de todo aquello que sea necesario, sin importar su conocimiento del trabajo a desarrollar, su falta de información de la zona donde van a realizar esos trabajos, del desconocimiento de las normas de seguridad aplicables.

Es habitual la falta de un responsable de la empresa que coordine con la matriz el trabajo a realizar. A esto hay que sumarle las prisas a las que les someten a la hora de realizar los trabajos y las jornadas diarias de 10 horas.

¿Por qué la inspección de trabajo mira hacia otro lado ? ¿Por qué no quiere ver la exagerada vulneración del cómputo de horas extras que se realizan y su consiguiente riesgo para la salud ?.

Según los datos oficiales de la Junta, entre enero y febrero de este año se han producido 14 muertes en el tajo.

La pérdida de la salud en el trabajo es algo inaceptable, y más aún lo es, el dejarse allí la vida.

Como personas trabajadoras debemos hacer cumplir la ley y las normas en la materia. Nadie defenderá lo tuyo mejor que uno mismo.

Para finalizar un fuerte abrazo a la familia, amigos y compañeros de Manolo.

Que la tierra te sea leve compañero.

¡No mas muertes en los centros de trabajo !

JPEG - 161.8 ko
JPEG - 91 ko
JPEG - 139 ko
JPEG - 186.3 ko

Fotos : Alex Romera