Skip to Navigation

Cien personas se concentraron frente a autobuses para pedir el ’no’ al Tratado

 
pamplona. Alrededor de 100 personas se concentraron ayer frente a la estación de autobuses de Pamlona, delante de la puerta del edificio del SNS-Osasunbidea para pedir el no a la Constitución Europea. Entre ellos se encontraban representantes de los grupos políticos Aralar, Batzarre, Eusko Alkartasuna y Partido Carlista, además de los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-STEILAS y CGT. Imagen : Representantes de diversas asociaciones y grupos políticos sostuvieron la pancarta.Foto : chema pérez


Imagen : Representantes de diversas asociaciones y grupos políticos sostuvieron la pancarta.Foto : chema pérez

También acudieron algunas mujeres pertenecientes a la Plataforma Mundial de las Mujeres de Euskal Herría. Todos ellos se adhirieron a la convocatoria de la Plataforma Ciudadana por el no al Tratado cuyo portavoz señaló el simbolismo del lugar : "Nos reunimos delante del edificio que representa la sanidad pública para ejercer también su defensa".

Entre todos elaboraron un manifiesto titulado Diez razones para votar ’no’ a esta Constitución. La primera hace referencia a las "carencias democráticas" y afirma que "la nula información ofrecida a la ciudadanía durante su elaboración y la ausencia de una asamblea constituyente electa que la haya redactado, resta legitimidad democrática al texto, todo ello complicado por la prácticamente inexistente posibilidad de modificarla". A ello colabora el hecho de que "al Parlamento se le prive de iniciativa legislativa y la capacidad de control, eliminando así el principio de la separación de poderes". La Plataforma aporta varias razones de tipo económico : "El Banco Central Europeo está al frente del poder económico y exento de todo control democrático" gracias a un Tratado que "fomenta la privatización" y cuyo modelo social "queda supeditado a las reglas del mercado y la libre competencia, así como el derecho de las personas a un medioambiente sano.

Según el manifiesto, el texto de la Constitución "niega el derecho de los pueblos de Europa a decidir sobre su futuro y, en definitiva, el reconocimiento de la realidad plurinacional de Europa, ya que no existe una segunda cámara de representación territorial", a la vez que "no reconoce los derechos lingüísticos de las lenguas minorizadas ni asegura su protección y uso normalizado". Consideran que tampoco es justa con los inmigrantes, a quienes "les blinda las fronteras, los discrimina y persigue negándoles el derecho de ciudadanía de la Unión Europea pese a vivir con todas las consecuencias en ella".

Destacan y rechazan el "apoyo a la doctrina de la guerra preventiva como instrumento para la solución de conflictos, crea una Agencia de Armamento, obliga a sus estados miembros a mejorar sus capacidades militares e impone el respeto a los compromisos adquiridos con la OTAN".

Por último consideran que la Constitución "desprecia a las mujeres porque no considera la igualdad de género como un valor de la Unión Europea, sino como un objetivo, ignora la existencia de nuevos modelos familiares y silencia las violencias no domésticas cometidas contra las mujeres".

erika jara
noticiasdenavarra

Descargas