Skip to Navigation

CGT rechaza que se instalen cámaras de vídeo en la cadena de VW Navarra

 
La representación sindical de CGT en Volkswagen Navarra (5 de los 29 delegados del comité de empresa) ha difundido un comunicado en el que expresa su rechazo a la posible instalación de cámaras de vídeo en los puestos de trabajo de la factoría automovilística.


Según señala CGT, la sugerencia de grabar la actividad de los trabajadores en las cadenas de producción se suscitó en el transcurso de una reunión celebrada el pasado 26 de febrero en la sede de la delegación provincial de la Inspección de Trabajo. En el encuentro participaron los delegados de prevención del comité de empresa de VW Navarra (uno por cada sindicato) y el director provincial del citado organismo, Luis Pérez Capitán, quien trasladó a los sindicalistas la petición de instalar cámaras de vídeo en los puestos de trabajo.

A este respecto, CGT indica en el comunicado que "Pérez Capitán expone que cada año hay en VW Navarra unos 10 ó 12 casos de reubicaciones problemáticas, en los que los técnicos del Instituto Navarro de Salud Laboral (dependiente de Inspección de Trabajo) deben intervenir", a lo que añade que "dichos técnicos le refieren que se encuentran con enormes dificultades para hacer una valoración correcta de los puestos de trabajo y que le requieren que dichos puestos sean grabados en vídeo para su estudio".

Grabados por la empresa

Además, CGT señala que Pérez Capitán aseguró a los representantes de los sindicatos que sus técnicos "ni quieren ni deben hacer dichas grabaciones, sino que debe ser la empresa, a través de su servicio de prevención, la que realice las filmaciones".

Ante esta situación, la central sindical rechaza la posibilidad de que se grabe la actividad laboral. "Cuando cambie el trato de esta empresa a los trabajadores enfermos, cuando se cumpla íntegramente toda la legislación sobre la materia, cuando se activen todas las posibilidades que ya existen para la prevención y veamos que todo no es suficiente, entonces podremos empezar a hablar de utilizar otras metodologías", afirman desde CGT, al tiempo que subrayan que "el vídeo no tiene por qué ser la herramienta elegida".

Asimismo, CGT alerta de que las grabaciones pueden utilizarse para incrementar los ritmos de producción. "Tenemos la experiencia de otras empresas en el Estado y en Europa en las que introdujeron el vídeo en las cadenas con el argumento de mejoras ergonómicas en los puestos, y nos advierten de que no caigamos en la trampa por las nefastas consecuencias que ha tenido para los trabajadores en las cargas de trabajo".

Contra los acuerdos de diciembre

Por otro lado, CGT aseguró ayer que está estudiando la posibilidad de reiniciar el proceso judicial contra los acuerdos adoptados el 19 de diciembre de 2002 (firmados por la dirección y los sindicatos UGT, CCOO y CC), después de que el pasado 16 de febrero el Tribunal Supremo desestimara el recurso por haberlo presentado fuera de plazo. "Como el proceso anterior estaba firmado a título individual por un delegado nuestro, es posible que ahora nos presentemos en la causa como sección sindical", informaron ayer desde CGT, ya que a su juicio "el caso se ha cerrado sin que se haya juzgado".

En este sentido, cabe recordar que CGT recurrió los acuerdos ante el Juzgado de lo Social y, tras ser desestimado, ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra. Finalmente, llegó hasta el Supremo aunque fuera de plazo.