Skip to Navigation

CGT FGC denuncia : "Ya son demasiadas las agresiones que hemos sufrido los trabajadores de FGC"

 
Desde CGT llevamos tiempo solicitando a la empresa medida de seguridad que eviten las agresiones que sufrimos mientras realizamos nuestro trabajo en los Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (F.G.C.), habiéndose incrementado estas en los últimos meses en las distintas líneas, sin que por parte de la empresa se tomen medidas efectivas.
Relació amb els Mitjans de Comunicació de CGT- Barcelona


En los últimos 20 días se han producido 3 nuevas agresiones de distinta gravedad, dos en la línea Barcelona- Valles en las estaciones de Gracia y Plza. Catalunya y otra en la línea Llobregat - Anoia en la estación de Sant Boi, en esta misma línea en la estación de Can Ros se produjo un altercado con un usuario viéndose obligados los trabajadores de la estación a encerrarse en las dependencias. Eso sin contar las agresiones verbales que tenemos que aguantar todos los días y que no se contabilizan como agresiones físicas pero que también inciden en nuestro estado de ánimo.

Este problema se ha llevado a mesas de negociacion en las que se ha deliberado con diferentes estamentos de la empresa y responsables de seguridad de la Generalitat, y hasta el momento no dan los resultados que cabían esperar.

La situación de indefensión en que nos encontramos los trabajadores de de F.G.C. se esta haciendo insostenible, haciendo que se trabaje con intranquilidad y aumentando el numero de bajas laborales o bien por las agresiones o por la situación de inseguridad con la que tenemos que trabajar. La empresa debe de velar por la seguridad de sus trabajadores y dar un mayor respaldo a los agredidos, como por ejemplo presentarse como acusación particular en los juicios.

Desde CGT también consideramos que la implantación de validación de los billetes a la salida de las estaciones creara un incremento de enfrentamiento y violencia superior al ya existente, ya que las estaciones no están adecuadas para que se realice dicha función sin hacer perder el tiempo a los usuarios, a lo que hay que sumar los problemas técnicos producidos por las maquinas, que volverá a recaer en los trabajadores.