Skip to Navigation

CGT entra en el Comité Intercentros de TRAGSA

 
La Confederación ha logrado un hito en Tragsa (Empresa Transformación Agraria S.A.), la mayor empresa pública del Estado español : pasar a formar parte del Comité Intercentros de una empresa con cerca de 30.000 trabajadores tras alcanzar, con 22 delegados repartidos en el Estado, el 5% necesario para obtener representatividad.
CGTPV


CGT se queda con el 7,69% y es el sindicato mayoritario de la representación minoritaria conformada también por USO, Independientes y CSI-CSIF

De esta manera, el Comité Intercentros está formado por 7 representantes de UGT, 5 de CCOO y 1 de CGT.

Una de las ilusiones del sindicato en Tragsa se ha cumplido. Ahora falta lograr muchas más, pero el hecho de contar con un representante en Intercentros facilita la lucha por los derechos de miles trabajadores, entre ellos brigadistas rurales de emergencias, bomberos forestales, etc.

Así, José Verdeguer Balaguer (de la CGT del País Valencià) es el encargado de negociar junto a UGT y CCOO el XVII Convenio Colectivo de Tragsa que afecta a unos 30.000 trabajadores. “Que estemos en Intercentros es importante además porque podemos acceder a información y documentación que antes nos estaban vetadas. Por otro lado, ya no es un feudo de UGT y CCOO, sindicatos de los que ya sabemos qué esperar… Pensamos que es necesaria una regulación del trabajo sindical, para que existan normas igualitarias y que no rija la ley de la selva” explica Pepe Verdeguer, también secretario general de CGT en Tragsa del País Valenciano.

Uno de los principales problemas para los asalariados de Tragsa es la disparidad de convenios que funcionan y la desigualdad que eso genera. En concreto, se dan tres tipos de contratación : la de trabajadores de obras (albañiles, conductores) que se rigen por el Convenio estatal, la de incendios y forestales y la del régimen agrario. Estos dos últimos se regulan a nivel autonómico y en el caso de los subcontratados con el régimen agrario la situación es especialmente injusta y precaria : “Si llueve, por ejemplo, no cobran”, señala Verdeguer.

El cometido de la CGT es “ampliar los derechos sociales a todos los colectivos”, acabar con la discriminación y el agravio comparativo entre trabajadores que trabajan para una misma empresa. “Queremos préstamos al 1% para todos indistintamente, así como otros derechos sociales que hoy por hoy sólo disfruta una parte de la plantilla”, es la manera de mejorar las condiciones laborales pero también de acabar con una fragmentación de la clase trabajadora que sólo beneficia a la propia empresa que obtuvo en el año 2008 unos beneficios netos de 65 millones de euros.

“Pensamos, afirma Pepe Verdeguer, que Tragsa tiene la responsabilidad social de repartir sus ganancias en pro del bienestar de quienes las producen. No es lógico que sólo haya 12.000 trabajadores en calidad de fijos y el resto, 22.000, sean contratados como eventuales”. Y no es cuestión únicamente de reivindicación laboral, sino que se trata de una cuestión de interés general. No olvidemos que Tragsa es la encargada de velar por los bosques y de salvaguardar el menoscabado patrimonio natural de la geografía española. “Esto es algo que muchos no entienden, se habla de proteger la naturaleza, de ser ecologistas, pero si no se invierte en recursos laborales, en personal que lleve a cabo la tarea de apagar incendios, limpiar los bosques, vigilarlos, cuidar y conservar la fauna y la flora, etc. poco se puede avanzar.”, concluye Verdeguer.

Gabinete de Prensa de CGT-PV