Skip to Navigation

Cádiz. Los trabajadores de Comes irán a la huelga el día 21

 
CÁDIZ. Los alrededor de 270 trabajadores de Transportes Generales Comes irán a la huelga los próximos días 21 y 22 de febrero, según confirmó ayer a este periódico un miembro del comité intercentros de la compañía. La convocatoria de estas dos jornadas de protesta tiene como causa el bloqueo de las negociaciones del nuevo convenio colectivo, que no arrancan desde que se denunciase el anterior, en septiembre de 2002.


En esta ocasión, la chispa que ha encendido el conflicto laboral ha sido la negativa de la gerencia a acatar una reciente sentencia del Tribunal de Justicia de Andalucía (TSJA). El fallo condena a Comes a recuperar los denominados premios de antigüedad, que se sustituyeron por otros de vinculación de muchísima menor cuantía en el anterior convenio colectivo, y a pagar con carácter retroactivo los pluses correspondientes a tres años a más de cuarenta trabajadores contratados a partir de 1997. La dirección de la empresa ha recurrido la sentencia ante el Tribunal Supremo (TS), aseguraron recientemente a este periódico fuentes de la gerencia, con las que ayer se intentó contactar sin éxito.

El Alto Tribunal condenó a la compañía a pagar los pluses de antigüedad de 2001, 2002 y 2003, una cifra más que millonaria todavía sin precisar que corresponde a porcentajes de entre el cinco y el diez por ciento de los salarios base de ese colectivo de trabajadores.

La sentencia del TSJA, que publicó este diario el día siguiente de que la conocieran las partes, supone la anulación de la parte del artículo 10 del convenio colectivo que supone la sustitución del plus de antigüedad por los premios de vinculación previo acuerdo entre la dirección de la empresa y el comité intercentros, entonces con mayoría de Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT). La demanda fue interpuesta en 2002 por la Confederación General de Trabajadores (CGT), que ostenta hoy la presidencia del comité. La Unión Provincial de CC.OO. se sumó a ella después. Los demandantes argumentaron la discriminación que supone que, a igual trabajo, los trabajadores contratados después de 1997 cobren mucho menos que los más veteranos. Fuentes sindicales explicaron que la gerencia ha rechazado algunas propuestas razonadas del comité.