Skip to Navigation

Manuel Teresa Asla (Bayonne, Francia; 1941 – Madrid, España; 2012)

 

Manolo, un vasco encajado en Madrid, se enganchó en CNT en el comienzo de la reorganización (“reconstrucción”, decíamos) de la Organización, colaborando en la fundación del Sindicato de Telefónica, en Madrid.

Fundación Salvador Seguí


Desde ese momento, ya con 4 hijos, siempre encontró el tiempo para no dejar de participar en los avatares de aquella organización que se debatía entre la organización integral y la ortodoxia anarcosindicalista, en los momentos buenos y en los malos: Manolo siempre estaba allí. Promotor de iniciativas sindicales, compañero de todas las batallas, Manolo, arrimó el hombro donde se lo pidieron, en los comités, comisiones de todo, y muchos de los mil proyectos que nacían y morían, continuamente.

En esos tiempos lo conocí, también a sus hijos y a Montse (y a un nuevo retoño que llegó), conviví con él, con ellos, y nos hicimos amigos además de compañeros. Por eso puedo hablar de él: generoso, luchador, y solidario, siempre compartiendo.

Su vinculación a la Fundación Salvador Seguí no fue sino una más de las mil maneras que tuvo de ayudar a lo que olía a libertario. Se prejubiló y siguió echando una mano a la vez que ajustaba sus historias familiares. Entonces enfrentó una de las ilusiones de su vida: “como no pude estudiar de joven, lo hago ahora”, y se metió con el arte, se apasionó con el Románico y la arqueología como se había apasionado con la lucha por la libertad desde lo libertario.

Lo que no pudo doblegar la patronal, lo hizo el tabaco: a principios de este año, a Manolo de diagnosticaron un cáncer de pulmón y le ofrecieron la quimioterapia como una forma de alargar, penosamente, la vida. Renunció a ese edulcorante y enfrentó la muerte con la misma generosidad con la que vivió, y tranquilamente, nos dejó el viernes 15 de junio.

Querido Manolo, compañero, amigo, estarás con nosotros mientras esto dure…

 

Carlos Ramos

Fundación Salvador Seguí

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.