Skip to Navigation

La palabra no es una amenaza

 

Última producción artística de Silvia Delgado y Juan Kalvellido.

Silvia Delgado-J-KAL


Ya ni la palabra constituye una amenaza.

Todo fue aullado con rabiosa impotencia.

Todas las calles se llenaron de voces exigiendo el fin de la deudocracia, el punto y final del despotismo, de la rapiña, de la extorsión a los pueblos que ni para comer ya les alcanza.

Todo esta dicho pero la palabra sola no basta.

Porque mientras se juntan letras e ideas hay quienes mueren de lástima, hay quienes caen empujados al abismo, hay quienes mendigan o enferman o se dejan matar muriendo en silencio sin que lo sepa nadie.

La pobreza obedece órdenes y se incrusta poco a poco en la piel de los más débiles.

Recorre impúdica los barrios para sacar por la fuerza a familias que no tienen más que frío y hambre.

Acosa, terrible, a quienes no tienen salario. A los que trabajan a destajo, les coloca el yugo de la mansedumbre, a los que malmueren esperando un cambio, un guiño, un golpe de suerte, les agarra de las conciencias para que no hablen.

Y así resistimos esta noche larga, llevando a rastras la ternura y los harapos, abriendo en carne viva la miseria para que se vean todas sus heridas, lavándonos los ojos a cada paso, errantes de palabras que ya no son armas, que ya no doblegan, que ya no consiguen debilitar a los canallas que se reparten los cráneos, las casas y el pan, sin cansarse.

Y así, caminando con esta cruz impuesta, con estas vidas quebradas por caudillos de urna fácil, y de imposible decencia, es inútil la palabra, no les importa.

Ni la que escribe epitafios, ni la que canta.

Y por eso, yo digo, si la palabra reventada en gritos por todas partes, no detiene un solo instante esta violencia cruda ¿cómo haremos para construir un lugar nuevo donde quepa la esperanza, donde podamos amamantarla libremente con justicia?

Silvia Delgado Fuentes

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.