Skip to Navigation

La paz, sí, pero ¿qué clase de paz?

 

El 21 de septiembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Paz. La Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía (http://redantimilitarista.wordpress.com) ha invitado a toda la ciudadanía y organizaciones a enviar cartas al presidente del gobierno (Moncloa), presidente de la Junta de Andalucía (palacio de San Telmo) y ministra de Defensa sra. Carme Chacón para decirles que hagan algo, alguna vez, por la Paz.

Cristóbal Orellana González


Pero exceptuando el compromiso sentido y sincero de las personas que quieran hacerse eco de este llamamiento y enviar estas cartas a dichas autoridades, poco vamos a conseguir, lo sé. España ha permitido la ampliación de las bases de Rota, Morón y Gibraltar; ha trepado hasta un alto escalafón en el hit parade de la venta internacional de armas; se ha implicado en varias guerras… no será fácil frenar estas negativas realidades.

Sobre la paradójica e interesada idea de paz que tienen los poderosos, no tengo mucho más que añadir que lo que ha escrito con precisión Juan Luis Berterretche: “El más escandaloso y reciente fue el premio Nobel de la Paz otorgado a Barak Obama que aumentó la intervención militar estadounidense en el planeta. Después de recibirlo, Obama aprobó el mayor prepuesto militar de la historia estadounidense. No se trata sólo del mayor presupuesto militar del mundo sino que supera a todos los gastos militares del resto del mundo en su conjunto. Al recibir el Nobel de la Paz Obama hizo una verdadera arenga bélica a favor de la guerra imperialista. Alabó las virtudes de la guerra preventiva y señaló una serie de potenciales objetivos de las agresiones estadounidenses, entre otros, Irán, Sudán, Congo, Zimbabwe, Myanmar, Somalia, Yemen. Todos ellos ya han sido atacados abiertamente o en forma oculta. En el tintero le quedaron decenas de países donde intervienen militarmente en forma encubierta. O bajo la cobertura de la OTAN”.

Ayudemos a celebrar y divulgar el Día Internacional de la Paz, pero no de la paz que Aznar, o Zapatero, o Obama, imponen en el mundo a base de bombas y gastos militares inmensos. Porque ¿gastar ingentes cantidades de recursos económicos en armas mientras millones de seres humanos se mueren de hambre no es mucho más horrible aún que el terrorismo?. Cuando los gobernantes tienen la posibilidad material de salvar millones de seres iguales que nosotros y no lo hacen, despilfarrando el dinero en más y más armas, entonces ¿no se cae en un estado de terror que es contrario a los más básicos principios de la vida humana?.

Cristóbal Orellana González

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.