Skip to Navigation

Cristóbal Orellana: “Estas son nuestras armas…”

 

A los del 15M se nos acusa, de manera continua, desde el gobierno y desde los grandes medios de comunicación, de que hacemos violencia, de que violentamos las cosas. Pero esta artera acusación, a cuenta del intento de nuestros compañeros y compañeras de Madrid de manifestarse en Sol, es completamente falsa.



Basta pasarse por las propias manifestaciones, donde pueden verse claras actitudes y pancartas en apoyo de la No Violencia, o darse un paseo por los videos de youtube para comprobar las actuaciones de una policía que ha empezado a recibir órdenes de cargar sin contemplaciones y sin motivos. El gobierno y los poderosos lo harán todo por criminalizarnos y sacar adelante sus muchas, duras y ruines medidas antisociales. Estamos preparados y preparadas. No dejaremos que se abata a palos la dignidad del pueblo. A los que intenten hacerlo les haremos pasar, más tarde o más temprano, por los tribunales de Justicia, lo mismo que han hecho en Túnez o en Egipto. Impedir las manifestaciones, represaliar, amenazar, etc., desde las instancias gubernamentales, es un asunto de extraordinaria gravedad.

En Jerez, este pasado viernes día 5 de agosto por la tarde los del 15M salimos a hablar con la gente, por el centro de la ciudad, a solidarizarnos con nuestros compañeros de Madrid. Fuimos casi en silencio, agitando nuestras manos, diciendo solo esto: “estas son nuestras armas…”. La gente, de manera sencilla, o nos sonreía, o agitaba las manos con nosotros, o nos decían: bien, seguid, adelante. Está claro que nosotros no somos los violentos. Lo demostramos continuamente con actitudes cívicas y democráticas impecables. Los violentos son, más bien, los que han programado fríamente el paro y pretenden dinamitar, con impunidad, la dignidad de las personas.

Sí, el 15M es una insurrección popular en toda regla; sí, el 15M pretende cambiar el sistema; el 15M busca conscientemente cambios profundos en la política, en la economía y en la sociedad. Basta de corrupción política, basta de que los bancos manipulen los parlamentos, basta de trasvasar dinero público a manos privadas, basta de machacar a la gente quitándoles el trabajo, las viviendas y el pan. Los violentos, sin ninguna clase de dudas, son los que están arrasando con los Derechos Humanos. Los vamos a parar con nuestras únicas armas: nuestras manos alzadas. Ellos ya lo saben, por eso ordenan las cargas policiales y programan la represión. Quieren que sintamos el miedo, están deseosos de que reaccionemos bruscamente, razón por la cual han empezado a usar peligrosas y conocidas artimañas de disuasión.

Ha llegado el momento de redoblar todos nuestros esfuerzos. Adelante. Los de arriba no son nada si no les apoyamos. Sabemos bien lo que hacemos y no perderemos la calma ante sus viejos trucos.

Cristóbal Orellana González (Jerez)

Nike Huaraches Are Hyped

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.