Skip to Navigation

CGT inicia en Castellón una campaña por la “dación en pago”

 

La campaña consiste en la instalación de mesas informativas en diferentes puntos concurridos de la capital de la Plana, para  informar y recoger firmas para pedir al Parlamento la regulación de la dación en pago y el derecho a la vivienda para las personas que tienen dificultades para hacer frente a los pagos de la hipoteca.

La CGT de Castelló, a través de su Secretaría de Acción Social, da comienzo hoy a una campaña para informar a la sociedad castellonense sobre los problemas que miles de familias están padeciendo en relación con las hipotecas y tratar de unir a las personas afectadas en una plataforma para defender su derecho a la vivienda

CGT-PV


Desde la Confederación General del Trabajo de Castellón se denuncia que más de 5.000 familias en la provincia han perdido sus viviendas en los últimos tres años por no poder hacer frente a la deuda hipotecaria. En el Estado español han sido más 200.000 las familias embargadas. En la mayoría de los casos, las familias embargadas mantienen la deuda hipotecaria con el banco, que incluso llega a adquirir su vivienda por el 50% del valor de tasación (en caso de quedar desierta la subasta, la ley así lo permite).

CGT denuncia también que, en este contexto de crisis económica, que en Castellón ha disparado el desempleo hasta el 24%, afectando a más de 70.000 trabajadores y trabajadoras, es tremendamente injusto que quienes paguen la crisis sean los las personas trabajadoras y las que tienen menos recursos económicos, ya que el sector financiero ha seguido teniendo beneficios económicos y ha sido objeto de ayuda pública por parte del gobierno.

Así, por una situación de crisis impuesta y ajena a la mayoría de la sociedad, en parte provocada por el sector financiero e inmobiliario español, miles de familias no solamente nos arriesgamos a perder el empleo, las prestaciones y ayudas sociales, el recorte de nuestras pensiones, sino que, corremos serios riesgos de perder nuestras propias casas.

Con ello se vulnera incluso la propia Constitución española que garantiza el derecho a la vivienda (art.47) y que incluso supedita la propiedad privada a la utilidad social de la misma, con lo que la acumulación de millones de viviendas en manos de bancos e inmobiliarias, mientras a decenas de miles de personas nos están expropiando nuestra única vivienda, es una violación flagrante de los derechos más básicos (a la vivienda, al bienestar, a la calidad de vida), y además un abuso de los principios de la propiedad privada y del beneficio económico de unas pocas empresas y entidades bancarias.

La campaña consiste en la instalación de mesas informativas en diferentes puntos concurridos de la capital de la Plana, con el objetivo de informar y recoger firmas para pedir al Parlamento la regulación de la dación en pago y el derecho a la vivienda para las personas que tienen dificultades para hacer frente a los pagos de la hipoteca, generados mayoritariamente por la situación generalizada de desempleo en nuestro país. Las firmas recogidas en Castellón se unirán a las recogidas en otros puntos del estado, en el marco de la campaña impulsada por la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, y que próximamente se remitirán al Parlamento.

Al mismo tiempo, CGT pretende hacer llegar al Pleno del Ayuntamiento castellonense una moción para aprobar la dación en pago y para desarrollar medidas encaminadas a detener los desahucios en nuestra localidad.

Finalmente, mediante la labor de comunicación y difusión, CGT está impulsando la creación de una Plataforma de personas Afectadas por las Hipotecas, que ya existen en muchos puntos del Estado español.

La dación en pago consiste en liquidar la deuda hipotecaria con la entidad bancaria, en el momento en que la persona deudora hace entrega (o sufre un embargo) de la vivienda hipotecada al banco acreedor. De esta manera, cuando la persona deudora pierde su vivienda, la deuda con el banco queda saldada. Este sistema es el establecido en la mayor parte de países europeos y en Estados Unidos, con diferentes matices. Recientemente, en el estado español ha habido una sentencia judicial apoyando y justificando esta medida (Audiencia Provincial de Navarra, 17 de diciembre de 2010).

Además de la reivindicación de la dación en pago y la constitución de una Plataforma de personas Afectadas por las Hipotecas, desde la CGT se propone una serie de medidas, con carácter de urgencia, para resolver el problema de las hipotecas, los embargos y el derecho a la vivienda:

- Que las viviendas ya embargadas o dadas en pago por las personas hipotecadas pasen a formar parte de un parque de alquiler social (a precio protegido y avaladas por las administraciones), destinado tanto a las personas que no han podido seguir haciendo frente a sus cuotas hipotecarias, como a los colectivos sociales más necesitados.

- La misma propuesta serviría para todas las viviendas actualmente vacías y en propiedad de bancos, cajas e inmobiliarias. Igual que las administraciones han prestado ayuda financiera a las entidades bancarias, que no ha revertido en la mejora de la financiación de empresas y familias, exigimos que se obligue a estas entidades a poner las viviendas de su propiedad en alquiler social, con la mediación y garantías de las administraciones públicas (avales, precios asequibles, etc.).

- Que se estudie la realización de moratorias hipotecarias, avaladas por la administración para las personas que no puedan hacer frente a los pagos por problemas de desempleo. En ningún caso se podrán aplicar intereses de mora.

- Que se prohíban las clausulas suelo y otras clausulas fraudulentas de los contratos hipotecarios, tal y como dicta una reciente sentencia del Juzgado nº 2 de Sevilla.

Raül Beltran Benages.

Secretaría de Acción Social CGT Castellón

CGT inicia hui a Castelló una campanya per la “dació en pagament”