Skip to Navigation

Ante la acumulación, el reparto

 

Hoy 21 de diciembre, varias organizaciones y colectivos, volvemos a convocar por segundo año consecutivo, una Huelga de Consumo para rechazar la salida que el poder político le está dando a la crisis. Todas las medidas que se llevan imponiendo, benefician a los responsables directos del desaguisado social y laboral en el que nos encontramos. Por contra, castigan a las personas, que sin ser responsables de la situación creada, sufrimos los efectos, por qué no decirlo, de la avaricia.

Jose Pascual Rubio


La salida se basa en recortar las partidas presupuestarias destinadas a los Servicios Públicos, es decir, menos prestaciones sociales, cuyo efecto inmediato es el fomento de la privatización de dichos servicios. Y recortes también, en la más que inminente Reforma Laboral, cuyos aspectos más importantes se resumen en cobrar menos y trabajar más.

El objetivo es producir más. Como no se puede devaluar la moneda, es necesario precarizar las condiciones laborales, para que lo que se produce en nuestra geografía tenga menos costes, sea más competitivo y se puedan aumentar así las exportaciones. Debemos producir y competir, nos dicen, constituyéndose estos dos factores como ejes centrales de la vida.

La sacrosanta competitividad, además de ser un concepto mezquino, tiene lagunas importantes. Por un lado nos obligan a rivalizar con zonas donde no se respetan los derechos laborales ni medioambientales, siendo más competitivo, quien más capacidad tiene de contaminar el medio ambiente y explotar a las personas. Por otra parte, los costes medioambientales y el de las grandes infraestructuras, como los macropuertos o los corredores terrestres (carreteras y ferrocarriles), que mueven las mercancías de las zonas de producción a las de consumo, no se aplican a los productos, sino al gasto público.

Mediante la Huelga de Consumo queremos poner en entre dicho las consecuencias negativas de este tipo de modelo, proponiendo otro que tenga como eje central a las personas. Fomentar el consumo local y hacerlo de manera responsable es una alternativa que contribuye a la conservación del medio ambiente y facilita la defensa de las condiciones laborales.

También es importante recordar que la crisis se debe a la especulación y ésta ha sido y es posible, gracias a la concentración de grandes cantidades de dinero en pocas manos, o lo que es lo mismo, a la acumulación. Para corregir la situación es necesario hablar de reparto. Repartir el trabajo, sin disminuir el salario y repartir la riqueza mediante unos Servicios Públicos universales, gratuitos y de calidad, indispensables para construir una sociedad avanzada y con derechos, pues sin derechos no hay igualdad.

Los recortes fomentan la privatización de los Servicios Públicos y no debemos olvidar que el objetivo de lo público es la protección social, busca la satisfacción de las personas y garantiza derechos salariales y laborales. Lo privado, en cambio sólo tiene como objetivo el beneficio económico. Privatizar un Servicio Público supone un fracaso en la gestión de dicho servicio y lo que procede es la dimisión de las personas responsables de su gestión y no la privatización.

Jose Pascual Rubio. CGT Murcia

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.