Skip to Navigation

Stop a la buro-represión. Stop a la ley liberticida

 

Comunicado del Secretariado Permanente de la CGT, acerca del anteproyecto de ley orgánica para la protección de la Seguridad Ciudadana

Secretariado Permanente de la CGT


La nueva “Ley de Seguridad Ciudadana” ahora en anteproyecto, no es sino un cierre de la política “realmente existente”, de las reglas del juego que hasta el principio de la crisis-estafa, el capitalismo mantenía para asegurar el orden social.

Desde el poder político,gobierne el PSOE o gobierne el PP, las leyes están siendo utilizadascomo armas de destrucción masiva contra los derechos y libertades de la ciudadanía.

Con la cantidad de leyes, decretos y normas sancionadas y aplicadas, el llamado “estado social y de derecho” queda, no solo cuestionado, sino dinamitado, al constituir un nuevo orden, donde el principio de legalidad es subvertido en lo social y en lo laboral por mandato de unos legisladoresque actúan como golpistas en la acepción más política del término: se vuelve a un modelo autoritario y liberticida. La seguridad jurídicacada vez radica menosen los Derechos, y mucho más en el “dinero”. De lo que se trata es de garantizar, amordazando a la población,la tasa de ganancia del capital a cualquier precio: humano, social, político y ecológico.

Para el gobierno, cualquier persona que disienta contra sus políticas criminales de recortes en todo lo que tiene que ver con lo público, con lo que es de todos y de todas: trabajo, vivienda, educación, sanidad, cuidados-dependencia, cultura, transporte público y social, agua, energía, medio ambiente, derechos sociales universales…, es su enemigo.

Salir a gritarles, cuestionarles en la calle su sistema corrupto y sus permanentes y sistemáticas mentiras,si es en el “parlamento”, se convierte en un “delito” administrativo de 30.000 a 600.000 euros…, fotografiar la brutalidad y criminalidad de los cuerpos represivos del estado…30.000 euros…, recordarle a los “diputados y diputadas” que sus leyes llevan a cientos de miles de personas a la calle, desahuciándolas no solo del derecho fundamental a “techo” sino también a una vida medianamente digna… 30.000 euros y cárcel…

Quieren instaurar los estados de excepción permanentes en lo social, en lo ideológicoy en lo económico, por el medio menos libre, a golpe de “autoridad y represión”. El redactado de este anteproyecto parece hecho por el jefe de los antidisturbios. Una ley para proteger a la policía y a los políticos corruptos.

Quieren instaurar la primera ley de un estado dictatorial: “la calle es mía”, para criminalizar a base de “multas administrativas”, a miles, millones de personas cuando salimos a la calle, con huelgas en defensa de los empleos, en defensa de un salario digno, en defensa de derechos esenciales para la vida: casa, salud, educación, cuidados, cultura, transportes públicos y sociales, en defensa de la libertad de expresión para gritarles a la cara ladrones, corruptos…

Esta “ley liberticida” otorga al empresariado, a los banqueros, a sus economistas y ejecutivos de cualquier organismo u administración pública, nacional o supranacional y a las fuerzas represivas (policías de todo tipo),“patente de corso” para saberse por encima de la justicia y quedar impunes desus actos en la represión y elrobo de todos nuestros derechos.

Ahora se trata de que su iniquidad, sea compensada institucionalmente con el colocarse al margen de cualquier regla, es decir, garantizar a los poderosos que no van a encontrar límites en sus políticas de robo, expolio y estafa, ni por parte de las “instituciones representativas”, ni por parte del pueblo, pues a éste se le reserva la mentira como forma de gobernanza y,además, el incremento intenso de la represión policial.

Desde CGT rechazamos y repudiamos, no solo el contenido de esta norma, sino las intenciones,desprovistas de cualquier escrúpulo moral, que les mueven para idearla. Pelearemos para que la mayoría social reaccionemos, pero no sólo con más indignación, sino con miles y miles de personas haciendo insumisión real a las leyes.

No consintamos volver a lo mismo (autoritarismo, represión y falta de libertad), aunque ahora sea renombrado. No dejemos que la historia del miedo, y la paz de los cementerios, se repita.

Secretariado Permanente de la CGT

 

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Esta ley no protege a la ciudadanía sino, muy al contrario, va contra ella. La ciudadanía es pacífica y aguanta, quizás demasiado estoicamente, los ataques que desde el gobierno se lanzan contra ella. Si se quiere proteger a la ciudadanía en su conjunto que legisles de acuerdo a la Constitución, garantizando el trabajo, los derechos laborales, la asistencia social, sanitaria, educativa, la independencia de los jueces, etc, etc. Eso sí sería proteger a la ciudadanía.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.