Skip to Navigation

la empresa Dakota Access ataca con perros y gas pimienta a un grupo de indígenas estadounidenses

 

publicado en:

http://www.democracynow.org/es/2016/9/6/full_exclusive_report_dakota_acc...

 

06 de septiembre de 2016

El sábado en Dakota del Norte, guardias de seguridad que trabajan para la empresa que construye el oleoducto Dakota Access atacaron con perros y gas pimienta a un grupo de indígenas estadounidenses que se resistían a la construcción del oleoducto valorado en 3.800 millones de dólares. Si se termina, el oleoducto Dakota Access transportará el equivalente a unos quinientos mil barriles de crudo por día, desde la cuenca petrolera de Bakken, ubicada en Dakota del Norte, hasta Illinois, donde se encontraría con un oleoducto ya existente que transportaría el petróleo hasta Texas. La construcción del oleoducto ha enfrentado una fuerte oposición durante meses por parte de la tribu sioux Standing Rock y miembros de casi cien tribus de todo Estados Unidos y Canadá. El viernes, abogados de la tribu presentaron documentos que muestran cómo la misma zona donde la empresa Dakota Access iba a excavar el sábado fue, de hecho, un lugar de sepultura de la tribu. Democracy Now! estuvo en el lugar el sábado y le ofrece este reportaje exclusivo.



http://www.democracynow.org/es/2016/9/6/full_exclusive_report_dakota_access_pipeline <iframe width="640" height="360" src="http://www.democracynow.org/es/embed/story/2016/9/6/full_exclusive_report_dakota_access_pipeline" frameborder="0" allowfullscreen="true"></ifra

ver video en:

http://www.democracynow.org/es/2016/9/6/full_exclusive_report_dakota_access_pipeline

 

TRANSCRIPCIÓN

Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: El sábado en Dakota del Norte, guardias de seguridad contratados por la empresa del oleoducto Dakota Access atacaron con perros y gas pimienta a los nativos norteamericanos que se oponían a la construcción del oleoducto, valorado en 3.800 millones de dólares. De completarse, el oleoducto Dakota Access transportaría alrededor de 500.000 barriles de crudo diarios desde el yacimiento de petróleo de Bakken, en Dakota del Norte, hasta Illinois, donde se enlazaría con un oleoducto ya existente, que transportaría el petróleo hasta Texas.

El oleoducto ha enfrentado meses de resistencia por parte de la tribu sioux de Standing Rock y de miembros de casi 100 tribus más de EE.UU. y Canadá. La tribu sioux de Standing Rock ha demandado al gobierno de EE.UU. por la construcción del oleoducto. El viernes, los abogados de la tribu presentaron los documentos que demuestran que el territorio por donde el oleoducto Dakota Access pretendía excavar el sábado es, de hecho, un cementerio de la tribu. El domingo, más de 500 personas marcharon nuevamente al sitio de construcción y elevaron una oración, en duelo por la destrucción de las tumbas de sus ancestros. Hoy, un juez federal en Washington, DC, decidirá si concede o no una orden de restricción temporal prohibiendo la construcción del oleoducto Dakota Access en el área cercana a la reserva Sioux de Standing Rock, hasta que este mismo juez tomé una decisión respecto a la demanda de la tribu contra el gobierno de EE.UU., fallo que se espera para el viernes. Democracy Now! estuvo en el lugar el sábado. Les traemos este reporte exclusivo.

MANIFESTANTE 1: ¡Criminales! ¡Ustedes son criminales! Vayan a su buscar dinero a otro lugar.

MANIFESTANTE 2: ¡Sí, ustedes! ¡Si, ustedes!

AMY GOODMAN: Estamos en el lugar donde se está construyendo el oleoducto Dakota Access. Parece que hay al menos tres excavadoras que están, para sorpresa de la gente, excavando la tierra en este momento. Hay un helicóptero sobrevolándonos. Hay guardias de seguridad aquí. Y cientos de personas han estado llegando hasta aquí cuando se enteraron de que la construcción está en marcha en este momento.

MANIFESTANTE 3: ¡No es demasiado tarde para volver a casa!

MANIFESTANTE 4: ¡Sí, eso es lo que están haciendo!

MANIFESTANTE 5: ¡Ustedes están violando a nuestra madre!

MANIFESTANTE 3: ¡No es demasiado tarde para volver a casa! ¡Piensen en sus hijos!

MANIFESTANTE 4: ¿Dónde vamos a vivir sin esta [inaudible]?

JACOB JOHNS: Mi nombre es Jacob, Jacob Johns.

AMY GOODMAN: ¿De dónde es usted?

JACOB JOHNS: Soy de Spokane, Washington. Soy Hopi y Akimel O’Odham.

AMY GOODMAN: ¿Puede describir lo que ve en este momento, lo que están haciendo?

JACOB JOHNS: Están excavando. Están arrasando la tierra y preparándola para instalar una tubería que cruce por la parte profunda del río.

AMY GOODMAN: Y sobre nosotros vemos un helicóptero.

JACOB JOHNS: El helicóptero nos ha estado siguiendo y tomando fotografías. Y nosotros lo hemos estado filmando.

MANIFESTANTE 6: ¡Vamos! ¡Tenemos que parar esto!

LINDA LEE BRUNER: ¿Por qué estamos aquí parados mirando? ¡Vayan afuera! ¡Paren esto! ¿Por qué estamos aquí parados mirando y tomando fotos? ¡Vamos!

AMY GOODMAN: La gente ha atravesado la cerca: hombres, mujeres y niños. Las excavadoras siguen trabajando. Y están gritando a los hombres que llevan cascos. Un hombre con casco arrojó a uno de los manifestantes al suelo. Y están marchando sobre los montículos de tierra. Algunas de las personas encargadas de la seguridad tienen perros. Las seis excavadoras se están retirando en este momento. La gente continúa marchando. Hay hombres, mujeres y niños. Más camiones de seguridad están retirándose. Hay algunos manifestantes a caballo. Cientos de personas vienen del campo principal. Suben siguiendo las huellas dejadas por las excavadoras. He contado al menos seis excavadoras, que han empezado a retroceder. Los manifestantes avanzan hasta un pequeño puente de madera. Los guardias de seguridad sueltan a uno de los perros, que ataca a dos de los caballos de los nativos norteamericanos. La seguridad tiene algún tipo de gas. La gente está siendo rociada con gas pimienta.

MANIFESTANTES: ¡No nos iremos! ¡No nos iremos! ¡No nos iremos! ¡No nos iremos! ¡No nos iremos! ¡No nos iremos! ¡No nos iremos! ¡No nos iremos!

AMY GOODMAN: Señor, soy una reportera de Nueva York, ¿Con qué está rociando a la gente?

HOMBRE DE SEGURIDAD: No los rocíe con nada, señora.

AMY GOODMAN: ¿Pero qué es eso?

MANIFESTANTE 7: “Este tipo me roció gas en la cara. Amy Goodman, este tipo me roció en la cara".

LAURA GOTTESDIENER: ¿Nos puede mostrar la etiqueta?

MANIFESTANTE 7: Miren, quedó en mis lentes de sol. Me roció con gas en la cara. El perro le acaba de morder a él.

MANIFESTANTE 8: Me ha lanzado el perro. Este [pitido] me lanzó el perro Mire esto. Usted me lanzó el perro. Lo hizo a propósito.

AMY GOODMAN: Déjeme ver. Déjeme ver.

MANIFESTANTE 8: El de allá, con el perro. Yo estaba caminando y él lanzó el perro directamente hacía mí, sin ninguna advertencia. Mire esto. Mire esto.

AMY GOODMAN: ¿Ese perro le mordió?

MANIFESTANTE 8: Sí, el perro lo hizo. Mire. Allá está. Tiene sangre por todo.

AMY GOODMAN: Señora, su perro mordió a este manifestante. Su perro acaba de morder a este manifestante. ¿Usted está ordenándoles a los perros morder a los manifestantes?

MANIFESTANTE 9: Ella continúa lanzando los perros a la gente.

AMY GOODMAN: El perro tiene sangre en el hocico y en la boca.

MANIFESTANTE 9: Y ella sigue ahí parada, amenazándonos.

MANIFESTANTE 10: No se puede culpar al perro. Usted es una mujer malvada.

MANIFESTANTE 9: Esta maltratando a su propio animal.

MANIFESTANTE 10: No se puede culpar al [pitido] perro. Usted es malvada.

MANIFESTANTE 9: Esta maltratando a su propio animal.

MANIFESTANTE 10: Tendrá que vivir con esto.

MANIFESTANTE 11: ¡Saque al [pitido] de aquí!

MANIFESTANTE 9: Estas personas nos están amenazando a todos con los perros. Y ella, esa mujer que está allá, estaba preparándose, y el perro mordió a alguien en la cara. Y luego se lanzó sobre mí y trató de morderme. Y ellos continúan amenazándonos con los perros. Y nosotros no estamos haciendo nada.

AMY GOODMAN: ¿Por qué están permitiendo a los perros atacar a los manifestantes? ¡Está cubierto de sangre!

MANIFESTANTE 12: ¡Pare!

AMY GOODMAN: Uno de los agentes de seguridad del oleoducto libera a un perro contra la multitud.

MANIFESTANTE 13: ¿Qué [pitido] está tratando de hacer?

MANIFESTANTE 14: ¡Saque a sus [pitido] perros [pitido] fuera de aquí! ¡Llévese a sus [pitidos] perros fuera de aquí!

AMY GOODMAN: Los manifestantes responden usando astas de banderas y palos para defenderse de los ataques de los perros.

MANIFESTANTE 13: ¡Lárgate de aquí! ¡Lárgate de aquí!

MANIFESTANTE 15: ¡No les tememos! ¡No les tememos!

MANIFESTANTE 16: ¿Qué es lo que su [pitido] perro va a hacer?

MANIFESTANTE 13: ¡Lárguese de aquí! ¡Lárguese de aquí!

MANIFESTANTE 17: ¡Que se vayan!

AMY GOODMAN: Después de que los manifestantes denunciaron que el perro estaba ensangrentado por morderlos, los han retirado, y ahora están recogiendo camión por camión, se están marchando. Veremos que pasa. Los manifestantes se están moviendo para asegurarse de que la seguridad se marche. Vamos a ver a esta mujer. ¿Que pasó?

REYNA CROW: Solo un montón de gas pimienta, y el sudor que lo está haciendo gotear hacia mis ojos. Yo tenía mis gafas puestas, y eso detuvo la mayor parte del gas, pero entonces el sudor empezó a hacerlo gotear hacia mis ojos.

AMY GOODMAN: ¿Cómo está?

REYNA CROW: ¡Estoy muy bien!

AMY GOODMAN: ¿Cuál es su nombre?

REYNA CROW: Reyna Crow.

AMY GOODMAN: ¿Qué han logrado hoy?

REYNA CROW: Espero que lográramos advertirle a Enbridge que la gente de esta nación y la gente de este mundo, sean de las tribus o no, le han retirado su licencia para contaminar el agua, y que deben encontrar una forma honesta y no violenta de subsistir.

AMY GOODMAN: ¿De dónde eres?

REYNA CROW: Duluth, Minnesota. "Idle no More" Duluth.

MANIFESTANTE 18: A mí me rociaron dos veces. Me mordió un perro. Yo estaba en primera fila.

AMY GOODMAN: ¿En qué lugar lo mordió el perro?

MANIFESTANTE 18: Hacia el tobillo, donde mis botas. Yo les dije que debían irse, pero el tipo no me creyó. No quiso escuchar. Sacó la mano y me roció, creo que el otro tipo roció a una mujer también. Luego intentaron lanzarnos los perros. Yo estaba ahí parado, sin hacer nada. El perro se me abalanzó, y me mordió cerca al tobillo.

AMY GOODMAN: ¿Ustedes les obligaron a retirarse? MANIFESTANTE 18: Sí.

AMY GOODMAN: ¿Por qué esta pelea es importante para ustedes?

MANIFESTANTE 18: Porque el agua es vida. Como he dicho, sin agua no estaríamos aquí. Estas plantas no estarían aquí. No habría oxígeno. Estaríamos muertos sin ella. Me gustaría que abrieran los ojos y tuvieran corazón, para darse cuenta, de que, si esto sucede, no vamos a ser nosotros los únicos afectados. Ellos sufrirán también.

AMY GOODMAN: ¿Con qué tribu está usted?

MANIFESTANTE 18: Con Oglala Sioux, "sangre completa".

AMY GOODMAN: ¿De dónde?

MANIFESTANTE 18: De la Reserva de Pine Ridge.

AMY GOODMAN: ¿Cuál es su nombre y de dónde es?

LINDA LEE BRUNER: Linda Lee Bruner. Soy de Belcourt, Dakota del Norte. He viajado desde Wichita, Kansas. Estoy defendiendo a mis nietos, y los nietos de mis nietos. Ya tengo bisnietos que están en el futuro. Conozco a jóvenes de 18 y 19 años que se están alistando para venir aquí y luchar hasta el final. Nos quedaremos aquí, igual que en 1836. Vamos a bajar y a esperar y esperar. Este petróleo no va a pasar por aquí.

MANIFESTANTE 19: Debemos caminar juntos. Esa es una buena idea, sea quien sea que lo dijo.

ELVIA RAMIREZ: Yo soy Elvia Ramírez. Vengo de Arizona, del río de Sal. Vengo de la tribu Pima-Maricopa.

AMY GOODMAN: ¿Qué edad tienes?

ELVIA RAMIREZ: Tengo 13 años.

AMY GOODMAN: ¿Y por qué estás aquí hoy?

ELVIA RAMIREZ: Estoy con mi familia, porque creo... he escuchado que lo que están haciendo está mal. Está muy mal. Deben proteger el agua. Todo el mundo necesita agua para vivir. El agua está en nosotros. NAWA.

AMY GOODMAN: ¿Qué pasa con el petróleo?

ELVIA RAMIREZ: El petróleo debe quedarse en la tierra. Ellos deben dejarlo allí, porque le están haciendo daño a la Madre Naturaleza. La Madre Naturaleza es importante, porque sin la Madre Naturaleza no estaríamos aquí.

MANIFESTANTE 20: Nadie es dueño de este territorio. Este territorio pertenece a la Tierra. Nosotros solo somos sus protectores, protectores de la Tierra.

AMY GOODMAN: ¿Siente que ganó hoy?

MANIFESTANTE 20: Ganamos cada vez que nos unimos, nos mantenemos firmes y luchamos.

KANDI MOSSETT: Mi nombre es Kandi Mossett, de la Red Ambiental Indígena.

AMY GOODMAN: ¿Es aquí donde se está construyendo el oleoducto Dakota Access?

KANDI MOSSETT: Sí, esta es la tubería que llega al río. Entonces, lo que estamos esperando... o, mejor dicho, lo que Dakota Access espera es que se le dé la aprobación para perforar por debajo del río. Yo entiendo que con la Orden de Restricción Temporal ellos debieron parar completamente la construcción. Pero supongo que ese no es el modo en que se opera en la industria del petróleo y el gas.

AMY GOODMAN: La Orden de Restricción Temporal.

KANDI MOSSETT: Bueno, existió una Orden de Restricción Temporal, y en consecuencia ellos debieron, yo pensé, todos lo pensamos, detener completamente la construcción. Pero han estado llegando desde el Oeste hasta aquí, todo el tiempo, durante las últimas tres semanas, desde que se dieron las primeras manifestaciones. Y, ahora, están realmente cerca, justo al otro lado de la carretera, desde donde hemos puesto las barricadas. Así que continúan instalando el oleoducto hasta el lugar donde esperan que se les dé la aprobación para perforar. Así que nos preguntamos: "¿Por qué vamos a esperar a que eso ocurra? No vamos a esperar. Vamos a salir y vamos a detener el oleoducto. Vamos a detenerlo en el lugar donde está". Y eso es lo que efectivamente ha venido sucediendo en los últimos días por medio de la acción no violenta.

AMY GOODMAN: ¿Cómo se siente?

MANIFESTANTE 21: Me siento muy bien.

AMY GOODMAN: ¿Qué se logró hoy?

MANIFESTANTE 21: Estamos protegiendo nuestro agua. Eso es lo que vamos a hacer aquí, y eso es lo que hicimos.

AMY GOODMAN: ¿De dónde vienen sus caballos?

MANIFESTANTE 21: Crow Creek, Dakota del Sur.

AMY GOODMAN: ¿Y usted vino desde allí?

MANIFESTANTE 21: Sí, señora.

AMY GOODMAN: Describa la escena para nosotros.

MANIFESTANTE 21: Hemos protegido nuestra agua, y lo hemos hecho bien. Gracias.

AMY GOODMAN: Gracias. Gracias.

AMY GOODMAN: Voces de la resistencia en Standing Rock, Dakota del Norte. Este reportaje ha sido producido junto a Laura Gottesdiener, John Hamilton y Denis Moynihan. Para nuestra audiencia de radio, pueden visitar democracynow.org/es para ver este video exclusivo. Tras esto, iremos a Dakota del Norte para hablar con el presidente de la Tribu sioux de Standing Rock, y a DC para hablar con el abogado de la tribu, quién va a estar hoy en la corte federal solicitando una orden de restricción de emergencia en contra de la construcción del oleoducto. Esto es Democracy Now! Enseguida volvemos.
___________________________________________________________

Traducido por Vanessa Londoño. Editado por Democracy Now! en Español.

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.