Skip to Navigation

Continúa el grito de socorro de Cintia a las puertas de la Seguridad Social

 

Una madre soltera con tres hijos estalla de desesperación ante la falta absoluta de recursos para subsistir.

CGT-Andalucía, Ceuta y Melilla


Cintia, madre de 34 años y sus tres hijos de 17,14 y 13 años se encuentran al límite y sin ningún ingreso que les pueda garantizar la vida, la paupérrima situación le lleva a que cada día desde el 18 de febrero de 10 a 13h se viene sentando a las puertas de la Seguridad Social, c/ Huéscar en Málaga, para dar el grito de socorro ante toda la sociedad, evidenciando el maltrato que recibe de la Administración que se escuda tras la pandemia para no atender la solicitud de Ingreso Mínimo Vital, aunque tras la protesta de ayer, desde la Dirección Provincial hayan contactado con ella para prometer que se van a acelerar los trámites, evidenciándose que molesta.

La intención de esta madre desesperada es permanecer cada día ante la Seguridad Social hasta que tenga unos ingresos básicos para poder alimentar a sus hijos, para lo que contará con el apoyo de CGT Málaga ante la precariedad extrema de esta familia monoparental.

Desde CGT somos conscientes de que Cintia no es un caso aislado ante lo tortuoso y desastroso del IMV y la flagrante falta de plantilla en la Seguridad Social que provoca la ralentización de estas ayudas, que no por insuficientes y con excesos de burocracia, deben acelerarse para atender situaciones de urgencia de supervivencia como la esta joven madre hasta que podamos conseguir la implantación de la Renta básica de las Iguales RBIS.

La compañera Cintia es una persona muy activa en la búsqueda de empleo pero la situación no ayuda a que pueda encontrar un trabajo por precario que sea, con anterioridad solicitó el IMV y le fue denegado porque tuvieron en cuenta los ingresos por su trabajo de 2019, a primeros de este año lo ha vuelto a solicitar ante la proximidad de finalización de las prestaciones por desempleo el 9 de febrero, la burocracia está haciendo el resto, colocándola en una situación límite tras lo que, pese a su juventud lleva arrastrado, dado que el padre de la primera hija no la reconoce y el padre de los dos pequeños (niña y niño) está denunciado por impago de la pensión de alimentos... en definitiva una situación de terror vital.

Ante la dramática situación para ella y los menores, Cintia barajaba iniciar una huelga de hambre, algo que ha descartado por el momento tras la intervención de compañeros/as de CGT que han desaconsejado tan drástica medida porque solo conseguiría que afectase a su salud y no poder mantener ese vigor que muestra en la defensa de sus hijos y de garantizarles el sustento básico, habiéndole sugerido iniciar un proceso reivindicativo previo que se inicia el 18 de febrero con el apoyo de nuestra militancia.

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.