Skip to Navigation

“No podemos dejar que el Mediterráneo se convierta en una gran fosa común”

 

El día 15 de julio partieron cinco autobuses con 250 personas desde distintos puntos del Estado que formaban la Caravana a Grecia con el lema Abriendo fronteras. Hablamos con Txefo Méndez, militante de Lautada Bero y partícipe de la caravana.

Redacción RyN


¿Cómo surge esta iniciativa? ¿Quién conformaba este proyecto? ¿Cuál era el objetivo del viaje?

Caravana a Grecia-Abriendo fronteras, surge de la necesidad de responder a las políticas migratorias y de asilo de la UE, que cada vez se acercan más y más a la barbarie, totalmente ajenas al dolor y sufrimiento que están ocasionando. Este proyecto lo conforman personas que no podemos evitar mirar a los rostros de las víctimas de nuestras fronteras, no podemos dejar de sentir su sufrimiento, ni dejar que el mar mediterráneo, cuna de nuestra cultura, esté convirtiéndose en una gran fosa común. La indignación y la solidaridad nos impulsa a actuar a colectivos, plataformas, organizaciones y movimientos sociales, tales como; Asamblea de apoyo a personas migrantes (Salamanca), Gasteiz Irekia y Lautada Bero (Araba) , Iniciativa ciudadana Iruñea Harrera Hiria (Iruñea), Ongi etorri errefuxiatuak (Bizkaia), Pasage seguro-Red solidaria de acogida (Madrid) Y demás asociaciones de Cáceres, Sevilla, Valencia, Málaga, Zaragoza, Murcia, Logroño y Marsella.

El objetivo de este viaje a Grecia es claro; Visibilizar y denunciar las violaciones de derechos humanos en la frontera sur europea.

¿Qué actividades se han llevado a cabo a la largo del recorrido de la Caravana?

Las actividades han sido muchas y variadas. Partimos de Gasteiz hacia Iruñea donde fuimos recibidos por el alcalde Joseba Asiron y miembros de la corporación en un acto en el que nos animaron con nuestra denuncia. En Barcelona, la caravana se agrupó y realizó una manifestación en la rambla Poble Nou con Carrer Ramón, organizada por colectivos feministas y asociaciones vecinales. La alcaldesa Ada Colau, en un emotivo acto, nos dió también ánimos en nuestro viaje. En Milán nos recibieron en la Piazza Duca D'acosta, donde distintos movimientos sociales habían preparado conciertos, charlas y talleres. Después pasamos a la fábrica ocupada Rimaflow, donde pasamos la noche y conversamos con activistas sociales que nos contaron su lucha de tres años de ocupación y autogestión en cooperativa.

Ya en Grecia acampamos en la universidad Aristóteles donde se estaba llevando a cabo la No Border Camp. Desde donde se organizan un buen puñado de acciones; Manifestación y visita a dos centros CIE, Paranesti y Xanthi, en el cual, el segundo, conseguimos que una delegación de veinte personas entraran al centro para entrevistarse con los reclusos. Una acción en los alrededores de Idomeni. Una manifestación multitudinaria por las calles de Tesalónica con la participación de cientos de personas refugiadas reivindicando el orgullo migrante. Se visitaron algunos campos en Tesalónica. Y ya en Atenas, como etapa final del viaje, se hizo una acción, velatorio por la noche, frente a la embajada española como respuesta al cutre recibimiento del cónsul Juan Sáenz de Heredia. Por la mañana se realizó una manifestación y diversas acciones frente a la embajada, como una representación y denuncia de las muertes de las personas migrantes en busca de asilo atravesando el mare mortun. Terminan los actos con una quema masiva de pasaportes españoles.

¿En que consiste el proyecto No Border Camp? También se ha impulsado por parte muchos colectivos de izquierda la okupación de edificios destinados para alojar a refugiados. ¿Crees que se podría extrapolar al territorio español?

La caravana fue recibida con un jolgorio festivo donde anarquistas y refugiados celebraban nuestra llegada y participación en la acampada. No border Camp ha sido un encuentro de alto interés, el cual nos a puesto en contacto directo con activistas griegos y anarquistas internacionales. Su funcionamiento y formas de lucha es un ejemplo de empoderamiento. Fueron cuatro días intensísimos de asambleas, talleres, charlas, acciones e intercambio de opiniones y muy formativo para poder enseñarle los dientes a este sistema corrompido capitalista. Yo personalmente me dediqué a turnos de vigilancia nocturna, cocina y limpieza. La acampada autogestionada fue un ejemplo de organización y de que otro mundo es posible. Como fotógrafo choqué de bruces ante la prohibición en toda la universidad de hacer fotografías. Buscan cuidar, sobre todo, la imagen de las personas refugiadas que están en la acampada.

En cuanto a lo de extrapolar la ocupación en el estado español para destinar viviendas autogestionadas a personas refugiadas, está claro que si, a pesar de las leyes mordaza y demás trabas fascistas, es una opción válida y un recurso necesario. Con toda la cantidad de edificios vacíos y en desuso que existen después de la burbuja inmobiliaria, ocupar es una necesidad. La caravana a Grecia ha demostrado que si se quiere se puede. Y ya que el estado español no cumple ni sus propios acuerdos y cupos firmados, es la sociedad civil quien, ante la inoperancia de los estados, tiene que ayudar a las personas necesitadas. El pueblo ayuda al pueblo.

En Grecia, lo que hemos visto in situ, es un gran pueblo que recurre a todo para paliar esta barbarie; Ocupar estadios en desuso de las olimpiadas, hoteles y un sinfín de edificios vacíos, recurriendo a la desobediencia, solidaridad y autogestión.

En el Estado español, con la tradición y cultura de la ocupación, sería una lucha más para poder ayudar a las personas migrantes. Es el estado el que debe de cumplir sus propios acuerdos y respetar los derechos humanos.

¿Cuales son las condiciones de las personas que están en los campos derefugiados a los que habéis tenido acceso?

En Tesalónica, la caravana se dividió en grupos para visitar campos de personas refugiadas, yo me dediqué a indagar más en el funcionamiento de No Border Camp. Mi objetivo era llegar a Atenas y ya allí desplazarme a Skaramagas para visitar un campo donde hay una escuela; The hope school, la escuela de la esperanza, con la cual empezamos a contactar antes del viaje. Mi asociación; Lautada Bero, se está volcando con dicha escuela.

Cuando visité el campo, junto a una compañera norteamericana y euskalduna que reside en Bilbo, Margarita, una payasa de hospital, Rakel y uno de los organizadores de la caravana, Agus. Los cuatro llegamos en taxi al campo casi de noche y que decir … Las condiciones son inhumanas e indignas. El alma se te cae al suelo al ver y sentir tanta atrocidad e injusticia.

¿Cómo nos sentiríamos nosotros las veinticuatro horas del día sin nada que hacer, dando vueltas sin rumbo entre muros y concertinas?

En el campo de Skaramagas viven tres mil personas, mil quinientos son niños y seiscientos están escolarizados, mezclados sin distinción de religión, edad y sexo. En sólo dos aulas para los niños, aulas que son contenedores de obra.

Durante la entrevista que duró unas tres horas, estuvimos con María y Nikolaus dos voluntarios griegos y con Bassel, profesor sirio y responsable de The hope school. Ahí entendimos que en la solidaridad y en el intento de ofrecer ayuda es necesario el contacto humano y directo, el conocimiento de la causa y las formas con las que paliar este desastre humanitario. Donde quienes más afectados son siempre los niños y las mujeres.

A partir de esa reunión, Lautada Bero ha estrechado lazos con el campo de Skaramagas y su escuela realizando un modelo educativo con el que interactuar los niños alaveses con los niños de la escuela de la esperanza.

Los refugiados de estos campos son personas en trámites de petición de asilo, los países de la EU no cumplen los acuerdos de cuotas de personas. Todo aquel que no llegue con derecho de asilo es desplazad@ a la república Turca… ¿Por qué incumple Europa sus propios acuerdos y derechos internacionales a los que está sujeta?

Europa incumple sus propios acuerdos y derechos internacionales en base al miedo, las fronteras son el antídoto a dicho miedo; “Dan seguridad y garantizan nuestro nivel de vida, por mal que estemos, al otro lado están peor, tenemos que protegernos”.

Desde la invasión de Iraq el, ya de por sí débil e injusto sistema de protección internacional de derechos humanos se desmorona, no son pocas las personas que piensan que se ha tratado de un golpe de estado a nivel mundial destinado a imponer un estado de excepción global. A nivel internacional, esto se traduce en guerras de agresión que pasan por encima del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Al interior de los estados, las medidas de excepción se venden como único remedio contra el terrorismo. Las políticas antiterroristas, de facto políticas de excepción, funcionan como un rodillo que se lleva por delante las garantías constitucionales de las personas y convierten la arbitrariedad en norma. Arrebatan a hombres, mujeres y niños su condición de personas y los convierten en sujetos privados de derecho que nos llevan de regreso a la europa fascista. La retórica antiterrorista es muy versátil, es útil para invadir países, cerrar fronteras, alimentar el miedo o mantener a raya a la disidencia política.

También pudo entrar un grupo de observador@s en el centro de detención de Paranesti ¿En qué situación se encuentran las personas recluidas allí?

Al centro de detención de Paranesti entró una delegación de veinte personas y lo que allá vieron y escucharon fue atroz, la alimentación y sanidad es escasa. La superpoblación del centro es abusiva y todo se reduce a una pregunta; ¿Por qué? ¿Por qué estoy acá retenido? Si yo no he hecho nada, sólo huir de mi país en guerra.

…Las lágrimas y la angustia de las personas que entraron a entrevistarse empañaron lo que de allá nos contaron.

¿Habéis tenido problemas con la policía o grupos de ultraderecha a lo largo de vuestra travesía por los distintos países?

Problemas ninguno, ni con unos ni con otros. No nos encontramos con nazis y con la policía todos los días menos en el No Border Camp. Nada más desembarcar en suelo griego la policía nos estaba esperando, cobraron su mordida y nos escoltaron hasta la universidad Aristóteles de Tesalónica. En todas las acciones y manifestaciones actuaron como perros del sistema haciendo su trabajo de control y contención. Quizá lo único destacable fue la mani al centro CIE en Xanthi, pero bueno, volaron unas piedras y unos botes de humo, nada más, como muestra de fuerzas y poder.

En Grecia, las manifestaciones son una otra historia, allá se va con máscaras antigás y unos buenos palos, la lucha, si se da, es cuerpo a cuerpo y no se les muestra miedo ni se les rinde pleitesía a la policía. A pesar de que las medidas represivas son más duras que las que podamos sufrir en el Estado español.

Una delegación se desplazó a la embajada Española en Atenas para reunirse con el embajador, trasladarle las preocupaciones y reivindicaciones de la Caravana ¿Cuál fue el recibimiento de la embajada?

Lo de la embajada española en Atenas fue una auténtica vergüenza. Antes y durante el viaje no nos quisieron recibir, ya estando en Tesalónica contestaron que si nos recibían, pero no el embajador, que estaba de vacaciones, sino el cónsul Juan Sáenz de Heredia. Se desplazó a Atenas una delegación de la caravana para entrevistarse y hacerle llegar nuestras demandas y denuncia. La entrevista fue patética. Un cónsul totalmente acojonado y superado por la situación. Un cónsul al que le daba igual todo y no atendía a nada. No dejaron entrar a la delegación en la embajada y los pocos minutos que duró fue en la calle, en suelo griego. Hay un video muy bueno realizado por los compañeros de TM-EX, donde se ve perfectamente lo que cuento.

¿Ha servido este viaje para plantar la semilla para futuras acciones?

La valoración de la caravana a Grecia es de objetivo cumplido, en cuanto a visibilizar esta tragedia cuando los medios del capital la silencian. En verano, cuando todo el mundo está de vacaciones, menos las personas migrantes y refugiadas en busca de asilo, hemos decidido ir al campo de concentración a cielo abierto y hemos ido a denunciar lo que pasa en las fronteras, a solidarizarnos con nuestros hermanos y hermanas refugiadas.

La política migratoria europea, al igual que otras muchas políticas, ha virado estrepitosamente hacia la derecha. Y, lo más preocupante, para los partidos de izquierdas es un asunto de segundo orden. El populismo xenófobo gana adeptos día a día y el eje de su discurso ultranacionalista descansa sobre las fronteras.

Las fronteras hacen una clasificación que rompe con el espíritu universal de los derechos humanos, el mensaje es claro; de acá para abajo no hay derechos, puedo bombardear tu país, despojar a la tierra de sus recursos, dibujar las fronteras a mi antojo y, no habrá consecuencias para mí. Como clase dirigente que decide los designios de este planeta soy intocable.

Las personas se ven obligadas a abandonar sus hogares, la causa fundamental es un modelo de desarrollo que cree en el mantra del crecimiento infinito, en un planeta con recursos ilimitados. Un modelo que se basa en la acumulación incesante y como consecuencia de esa acumulación genera cada vez mayor desigualdad entre las personas. Los que acumulan no dudan en utilizar la violencia para mantener sus privilegios. Con este panorama; más desigualdad, más guerra, más desastres ecológicos, los flujos migratorios se intensificarán y no es aventurado afirmar que lo sucedido en la frontera sur europea es el principio de un drama que nos acompañará en los próximos años.

Caravana a Grecia – Abriendo fronteras, no ha hecho nada más que comenzar, nuestro objetivo es trabajar la frontera sur europea y cada día somos más las personas concienciadas con la causa y la labor a realizar. Como consecuencia de la llamada “crisis de los refugiados” han surgido un sinfín de movimientos ciudadanos y expresiones de solidaridad. Hacía tiempo que no se movilizaba tanto en tan poco tiempo. Dentro de este movimiento podemos situar a Caravana a Grecia.

Desde que regresamos de Grecia no hemos parado, pronto habrá una asamblea nacional donde se decidirá a donde llevar nuestra próxima caravana de solidaridad y denuncia.

Redacción RyN

 

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.