Skip to Navigation

Telefónica en la senda del cementerio

 

Asistimos con pasividad, como por hipnosis, al desmantelamiento de una compañía, la Telefónica, cuyo largo recorrido se exten­dió a lo largo de dos siglos de nuestra reciente his­toria. En nuestros puestos de trabajo, en silencio, vemos como nuestras y nuestros compañeros, uno a uno, se van dando de baja acogiéndose a este tercer y último expediente. compañía los dos años de paro de cada desvincu­lación pues, aunque la ley está aprobada, el regla­mento que lo regulará sigue sin redactarse.

CGT Telefónica Tarragona


Perjudicados también quienes después de más de 20 años en la compañía vemos que, en la mayoría de los casos, nos reducen la actividad, que somos menos personas para defendernos, con más des­contento y menos motivación. Encima nuestra la legislación en materia fiscal y de pensiones es cambiante y de que la oferta no es ninguna panacea si se compara con el dinero que se ganaría de estar en activo hasta la edad de jubilación. Pero sería de mojigatos no reconocer que en la nueva situación no se trabajará (ganarás el pan con el sudor de tu frente) con la certidumbre de que la desaparición de la compañía, tal y como la conocíamos, está cercana.

Pero no está de más recordar que, en lo económico, el máximo perjudicado será el estado y, por tanto, quienes más necesitan de sus servicios. Y será así por el dinero que dejará de recaudar tanto por la hacienda pública (las personas desempleadas reci­birán casi la mitad de la renta durante todos estos años y con una fiscalidad menor) como por las infe­riores cotizaciones a la seguridad social, amén de que todavía no se sabe como compensará nuestra de quienes nos quedamos? ¿No es paradójico que sea la garantía de empleo la que justifique, una vez más, esta situación? Una garantía de empleo par­cial, ya que deja las posibles segregaciones condi­cionadas a nuevos pactos sociales.

Somos sabedores de que será la indignación el úni­co camino posible para la recuperación de nuestros derechos. Y lo sabemos porque en la calle, fuera de nuestra burbuja telefónica, somos ya muchas y muchos los que apostamos por la movilización y no nos quedamos de brazos cruzados frente al escándalo de que el capital quiera que su crisis la paguemos nosotr@s. Por eso, sólo trasladan­do nuestra indignación dentro de nuestro ámbito seremos capaces de plantarle cara a la dirección y a quienes parapetados en las excusas les hacen el caldo gordo.

Salud y Libertad

Tarragona, 27 de Octubre de 2011, Sección Sindical Telefónica TARRAGONA

Dioni Tabbers

Descargas

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.