Skip to Navigation

Operaciones financieras

 

Necesitaba dinero urgente. No era que mi situación económica fuera mala sino algo coyuntural, de poca importancia, 60.000 € que podría devolver en el plazo de un año a razón de 5.500 € mensuales, lo que hacía un total de 66.000 €. El banco no me ponía ninguna pega, pero me hizo la muy razonable proposición de que esa financiación a un año me iba a llevar excesivamente apretadito y que, sin embargo, si lo financiaba a 10 años, me quedaba una cuota para mí muy cómoda de 700 € mensuales y que, además, ese préstamo me permitía hacer una desgravación fiscal de 1.800 € anuales.

Manuel Velasco Valladares, Secretario General de la CGT en Navarra


Eché cuentas: los 700 € anuales durante 10 años suponía que yo desenvolsaba un total de 84.000 € que, restandoles las deduccciones fiscales de 18.000 €, me quedaban en los 66.000 € que hubiera pagado con el préstamo a un año. Ciertamente una propuesta muy razonable que acepté rápidamente.

Demasiado rápidamente. Era verdad que para mí era muy cómoda y no perjudicial para mis intereses, pero realmente el beneficiado era el banco y el perjudicado el erario público. Con mi aceptación lo que había conseguido era el trasvase de 18.000 € de dinero público a la banca privada. Es un trasvase que provocamos frecuentemente, unas veces de forma forzosa, quedando atrapados en el tinglado que nos tienen montado, y otras, buscándolo intencionadamente. Cada uno defendemos nuestros intereses –individuales y normalmente pequeños- y, entre todos defendemos los del mundo financiero. El tinglado está así, y nosotros nos incorporamos a él con facilidad, cuando no con entusiasmo fervoroso.

Podremos decirnos que “esto es lo que hay”, pero no podemos olvidar de que es perverso (para muchas personas y desde hace mucho tiempo terriblemente perverso) y que cada vez se convierte en más crudo. Vendiéndosenos que la economía tiene sus reglas que hay que acatar, venimos admitiendo la economía capitalista, que ha arrasado recursos y generado enormes desigualdades mundiales. Hoy, el centro de ese capitalismo lo constituye la economía financiera, la que provocó, quizás intencionadamente, el inicio de la crisis. Como su papel es tan central hubo que salvar las entidades financieras con dinero público, nuestro dinero, dado gratis. Los estados se empobrecieron, las entidades financieras, ahora mercados, se enriquecieron y empezaron su acoso a lo público, comprando deuda pública al interés que marcan, provocando la bancarrota de lo público, exigiendo la privatización de todo lo público, el deterioro de las condiciones laborales y salariales, y el desmantelamiento de todo lo social.

La crisis ya es nuestra y seguirá apretándonos si no somos capaces de hacerle frente y pararla, si no somos capaces de presionar a nuestros gobernantes que, demasiado gustosamente, se someten al dictado de los poderes económicos. Al “esto es lo que hay” tendremos que oponerle nuestro “aquí estamos y tendréis que tenernos en cuenta” en defensa del empleo, de los salarios, del estado de bienestar.

Seguimos viviendo en una sociedad con un nivel de recursos importante, pero con unos niveles de desigualdad escandalosos y crecientes, en beneficio de una minoría cada vez más pequeña y en perjuicio de una mayoría cada vez más amplia. Necesitamos impulsar el reparto, así de sencillo o así de difícil. Atender en primer lugar a las necesidades más básicas de quienes más necesitan, caminando hacia sociedades en las que nuestros derechos, esos inherentes a todas la personas, estén garantizados, aun perdiendo en consumos individuales superfluos. Los recursos existen, necesitamos el reparto. Depende de nosotras y nosotros.

En esa línea, CGT Nafarroa llevó a cabo una concentración el pasado día 25, a las 18:30 h, en la Plaza de las Merindades de Iruñea, para reclamar el cese de los recortes y el reparto de los recursos y del trabajo.

Manuel Velasco Valladares, Secretario General de la CGT en Navarra

Air Max 90 LTHR Suede

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.