Skip to Navigation

Escuela Laica de Valladolid responde al consejero de educación de CyL

 

La Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid (ACEL) desea salir al paso de las declaraciones efectuadas por el Consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, en la que culpa a esta Asociación del descenso del número de matriculaciones, que achaca a la polémica sobre la presencia de crucifijos.



En estas declaraciones, Juan José Mateos indica que en el descenso del número de matrículas ha influido el “deseo de normalidad” y que “los padres no quieren problemas”, acusando a ACEL y a algunos padres del colegio Macías Picavea de crear esos problemas y desear judicializar el tema.

Ante estas declaraciones, ACEL quiere manifestar lo siguiente:

• Ni padres ni ACEL, han deseado judicializar el tema. Desde el primer momento se solicitó la retirada de los símbolos por los cauces reglamentarios y aportando una extensa documentación que demostraba que la presencia de dichos símbolos constituía un ataque a derechos fundamentales de las personas y al principio de neutralidad del Estado, reconocidos constitucionalmente. Al no ser atendida la solicitud por parte del colegio, se agotó toda la vía administrativa hasta en tres ocasiones, derivadas de tres solicitudes similares en tres cursos académicos distintos, todas ellas sin éxito. Esa circunstancia, y no otra, es lo que abocó la polémica a la vía judicial, en la que todas las sentencias habidas (juzgado de lo contencioso administrativo nº 2 de Valladolid, Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Tribunal superior de Justicia de Castilla y León) dan la razón al los demandantes al reconocer que se vulnera su libertad de conciencia.

• El descenso del número de matriculaciones bien puede deberse a otras causas muy distintas, que a continuación detallaremos. Lo que sí es cierto es que dos familias con hijos en el colegio se han marchado a raíz de la polémica. Pero no por “no querer problemas”, como dice el consejero, sino por querer crucifijos en las aulas. Y se han marchado a un colegio concertado que los tiene.

• Desde diversos ámbitos del colegio Macías Picavea se nos ha reconocido que desde que un auto judicial obligara a cumplir la sentencia de retirar los símbolos la tranquilidad es la nota característica en el centro.

• Los problemas de crispación que haya podido haber han partido de la dirección del centro. Y no solamente por el tema de los crucifijos. Esta dirección tiene descontenta a toda la comunidad escolar, como se puso de manifiesto con motivo de la reelección del cargo, o en las continuas disputas con otros estamentos de la comunidad escolar por la gestión autoritaria y antidemocrática del centro, con el consentimiento de la Consejería de Educación, que conoce esta situación sobradamente.

• Juan José Mateos trata de descargar en otros su responsabilidad en las verdaderas causas del descenso de matriculación en el colegio Macías Picavea, fruto conjunto de la desatención de la enseñanza pública (derivando millones de euros hacia la enseñanza privada concertada) y la gestión antidemocrática que afecta en concreto al colegio Macías Picavea.

Todo ello se traduce en:

  • A raíz de la implantación del comedor el pasado curso (implantación que no contó con el apoyo de la dirección del centro), la Consejería de Educación suprimió el “programa continuadores”, en virtud del cual los niños cuyos padres/madres no podían recogerlos a las 14:00 podían quedarse durante una hora más, a cargo de monitores. Ello provocó una asamblea de padres/madres en las que incluso se planteó llevar a cabo medidas de presión hacia la consejería.
  • Al igual que en otros colegios, ha desaparecido el programa “tardes en el cole”, que facilitaba la conciliación familiar y laboral permitiendo que los niños permanecieran en el centro entre las 16:00 y las 18:00. Se retrasó el horario fijándose de 18:00 a 19:00, con lo que no cumplía su función y acabó desapareciendo.
  • Cuando se aprobó la implantación de la jornada continua se hizo bajo el compromiso de que se ofertaran y gestionaran actividades extraescolares por las tardes, pero en el colegio Macías Picavea brillan por su ausencia, y pese a que se le ha solicitado reiteradamente a la Consejería nunca ha sido atendido, teniendo que recurrir a empresas privadas para poder tener alguna actividad extraescolar y por supuesto pagándola los padres.
  • Tras aguantar obras muy prolongadas en el tiempo, se construyó un ascensor que sin embargo no puede usarse. ¿Falta algún permiso? El caso es que incluso cuando algún niño ha sufrido problemas físicos de movilidad (esguinces, etc.), han tenido que ser ayudados a subir por las escaleras dos pisos al entrar y salir del centro, y en la hora del recreo quedarse sin salir al patio.
  • En el colegio Macías Picavea no existen iniciativas de calidad, ni proyecto de innovación educativo (la Consejería establece un concurso entre diversos centros, pero el Macías Picavea no participa). Las iniciativas que puedan surgir de algunos profesores son desestimadas.
  • Está a años luz en cuanto a nuevas tecnologías. Por ejemplo en el colegio García Quintana existe el proyecto Amera, en el Macías Picavea, nada.
  • No se ha acogido al programa “aprender con el periódico” (un plan de animación a la lectura).
  • La fiesta de Carnaval, con actuaciones y disfraces, que se venía haciendo todos los años, el curso pasado tuvo que organizarlo el AMPA.
  • No se realizan intercambios con otros países como sí hacen en otros centros.
  • Y por si era poco esta misma semana han aparecido grandes goteras tanto en el pasillo como en algún aula, que obligó a colocar calderos en el suelo para recoger al agua que caía.

Con estos datos, quizás se entiendan mejor las causas del descenso en el número de matriculaciones. Y quizás ahora sí pueda decir el consejero que es por culpa de ACEL, pero en todo caso será por darlos a conocer y denunciar una situación de abandono del centro, y no por la causa de la que nos acusa.

En http://www.cgt-cyl.org/spip.php?article686

Men's Air Jordan 11 Low 'Light Bone' [CD6846-002]

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.