Skip to Navigation

El papel de Correos como transmisor del COVID-19

 

A día de hoy, los datos de contagios y/o probables positivos en Correos son claramente relevantes elevándose por encima de 800 a nivel nacional, según los datos facilitados por la propia empresa, convirtiéndose en la segunda profesión con más casos, por detrás del personal sanitario, y con una probabilidad de contagio siete veces mayor a la de cualquier ciudadano.

CGT-Correos Zaragoza


Los equipos de protección llegaron con un retraso de 7-10 días, y durante

este tiempo Correos obligó a los trabajadores a repartir desprotegidos,

bajo las amenazas directas de expediente y sanción, arriesgando su salud y

la de todos los ciudadanos por anteponer los intereses empresariales a los

principios básicos de Salud Pública.

Actualmente las medidas de protección en cuanto a cuarentenas y

protocolos de limpieza siguen siendo insuficientes, sin contemplarse ni la

ventilación de los locales ni la desinfección de espacios y equipos

comunes. El papel de Correos en cuanto a la difusión del virus a nivel

nacional no ha sido reconocido ni evaluado a lo largo de estas semanas.

¿Por qué no se ha puesto Correos al servicio del Estado y ha mantenido

su actividad prácticamente como si no pasara nada?

Los primeros días tras decretarse el estado de alarma se seguían

repartiendo los mismos productos que a lo largo del año, es decir, cartas

de entidades bancarias, de compañías eléctricas, paquetería urgente de

Amazon u otros clientes de venta online, etc. No existía ningún criterio

establecido en cuanto a las prioridades de los envíos para los ciudadanos.

La empresa desde el principio ha tenido un objetivo claro: No parar en

ningún momento y trabajar el mayor número de productos posibles

aumentando de este modo exponencialmente el riesgo de transmisión a

todos los ciudadanos. Correos no ha sabido ni querido identificar las

necesidades de la sociedad a tiempo evitando definir cuál era el servicio

esencial que debía prestar en estos momentos.

Tras el recrudecimiento de las medidas de confinamiento del pasado 29

de marzo que conllevaba el cese de toda actividad no esencial, el Real

Decreto que catalogaba cuáles sí lo son, establecía la labor de los carteros

como tal al definir la prestación del Servicio Postal Universal como

esencial para la ciudadanía.

La problemática continúa ya que dicho Real Decreto no determinaba los

contenidos necesarios para el ciudadano, sino los productos que Correos

iba a trabajar. De este modo seguía figurando como servicio esencial el

reparto de cartas de entidades bancarias y eléctricas, otras que presentan

facturas en su interior o la paquetería no prioritaria procedente de China;

y además se agravaba la situación debido al aumento de productos a

repartir ya que se añadieron periódicos, suscripciones a revistas y

notificaciones (muchas fuera de plazo administrativo) de procesos

paralizados al decretarse el Estado de Alarma.

Correos y la venta online

El Gobierno igualmente considera esencial la venta online en el Real

Decreto sin determinar el contenido ni definir restricciones para las

páginas web. Mientras, Correos espera poder ampararse a este Real

Decreto para volver a repartir la paquetería urgente que de momento ha

dejado de llevar, ya que es un volumen de negocio que ve como se le

escapa de las manos estos días.

La prestación del servicio sigue suponiendo un grave riesgo de contagio

para toda la sociedad, porque todos esos envíos los tiene que transportar

alguien y llevarlos hasta las puertas de las casas, o generan un aviso en el

buzón de los ciudadanos favoreciendo la rotura del confinamiento para

acudir a las oficinas a recoger estos envíos antes de que caduquen y sean

devueltos al remitente, lo cual podría tener una fácil solución alargando

los plazos habituales.

Correos y los medios de comunicación

Correos desde el principio ha intentado lavar su imagen trasladando a los

medios su campaña de reparto de comida a los médicos de los hospitales

desde marzo y alimentos a mayores de 65 años a través de voluntarios a

partir del 16 de abril. El reparto de medicamentos sigue sin estar definido

ni puesto en marcha por la empresa a día de hoy y el reparto de

mascarillas suministradas por el gobierno para los transportistas de

empresas distribuidoras, iniciado la semana pasada, es la única iniciativa

que a día de hoy se lleva a cabo dentro de la jornada laboral .

Mientras, desde CGT se inició una campaña de denuncia en los medios de

comunicación de la insuficiencia de medidas tomadas que fue objeto de

censura, y en paralelo Correos potenciaba su campaña en prensa escrita,

televisión y redes de nuevo.

Hablar de Correos en el contexto de la situación que estamos atravesando

no puede hacerse de manera fragmentada y debe ser entendido desde el

conjunto del funcionamiento de la empresa. Correos posee una red de

comunicación esencial para la conexión y cohesión del país, pensada para

llevar cualquier envío de punta a punta de España en un plazo de tres días.

Un servicio público necesario para la ciudadanía cuando se le dota del

contenido adecuado en una situación de alarma como la que estamos

viviendo.

La estructura de esta red tiene a Madrid como pieza clave por donde

pasan los envíos nacionales e internacionales para todo el país. La

dramática situación que está viviendo la capital estas semanas determina

el riesgo que juega la empresa pública y todos sus trabajadores dentro del

control epidemiológico a nivel estatal.

Desde aquí apelamos al Presidente de Correos y al Gobierno a que realice una gestión responsable de nuestra empresa que se adecue a las necesidades de la sociedad, velando por la salud de sus trabajadores y del conjunto de la población.

CGT-Correos Zaragoza

Zaragoza, 16 de abril de 2020

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.