Skip to Navigation

El acto de conciliación previo y sin acuerdo en SARGA fuerza la huelga de sus plantillas contra la explotación y la precariedad

 

CGT califica el acto previo de conciliación de “teatro” donde ha quedado claro que la dirección de la empresa no tiene voluntad de negociar nada

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT


Las plantillas de Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental (SARGA) han anunciado que continuarán adelante con la convocatoria de huelga para este viernes, tras no lograrse un acuerdo entre la empresa y las personas trabajadoras de la misma en la reunión en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) celebrada el 21 de mayo.

La Confederación General del Trabajo (CGT) rechazó una primera propuesta de negociación, planteada por otras organizaciones sindicales en esta reunión, por entender que era totalmente insuficiente ya que dejaba sin resolver numerosas problemáticas planteadas por las plantillas de profesionales.

Para los anarcosindicalistas de CGT hay 27 reivindicaciones incuestionables que deben ser asumidas por la empresa antes de anunciar una desconvocatoria de huelga, que pasan por garantizar la estabilidad de las personas trabajadoras, el fin de la precariedad laboral en la empresa, mejoras salariales, respeto de los turnos de trabajo y de descanso, la creación de una Relación de Puestos de Trabajo nueva, la elaboración de un Plan de Igualdad, la regularización de los contratos en fraude de ley, la evaluación de la peligrosidad, penosidad y toxicidad de las labores desarrolladas por los profesionales de SARGA o la implantación de la categoría de “Bombero Forestal” entre otras.

Desde la CGT también se ha señalado que en dicha reunión se pactaron por unanimidad unos servicios mínimos muy coherentes para la jornada de huelga del 24 de mayo, que la empresa rechazó de inmediato demostrándose una vez más la actitud de la dirección ante la negociación con la parte social.

Por otro lado, los anarcosindicalistas también han hecho hincapié en un comunicado en la información aportada por el Jefe de Operaciones, Alfonso Bordonaba, quien explicó en términos económicos las razones por las que la empresa considera que, manteniendo el tiempo de contratación del colectivo más damnificado de la empresa -los puestos fijos de vigilancia que trabajan de media 3,5 meses- el recorte se efectuaría sobre las cuadrillas terrestres y autobombas, que trabajarán 8 meses de media en las mismas condiciones de precariedad. Según este responsable de la empresa, “han aparecido” otros 600.000 euros de deuda que se sumarían a los ya conocidos 1.100.000 euros que se camuflaron bajo un “inventario de maquinaria y EPI”

CGT realiza un llamamiento a toda la sociedad para que apoye la lucha de estos profesionales en huelga por unas condiciones laborales dignas y en defensa de un servicio esencial público y de calidad para la ciudadanía.

Gabinete de prensa del Comité Confederal de la CGT

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.