Skip to Navigation

CGT pide la dimisión del delegado de Educación Juan Luis Belizón

 

La Delegación pretende cerrar unidades en las escuelas públicas al menos de San Fernando y Cádiz (Erytheia, Ardila, Tofiño , Institución Provincial…)

Como advertimos la renovación de la práctica totalidad de conciertos con la privada vuelve a suponer cierres en la escuela pública, demostrando la pésima planificación de la Delegación de Educación.

El Delegado incumple una vez más su palabra ya que se había comprometido a no cerrar ninguna unidad pública.

Sindicato de Enseñanza de CGT de Cádiz


Desde CGT consideramos gravísima la noticia publicada hoy de que la Delegación Territorial de Educación de la Junta va a cerrar tres unidades de infantil de tres años en los colegios públicos Erytheia, Ardila y Tofiño de San Fernando y de que eso mismo estaría haciéndose en otras ciudades, como el caso de Cádiz capital donde la Delegación va a dejar a la Institución Provincial con una sola unidad para todo el alumnado de infantil (3, 4 u 5 años) lo que podría suponer el cierre de dicho centro en poco tiempo. 

Estamos ante un verdadero mazazo a la escuela pública causado por la nefasta planificación educativa de la Delegación de Educación y del Delegado Juan Luis Belizón a la cabeza.

Exigimos al Delegado Juan Luis Belizón que dé explicaciones públicas y la rectificación inmediata y no se cierre ni una sola unidad en los centros públicos tal y como se ha comprometido públicamente.

De no ser así entendemos que la situación  es incompatible con su mantenimiento en el cargo de Delegado de Educación, en primer lugar porque se demuestra que ha mentido cuando se ha comprometido públicamente a no cerrar ninguna unidad pública este curso, pero sobre todo porque es su pésima planificación la causante de este problema, ya que acaba de renovar la práctica totalidad de conciertos con los centros privados en una situación de baja natalidad donde la oferta educativa está muy por encima de la demanda real.

Hace unos meses ya advertimos que el mantenimiento de la política de escolarización de la Delegación de Educación de Cádiz y de la Junta de Andalucía era la crónica de la muerte anunciada de la escuela pública de la ciudad de Cádiz y el avance de la privatización en el resto de ciudades de la provincia.

Los datos son ya escandalosos en la etapa de infantil no han parado de crecer las unidades concertadas con la escuela privada en los últimos años, mientras se cierran en los coles públicos. El dato provincial es abrumador: el curso 2006-2007 las unidades de infantil de la privada concertada eran 198 y el curso actual son ¡¡¡ 336 !!!. Por el contrario la pública tenía 1400 unidades de infantil y este curso tiene solo 1312.

Advertimos hace tiempo que el comienzo de 2017 era un momento clave para la escuela pública ya que se decidía la renovación, o no, de las unidades concertadas con centros privados y que era el momento de redimensionar la red privada concertada acorde a la nueva realidad de descenso demográfico producido por la crisis económica. El blindaje de facto de las unidades concertadas a los centros privados había hecho que toda la reducción de unidades, debidas al descenso de la natalidad, se había hecho exclusivamente en los centros públicos, hecho que ponía en peligro la viabilidad de muchos de estos centros.

En efecto, parece que como advertimos el actual proceso de escolarización va a suponer de nuevo una amenaza para  los centros públicos. San Fernando y veremos si también otras localidades empiezan a deslizarse por la misma senda que ha llevado a la ciudad de Cádiz a que la escuela pública ya sea un mero complemento subsidiario de  la privada concertada

La Institución Provincial podría sumarse a la larga lista de cierres de centros públicos de la ciudad de Cádiz donde han cerrado siete centros educativos públicos en los últimos años: el Colegio Bartolomé Esteban Murillo (Capuchinos), el colegio José León de Carranza, en el barrio de Puntales, el colegio Eduardo Benot en el Barrio de la Paz, el colegio Jaime Balmes en la calle Arbolí, el colegio Carmen Jiménez en San Severiano, el Manuel de Falla del barrio de La Laguna y el IES la Paz en el barrio que le da nombre.

Además la mayoría de colegios públicos que subsisten en la ciudad están reducidos a su mínima expresión con una sola línea, estando infrautilizadas sus instalaciones.

En la actualidad los datos de escolarización de la ciudad de Cádiz son ya escandalosos, con una clara preponderancia de la red privada, quedando la red pública como meramente subsidiaria de esta. El curso actual en infantil de tres años el porcentaje de alumnado matriculado en la privada concertada es del 65,27%, lo que marca una tendencia imparable de retroceso de la escuela pública que ya matricula solo al 37,95 %, en infantil, al 41,8 en primaria, el 39,33 en secundaria e incluso en bachillerato, a pesar de no ser obligatoria, ya están matriculados en la privada el 27% del alumnado. La presencia de la privada en la FP también es abrumadora en la ciudad, con ciclos que incluso solo se ofertan en la privada y no en la pública.

El curso actual se ofertaron 1085 plazas de infantil de tres años, para una demanda de solo 834 alumnos , esto supone un despilfarro de fondos públicos y convierte el periodo de escolarización en una subasta de plazas, amenazando la viabilidad de los centros que no consiguen suficiente demanda.

Este sobredimensionamiento de la escuela privada concertada supone un verdadero despilfarro de dinero público. Solo en la ciudad de Cádiz suprimir los conciertos de unidades superfluas por innecesarias (ya que hay plazas suficientes en los centros públicos) a los centros privados supondría el ahorro de un millón de euros solo en la etapa de infantil, ante la duplicidad de oferta innecesaria, hurtando un dinero que sería esencial para mejorar el sistema educativo de la ciudad. Con tan solo ocupar las plazas libres en el segundo ciclo de infantil (de 3 a 5 años) disponibles en los centros públicos de la ciudad se ahorraría 786.408 euros.

Consideramos que el Delegado de Educación en Cádiz de la Junta de Andalucía, Juan Luis Belizón, es el principal responsable de esta situación, al haber contribuido decisivamente a la renovación de la práctica totalidad de los conciertos con centros privados, sin tener en cuenta la bajada de natalidad de los últimos años.  Por ello le exigimos que, como se ha comprometido públicamente, no cierre ninguna unidad de los centros públicos. El proceso de escolarización tiene mecanismos suficientes para ello, reubicando en los centros que hayan recibido menos pre-inscripciones aquellos alumnos y alumnas de no hayan obtenido plaza en el centro elegido como primera opción.

Llamamos a toda la comunidad educativa de la escuela pública y a la sociedad en general a movilizarse y exigir el mantenimiento de todas las unidades públicas de la provincia.

Contacto para más información:

Ignacio Casado Galván

Comentarios

Los comentarios anónimos están moderados, por lo que no se garantiza su publicación, sólo los usuarios registrados podrán comentar sin moderación.
La redacción del Rojo y Negro no se hace responsable de los comentarios vertidos, al tiempo que se reserva la eliminación de los comentarios de carácter sexista, racista, autoritario, o arbitrariamente insultantes hace personas concretas, así como el bloqueo del usuario que de forma reiterada no respete estos límites.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.